España

Sánchez aprueba este martes la subida del 2% del sueldo de los funcionarios

  • El jefe del Ejecutivo anuncia que se reunirá con Quim Torra la primera semana de febrero en Barcelona

  • Será el inicio de una ronda del socialista con los presidentes de las demás comunidades

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / Chema Moya / Efe

Cataluña y la economía, casi a partes iguales, con algún sopapo al PP y a Vox. Fueron los temas fundamentales que abordó esta noche Pedro Sánchez en su primera entrevista tras ser elegido presidente del Gobierno. Anunció en RTVE una excelente noticia para los funcionarios mientras contestaba a una cuestión sobre la ex ministra de Justicia Dolores Delgado: "En el Consejo de Ministros –que se celebra mañana– vamos a cumplir el acuerdo que firmamos y subiremos el sueldo a los empleados públicos un 2%, más de 2,5 millones de españoles se beneficiarán de esta medida", apuntó Sánchez antes de zanjar que "eso incomoda a la derecha".

Deben de salirle las cuentas al nuevo Ejecutivo de coalición de PSOE y Podemos, pero no teme las dudas de la Unión Europea al respecto del gasto público. "Necesitábamos un Gobierno para salir de la parálisis, para revalorizar las pensiones y subir el sueldo a los funcionarios. A partir de ahí queremos que antes de que finalice el verano tengamos aprobados los Presupuestos Generales delEstado tras cinco años prorrogados", sostuvo el jefe del Ejecutivo sin entrar a valorar la incertidumbre o el tirón de orejas que puede llegar de Bruselas.

A propósito del independentismo, Sánchez echó mano del diálogo para arreglar el "conflicto catalán", aunque también criticó a los secesionistas y los instó a un cambio de actitud. "El independentismo tiene que hacer autocrítica desde 2017 a esta parte. Hasta el mayor de los Mossos ha dicho que la unilateralidad era una irresponsabilidad del Govern".

En cualquier caso, adelantó que se reunirá con Quim Torra, presidente de la Generalitat, en "la primera semana de febrero" para ir acercando posiciones entre los dos ejecutivos. "Han pedido ellos que sea ante que la mesa bilateral entre los dos gobiernos", subrayó el presidente, quien enmarca esta cita con Torra en el "diálogo territorial" que quiere "abordar con todos los presidentes autonómicos en sus comunidades. Seré yo quien vaya a verlos para hablar de los problemas reales".

De no coger el teléfono a Torra ha pasado Sánchez a cerrar una fecha para citarse. ¿Qué ha cambiado para este volantazo? "Después de las tensiones sociales en las calles de Barcelona tras la sentencia del 14 de octubre está todo más calmado y hemos acordado la necesidad de activar una comisión bilateral, que es constitucional, para resolver este conflicto político".

Sánchez no ocultó que son "muy conscientes de las hondas diferencias porque ellos quieren la autodeterminación y nosotros el autogobierno, pero yo represento a un partido que defiende el Estado de las Autonomías. Estos 40 años nos han traído cohesión territorial y progreso".

No obstante, recalcó sobre la posibilidad de que los catalanes voten es positiva porque vendría dado "sobre un acuerdo y sería muy buena noticia que lo hubiera porque habría solución". Pero evitó hablar de autodeterminación y puso el ejemplo de Escocia: "Es una votación sobre un acuerdo, no sobre que nos divida más. El independentismo mira a Escocia y allí la líder del SNP ha dicho que jamás emprenderían la vía unilateral. Proponemos la votación de un acuerdo para unir a los catalanes, es la labor de la política".

"Aquí no hay ‘pin parental’ que valga, es un problema inventado por la derecha”, critica el presidente

A propósito de desjudicializar la política, apartó del debate la inmunidad de los políticos presos porque "si yo no hiciera cumplir la ley estaría prevaricando", pero recordó que "los políticos no podemos escondernos detrás del Tribunal Supremo. Reconozcamos que ha habido un fracaso de la político en Cataluña, y por eso hay que abrir un espacio de diálogo y consenso". Dijo Sánchez que le gustaría que "no hubiera un referéndum ilegal porque los independentistas fracturaron a la sociedad en 2017".

Echó flores al currículum de Dolores Delgado y atacó al Partido Popular por su mal perder electoral:"Lo de la Fiscalía es un debate artificial, pero cuando gobierna el PSOE, con González, Zapatero o conmigo hay crispación y bronca porque la derecha no asume la derrota electoral".

Otro tema candente de los últimos días, el pin parental, también lo entiende Sánchez como un "problema inventado". "El consejero de Educación de Madrid dice que ha habido cero denuncias y una sola queja por escrito. Aquí no hay pin que valga. Más de 20 años lleva el PP gobernando en Murcia y no se hablado del veto parental. Ocurre porque manda el PSOE y además la ultraderecha propone conflicto y arrastra a la derecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios