Finanzas

Almería suspende en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 'fin de la pobreza' y 'alianzas para lograrlos'

  • Según el informe sobre los ODS publicado por la REDS, la capital destaca por el alto el cumplimiento del objetivo relativo a la vida de ecosistemas

Almería, en marcha del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible Almería, en marcha del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Almería, en marcha del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible / Rafael González (Almería)

Almería es una de las 103 urbes españolas analizadas en el informe ‘Los ODS en 100 ciudades españolas’, que publicaba recientemente la Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS). En el documento se muestra que la ciudad suspende en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 1 y 17, 'Fin de la pobreza' y 'Alianzas para lograr los objetivos', mientras destaca con un nivel de cumplimiento alto del 15 correspondiente a vida de ecosistemas terrestres, con diversidad de hábitats y espacios naturales protegidos. Para el resto de objetivos su grado de cumplimiento es medio-alto.

En cuanto al primer ODS, referente al fin de la pobreza, los peores indicadores se manifiestan en el Ratio 20:20 en desigualdad de renta y en la tasa de población en pobreza alta, que registra un 17,4% de personas con ingresos por unidad de consumo por debajo 40% de la mediana, y la tasa de población en riesgo de pobreza, ya que el 30,3% cuenta con ingresos por unidad de consumo por debajo del 60% de la media. Sin embargo, en este bloque destaca positivamente el gasto municipal en servicios de promoción social, con 71,88 euros per cápita.

El 30,3% de la población cuenta con ingresos por unidad de consumo por debajo del 60% de la media

En cuanto al segundo objetivo, relativo al 'Hambre cero', Almería sobresale tanto en superficie destinada a agricultura ecológica como en empleados en agricultura, mientras el peor indicador se refiere al índice de precios al consumo de alimentos estimado en 107,19. La capital almeriense también aprueba el objetivo 3 que se corresponde con la salud y el bienestar. En este sentido, el indicador más negativo es el de la fertilidad entre adolescentes con una ratio de nacimientos en madres adolescentes de 10 a 19 años de 7,63 por cada 1.000 mujeres en el mismo rango de edad.

En educación de calidad, el cuarto ODS, su nivel es medio-alto. En este ámbito queda mucho camino por recorrer en el gasto, con 10,86 euros per cápita destinados del presupuesto municipal, mientras que resalta en el acceso a servicios de Preescolar.Buen nivel de cumplimiento se manifiesta del mismo modo en los objetivos 5 (Igualdad de género), 6 (Agua limpia y saneamiento), 12 (Producción y consumo responsables), 13 (Acción por el clima), 14 (Vida submarina) y 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas). Por profundizar en algunos, el primero de ellos sobre la igualdad de género, como mejores indicadores están la brecha salarial entre asalariados y la paridad en cargos electos, el peor registro es el de violencia de género con 177,18 delitos contra la libertad e indemnidad sexual (agresión sexual con penetración y restos de delitos) por cada 100.000 personas. En 'Agua limpia y saneamiento' (ODS 6) destaca de manera positiva el gasto del presupuesto municipal dedicado a la gestión del agua y el peor valor lo registra el índice de esfuerzo de los usuarios domésticos para el pago de abastecimiento de agua.

En un grado de cumplimiento menor, aunque la ciudad va en buena dirección están otros cinco objetivos. Sobre el ODS 7 (Energía asequible y no contaminante), resalta la reducción en gasto en alumbrado público con una bajada del 2,53% en 2018 frente al de 2014. La tasa de desempleo es el peor dato dentro del ODS 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico; los empleados en la industria, el punto ‘negro’ en el ODS 9 sobre industria, innovación e infraestructura; en el 10 relativo a la reducción de las desigualdades la deficiencia está en la población bajo la línea de pobreza; en lo relativo a ciudades y comunidades sostenibles que sería el ODS 11, el mejor indicador es el de vulnerabilidad urbana, ya que solo el 1,1% de la población vive en secciones censales vulnerables.

En cuanto al ODS 17 y último sobre alianzas para cumplir los objetivos, Almería suspende, sobre todo, por un índice 0 de datos abiertos a nivel municipal y por las zonas blancas, con un 3,37% de viviendas situadas en zonas blancas o grises NGA (zonas que no disponen de cobertura de redes de banda ancha de nueva generación, ni previsiones para su dotación).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios