Opinión

El 'Black Friday' de los docentes andaluces

Iván Martínez Martín. Secretaría de Enseñanza UGT. Servicios Públicos de Almería.

Iván Martínez Martín. Secretaría de Enseñanza UGT. Servicios Públicos de Almería. / Diario de Almería

Los docentes andaluces sufren el Black Friday y el Ciber Monday como si de una espiral infinita se tratara: son productos rebajados todo el año. Sus exiguas nóminas son una prueba evidente de que la Consejería de Educación quiere vivir en un eterno viernes negro retributivo.

La UGT ha demostrado con rigurosos análisis y estudios comparativos que los docentes andaluces son el Low Cost de los docentes de España y la Consejería de Educación lo ha ratificado accediendo a la petición sindical de abrir la mesa de negociación salarial. Sin embargo, la Administración andaluza ha mantenido una negociación de poca altura ética y política ralentizando y paralizando los plazos, regateando cantidades, realizando medias aritméticas interesadas buscando rebajar al máximo las cifras que la UGT ha puesto encima de la mesa desde el principio: los docentes de la UGT saben que la verdadera equiparación retributiva debe incluir la deuda histórica, la actualización de las nóminas con el IPC, la devolución de las pagas adicionales prometidas por el Gobierno andaluz en el verano de 2018 y la dignificación de su labor, que nada tiene que ver con medallas y votivos en actos pomposos donde el administrador se da un baño de multitudes alabando las virtudes del oficiado.

La UGT ha decidido abrir una campaña de recogida de firmas por los centros educativos reivindicando la dignidad salarial que pasa por incrementar las nóminas 374 euros/mes en primaria y 490 en secundaria. También ha habilitado dicha recogida de firmas a través de la famosa plataforma Change.org. Son ya miles de firmas las que han recogido sus delegados sindicales, lo cual demuestra una vez más que el colectivo docente está harto de sufrir el maltrato a que lo tienen sometido desde décadas los gobernantes andaluces.

Otras reivindicaciones de los docentes ugetistas se centran en la presión excesiva de la burocracia, el exceso de horas lectivas, la desbordada y heterogénea ratio de los centros andaluces, el mantenimiento de los refuerzos covid, la estabilidad de las plantillas y los interinos…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios