Elecciones

Los barones del PP centran a Pablo Casado

  • El líder de los populares carga contra Ciudadanos y Vox, y los tilda de "socialdemócratas" y "ultraderecha"

  • Aparta a Maroto de la dirección electoral y estrena lema de las municipales: "Centrados en el futuro"

  • Juanma Moreno sostiene que se puede poner un pie en la derecha o en la izquierda, pero "uno siempre debe estar en el centro"

pablo Casado, en la rueda de prensa de después de reunir a la comité ejcutivo nacional. pablo Casado, en la rueda de prensa de después de reunir a la comité ejcutivo nacional.

pablo Casado, en la rueda de prensa de después de reunir a la comité ejcutivo nacional. / EFE

Comentarios 21

Los barones territoriales del PP han centrado a Pablo Casado. Después de una reunión del comité ejecutivo nacional, el líder de los populares ha cargado contra quienes iban a ser sus socios en el Gobierno si los resultados del pasado domingo le hubiesen ido bien. Lo de las tres derechas es mentira, ha asegurado Casado, porque de "centro derecha" sólo es el PP, lo demás o es "ultraderecha" en referencia Vox o son los "socialdemócratas" de Ciudadanos. Después de escuchar las críticas de casi todos los barones territoriales sobre la derechización a la que ha llevado al partido en la última campaña electoral, Casado ha reivindicado el centro y ha lanzado una dura crítica contra el candidato de Vox, Santiago Abascal, de quien ha dicho que vivía de "chiringuitos y mamandurrias hasta anteayer".

Juanma Moreno y Feijóo

José María Aznar invirtió ocho años en centrar al PP. Casado ha tardado un día. El lunes después del domingo electoral no se celebró la reunión para analizar unos resultados que han dejado al grupo parlamentario en el Congreso en 66 escaños. Los presidentes autonómicos más moderados, el andaluz Juanma Moreno y el gallego Alberto Núñez Feijóo, habían manifestado a lo largo de la mañana que el partido no debió dejar el centro. Núñez Feijóo, que no ha asistido a la reunión porque tenía sesión de control, aseguró que el PP siempre debe "ensancharse", y Moreno, que unas veces se puede poner el pie "un poquito" en la izquierda, otras en la derecha, pero nunca se debe apartar "el otro pie del centro". 

El presidente de la Junta, que gobierna con Ciudadanos y tiene firmado un pacto con Vox, ha reconocido que los resultados de las generales han sido "muy malos", pero los ha achacado a un fraccionamiento del centro derecha y la gran movilización de la izquierda. En esta línea ha considerado que habrá que buscar "cuáles son los errores para desecharlos y los aciertos para avanzar".

El PP ha hecho una lectura rápida de lo sucedido: la estrategia de derechización para frenar a Vox ha causado el efecto contrario, le ha dado alas a un partido que, hasta ahora, era extraparlamentario. Casado comenzó esta campaña con Abascal en la plaza de Colón, a la que se sumó el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Le puso el foco a Vox, con esa imagen lo consideró una aliado para echar a Pedro Sánchez de la Moncloa y formar un Gobierno al estilo de Juanma Moreno en Andalucía. 

Ni maquillaje ni disfraz

Pero no ha sido así. Fue el momento que aprovechó el presidente Pedro Sánchez para convocar las elecciones generales. Si algo ha admitido Casado es que se ha tenido que callar durante toda la campaña, mientras sus teóricos aliados atacaban al PP. Y hoy ha explotado. A quien le acusó de ser "la derechita cobarde", le ha recordado que hasta hace poco vivía a sueldo de una fundación pública de la comunidad de Madrid, de ahí lo de las "mamandurrias", y a Albert Rivera, que ha sido, a la vez, afiliado de Nuevas Generaciones y de UGT. "Ya no hay lugar al maquillaje y al disfraz", ha indicado el líder, porque Ciudadanos es un partido que "ha favorecido los intereses del PSOE" y "por tanto no es un partido de centro-derecha, como mucho de centro izquierda".

En el caso de Vox, ha señalado que también ha quedado claro que "no le importaba la gobernabilidad" y que su programa le ha deslizado a un "populismo de derechas" que le va a hacer retratarse en el Parlamento Europeo. Allí podrán ver, ha proseguido, si apuesta por el mismo grupo en el que está Le Pen y UKIP. "El voto a Vox ha sido un voto inútil", ha aseverado, para añadir que hay 500.000 votos que no han logrado representación parlamentaria.

"No estaban por la gobernabilidad constitucional, sino simplemente para intentar socavar la base electoral del PP. Pero vamos a lo nuestro. No somos ni intercambiables ni somos lo mismo que Vox y Ciudadanos. Ahora vamos a recuperar nuestro espacio electoral desde este suelo", ha proclamado.

Los líderes que apoyaron a Soraya Sáenz de Santamaría, caso de Moreno, han salido en tropel para defender esta rectificación, pero sin tocar el liderazgo de Casado. Al menos hasta el próximo 26 de mayo, cuando se celebren las elecciones municipales y europeas. Será entonces cuando se ajusten cuentas. 

De momento, el lema del PP en estas elecciones será "centrados en el futuro", una clara llamada a otra posición. Casado ha prescindido de Javier Maroto para organizar la campaña electoral, y serán la riojana Cuca Gamarra y la ex ministra Isabel Tejerina quienes coordinen las municipales y europeas, respectivamente

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios