España

El Gobierno prioriza a Podemos aunque se abre a otros pactos

  • Celaá dice que la formación morada es el "acompañante preferente" del PSOE para esta legislatura, aunque está abierto a "trabajar líneas diferentes"

  • Iglesias reclama "coherencia"

Perfil de Pablo Iglesias Perfil de Pablo Iglesias

Perfil de Pablo Iglesias / EFE

El Gobierno mantiene a Unidas Podemos como "acompañante preferente" del PSOE para esta legislatura, pero reconoce que, al no sumar entre ambos una mayoría suficiente para la investidura, está abierto a "trabajar líneas diferentes".

En la rueda de prensa después del primer Consejo de Ministros tras las elecciones del pasado domingo, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, avanzó ayer que el PSOE "se abre a todas las fuerzas del hemiciclo" para conseguir "acuerdos que sirvan a la estabilidad de las instituciones".

Celaá, eso sí, ve siempre en esos acuerdos a Unidas Podemos pese a la advertencia lanzada por su líder Pablo Iglesias, que vincula el apoyo de su grupo a la investidura a su entrada en el Gobierno.

En respuesta a Iglesias, la portavoz del Gobierno apuntó la posibilidad de que entren en el Gabinete "personas independientes", incluso si están "designadas por otras fuerzas", pero hizo hincapié en que esto "no puede considerarse un Gobierno de coalición".

En cualquier caso, Celaá consideró "lamentable" que se pueda instalar en la opinión pública la idea de que España necesita una repetición electoral porque, a su juicio, los resultados de los comicios de abril fueron "suficientemente inequívocos".

En paralelo, el "socio preferente" del Ejecutivo socialista, Pablo Iglesias, pedía al PSOE "coherencia" a la hora de plantear alianzas poselectorales.

Iglesias advirtió de que "decir una cosa en campaña y hacer otra" perjudica la estabilidad, e insistió en su propósito de formar parte del Gobierno para impulsar políticas sociales "desde dentro".

"Es poco entendible presentarte a unas elecciones con un programa progresista y después querer llegar a acuerdos de gobierno con quien no tiene un programa progresista, sino prácticamente lo contrario", alertó el líder de Podemos en referencia a la posibilidad de un acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos.

El líder de IU, Alberto Garzón, se abre por su parte a un acuerdo de programa con el PSOE sin entrar en el Gobierno y apuesta por "todas las posibilidades".

IU abre de esta manera una opción más y se desmarca de la exigencia de Iglesias de entrar en Gobierno de coalición sí o sí.

"No depende solo de nosotros. Vamos a ir con nuestro programa y a partir de ahí vamos a ver todas las opciones", agregó el martes el coordinador federal de IU, que se declaró abierto a cualquier posibilidad.

Garzón recordó que la máxima de su organización es "programa, programa y programa".

Iglesias también repite ese mismo lema, pero desde el 28-A ha puesto todos sus esfuerzos en intentar entrar en un Ejecutivo con el PSOE para paliar su debacle en las urnas.

El rey Felipe VI no ha programado por su parte ningún acto la próxima semana a la espera de que se pueda celebrar la ronda de consultas con los dirigentes de los partidos que han obtenido escaño para la investidura de un presidente del Gobierno.

En la agenda de la Familia Real distribuida por el Palacio de la Zarzuela, don Felipe tiene despejada toda la semana ante la posibilidad de que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, le lleve la lista de los representantes de las formaciones políticas, como paso previo a que el Monarca fije los turnos de las reuniones.

La convocatoria de la ronda está pendiente de que el Tribunal Supremo resuelva la petición que el diputado de JxCat Jordi Sànchez le ha hecho para que pueda salir de prisión y acudir a Zarzuela a verse con el Rey.

Lo más probable es que el Supremo responda a la petición de Sànchez el próximo lunes, según han apuntado fuentes jurídicas, si bien no lo han confirmado por la complejidad del asunto.

Batet aseguró el jueves que a la ronda con el Rey sólo pueden acudir personas que "estén materialmente en condiciones de poder asistir" y añadió que "parece" que el dirigente de JxCat no lo estaría por encontrarse en prisión preventiva como procesado en el juicio del "procés".

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, señaló ayer que es "muy posible" que la ronda con el jefe del Estado sea la semana próxima, mientras que la investidura se prevé para la primera o segunda semana de julio.

Pedro Sánchez cumple hoy un año como presidente del Gobierno tras triunfar la moción de censura contra Mariano Rajoy; 365 días marcados por la crisis territorial catalana, las múltiples citas electorales y el surgimiento de una política de bloques a la izquierda y a la derecha del tablero político.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios