Recursos sanitarios en zonas rurales La medicina en el ámbito rural: Una asignatura pendiente

  • La dispersión geográfica y la falta de atractivo de los contratos ponen en duda la elección de estas zonas

La medicina en el ámbito rural: Una asignatura pendiente La medicina en el ámbito rural: Una asignatura pendiente

La medicina en el ámbito rural: Una asignatura pendiente / Redacción (ALMERÍA)

Fonendo, glucómetro, termómetro, aparato de la tensión, saturómetro, linterna y depresor. Todo preparado en el maletín, para coger el coche y comenzar la jornada laboral por los pueblos de la zona. Primero al consultorio de la barriada, y posteriormente a los domicilios con pacientes que no se pueden desplazar hasta el centro sanitario correspondiente.

Algo que tiende a ser más frecuente ya que el paciente de las zonas rurales es cada vez más mayor y con enfermedades crónicas. La medicina en las zonas rurales de la provincia de Almería es sin duda una asignatura pendiente para la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

Y es que, tal y como indica la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, (Semergen), en las zonas rurales debe de haber al menos un médico por cada 1.000 pacientes, una cifra que queda muy lejos de la realidad y los galenos tienen que multiplicarse por siete en las denominadas zonas de difícil cobertura y zonas rurales siendo la ratio actual en la provincia de Almería de un facultativo por cada 1.500 habitantes. Pacientes que además por su perfil requieren de más y mejores recursos por cuestiones de cronicidad y envejecimiento.

La ratio actual en la provincia de Almería de un facultativo por cada 1.500 habitantes

Las visitas domiciliarias son la tónica habitual, en las que se atienden a pacientes con más debilidades, así como a sus familiares. Una tarea sin duda vocacional que en este momento es considerada por los profesionales como una profesión sin salida y sin incentivos para los médicos que dedican su vida a los pacientes de los pueblos más pequeños de la geografía almeriense. Los propios profesionales inciden en este asunto, “son necesarios los incentivos económicos y de otro tipo para hacer estas plazas más atractivas”.

“ Hay que premiar los baremos a los médicos que elijan estas zonas de difícil cobertura y ofrecerles días de permiso para poder moverse ya que se trata de centros alejados”. “Es necesario un presupuesto sanitario realista acorde con las necesidades asistenciales en el ámbito rural donde se contemplan los factores de dispersión geográfica, aislamiento y penosidad de los pacientes con los que se trabaja a diario”. En estas zonas además se hacen guardias de atención continuada con trabajo de tarde y noche.

La falta de atractivo de los contratos y el poco reconocimiento de la Administración, junto con la dispersión geográfica en los diferentes distritos sanitarios, son los principales problemas que se presentan en estas zonas. Y sobre este último asunto cabe recordar que el pasado mes de noviembre el Servicio Andaluz de Salud (SAS) publicaba el mapa de los puestos de difícil cobertura en Atención Primaria para la categoría de médico de familia, en un total de 61 zonas básicas de salud de las ocho provincias andaluzas, de las que nueve son de la provincia: Mármol, Los Vélez, Cuevas del Almanzora, Serón, Alto Andarax, Berja, Níjar, Río Nacimiento y Tabernas.

10DistritoSanitarioALM 10DistritoSanitarioALM

10DistritoSanitarioALM / Departamento de Infografía (ALMERÍA)

A estas, y tal y como han denunciado en reiteradas ocasiones desde el Sindicato Médico de Almería, (Simeal), habría que añadir Carboneras y Sorbas. Sobre esta última zona, que corresponde al Distrito Sanitario Almería, cabe detallar que cuenta con un centro de salud en el citado municipio y con un equipo de atención urgente para los municipios de Lubrín, Lucainena de las Torres y Uleila del Campo, así como para Benizalón y las pedanías deCariatiz (Los Alías); El Chive; El Marchal; El Pilar; El Pocico; El Saetí; Fuente de la Higuera; Gafarillos; La Huelga; La Mela; Polopos; Rambla Aljibe y Rambla Honda , cuando debería de contar con al menos dos, y estar incluida entre las zonas de difícil cobertura.

Nueve zonas con puestos de difícil cobertura en la provincia: Mármol, Los Vélez, Cuevas del Almanzora, Serón, Alto Andarax, Berja, Níjar, Río Nacimiento y Tabernas.

Coincidiendo con la publicación del mapa de los puestos de difícil cobertura en Atención Primaria para la categoría de médico de familia, el Servicio Andaluz de Salud (SAS), anunció que a estos puestos se aplicaría una batería de mejoras laborales, aprobadas en Mesa Sectorial, para incentivar a los profesionales sanitarios que permanecen en estas plazas.

Esta iniciativa pretende reconocer la labor de los galenos que elijan trabajar en zonas rurales o remotas y garantizar la presencia y estabilización en estos puestos. Las mejoras laborales que se aplicarán a estos puestos de difícil cobertura se plantean en distintos ámbitos: acceso a la formación continuada, reconocimiento, desarrollo profesional y mejoras retributivas asociadas al complemento de carrera o mejoras en los procesos de movilidad voluntaria y selección de personal.

De esta forma, se incorporan en los procesos de selección de personal medidas que promuevan el acceso y permanencia en puestos de difícil cobertura. Para las convocatorias de Ofertas Públicas de Empleo de personal fijo y procesos selectivos de carácter temporal, se incluye en los baremos de méritos una puntuación específica y adicional.

El SAS barema adicionalmente los meses trabajados en estos puestos de difícil cobertura

Esta última tiene un peso máximo del 20 % en el apartado de experiencia profesional. En este sentido, ya se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la Resolución por la que se modificaron los baremos en los sistemas de selección de personal temporal y que viene a baremar adicionalmente los meses trabajados en estos puestos de difícil cobertura y también se recogió en el Decreto 209/2018, de 20 de noviembre, por el que se aprobaba la Oferta de Empleo Público para el año 2018 de los centros sanitarios del Servicio Andaluz de Salud.

En las ofertas de destino de los procesos selectivos de personal fijo, se incluyen, según el anuncio del SAS, las vacantes existentes en puestos de difícil cobertura y, en aquellos puestos de trabajo considerados de difícil cobertura, el personal con nombramiento de larga duración podrá pasar a situación de disponible en bolsa para recibir otra oferta de larga duración cuando hayan transcurrido al menos dos años desde su nombramiento (la regla común es de cuatro años).

La solicitud de una localidad donde existan puestos de difícil cobertura de esa especialidad y, en su caso categoría, no estará sometida a limitación temporal alguna. Además, los profesionales en estos puestos, y que deseen voluntariamente prolongar la permanencia en SAS una vez cumplida la edad de jubilación, podrán optar a ello y tendrán la opción de solicitar jornada reducida.

De otro lado, se han modificado los procesos de selección de personal temporal para que los profesionales que están cursando la formación especializada (EIR) puedan inscribirse en las bolsas de empleo temporal antes del cierre de la fecha de corte del año anterior a la finalización del periodo de residencia. La activación de solicitud quedará en todo caso condicionada a que finalice la formación.

El SAS pretende promover la vinculación y permanencia en puestos y centros de difícil cobertura, así como la incorporación inmediata de profesionales a los procesos de selección temporal en estos centros.

Al inicio del último año de residencia, la Dirección General de Profesionales informará a los residentes de las oportunidades de trabajo en la sanidad pública andaluza. Con todas estas medidas anunciadas en noviembre, el SAS pretende promover la vinculación y permanencia en puestos y centros de difícil cobertura, así como la incorporación inmediata de profesionales a los procesos de selección temporal en estos centros.

Respecto a los procesos de movilidad voluntaria, se incentivará la permanencia de profesionales sanitarios de las categorías más demandadas en los centros sanitarios que presentan mayores dificultades para su cobertura, reconociéndose adicionalmente al menos el 50 % de la valoración por mes de servicios prestados con un límite de 30 puntos por la permanencia ininterrumpida en el último puesto fijo que hubiera ocupado efectivamente.

Este incentivo caducará cuando se produzca el cambio de destino. La Dirección General de Profesionales mantendrá actualizado, al menos una vez al año, la relación de puestos de difícil cobertura con el objetivo de contar con mecanismos ágiles de identificación de los mismos, pudiendo establecerse además una declaración provisional si las circunstancias así lo determinan.

Este registro será público a través de la web del SAS. No obstante, y a pesar de las buenas intenciones anunciadas por el anterior Gobierno de la Junta, parece que la situación no ha terminado de consolidarse en estas zonas rurales y los profesionales demandan nuevas medidas a la Administración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios