Finanzas

Cajamar analiza la incorporación de tecnología en la toma de decisiones para cultivar tomate

  • Muestra en Las Palmerillas el resultado del proyecto en gestión integrada y sistema de ayuda a la decisión

Cajamar lleva tres años trabajando en este proyecto. Cajamar lleva tres años trabajando en este proyecto.

Cajamar lleva tres años trabajando en este proyecto. / Javier Alonso

Los cultivos de invernadero están sometidos a fuertes requisitos del mercado con respecto a la calidad de los productos, pero también a un alto riesgo de plagas y enfermedades, lo que ha derivado en un uso intensivo de fitosanitarios con una elevada frecuencia de tratamientos. Esta estrategia de protección de cultivos ha demostrado ser ineficaz, y presenta graves limitaciones debido a la reducción de las materias activas disponibles y sobre todo al aumento de los fenómenos de resistencia.

En este sentido, la Unión Europea ha establecido un marco de actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas promoviendo la Gestión Integrada de Plagas (GIP), cuyo objetivo es combinar todos los métodos al alcance para disminuir los daños producidos por las plagas y enfermedades con el menor impacto sobre el medioambiente. De entre todos los métodos, la principal herramienta de control debe ser el control biológico.

Sin embargo, las estrategias de GIP no son simples de llevar a la práctica con garantía de éxito, ya que es muy complicado comprender las relaciones que se establecen a nivel de explotación entre el cultivo, sus plagas y los enemigos naturales de estas.

Por este motivo, la única manera de construir una estrategia robusta de GIP es diseñar herramientas precisas para monitorear y manipular la dinámica poblacional de todos los componentes del agroecosistema en el invernadero y en el ciclo de cultivo. Esto implica el desarrollo de herramientas de evaluación de riesgos y de asistencia o ayuda en la toma de decisiones, y que estén dirigidas específicamente a los productores y técnicos.

Cajamar participa en la iniciativa desde las estaciones que posee en Almería y Valencia

El pasado miércoles 18 de septiembre, la Estación Experimental Cajamar, en el Paraje Las Palmerillas albergó una jornada para presentar los resultados del proyecto en gestión integrada en tomate y sistema de ayuda a la decisión – SmartIPM (Smart DSS for IPM in greenhouse horticulture).

En los últimos tres años Cajamar Caja Rural ha participado en el proyecto Smart DSS for IPM in Protected Horticulture (SmartIPM) a través de sus estaciones experimentales de Almería y Valencia, formando parte de un consorcio con el INRA francés y el instituto Julius Kühn alemán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios