Finanzas

Coexphal denuncia el aumento en el número de poblados de chabolas

  • La asociación lamenta la “inacción” de las autoridades ante esta “situación insostenible”

Coexphal denuncia el aumento en en número de poblados de chabolas

Coexphal denuncia el aumento en en número de poblados de chabolas

La Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería, Coexphal, llamó este viernes la atención sobre la “situación insostenible derivada de la existencia de poblados de chabolas” que se han ido asentando en algunos lugares de la provincia.

En un comunicado, Coexphal denuncia que estos poblados, “construidos y ampliados ilegalmente con materiales muy precarios, malviven como pueden personas que, en su mayoría, provienen de la inmigración ilegal que hemos visto dispararse en los últimos meses por la llegada de miles de migrantes que buscan en Europa una vida mejor que la que dejan atrás”.

Una situación que, a juicio de la asociación, “es completamente incomprensible e inaceptable en un país europeo del siglo XXI”. “Sin embargo, su rotunda y triste realidad parece invisible para las autoridades competentes que permiten que estos seres humanos, hombres, mujeres y niños, no encuentren otro alojamiento más digno y homologable con el primer mundo”.

“Las duras condiciones del verano, con temperaturas muy incómodas en una vivienda al uso, se convierten en infernales si el techo que los cobija es de chapa, madera y plásticos de los vertederos. Cuando llegue el frío invernal no se verá aliviada su penuria. A esta inaceptable situación se suma la carencia de agua corriente, suministro eléctrico, recogida de basura y cualquier otro servicio básico”, continúa el escrito de Coexphal.

A lo largo del pasado y presente año, miembros de la asociación han mantenido reuniones con distintos representantes públicos que “han expresado su desacuerdo con la situación pero que parecen incapaces de hacer frente a la misma”.

Además, “se da la circunstancia de que estos hechos relatados aquí han sido difundidos y criticados sobradamente en varios países europeos, denigrando la imagen de Almería en sus facetas institucional, hortícola y turística”.

“Una de las interpretaciones dadas por algunos sesudos exégetas de este fenómeno lo vinculan con el voto a la derecha y la explotación laboral de la inmigración ilegal como si de un moderno tráfico de esclavos se tratase. Estos observadores pasan por alto que Almería y los almerienses no somos más que otra víctima de la desastrosa política de inmigración de la Unión Europea y de la incapacidad de los gobernantes para atender estas situaciones de emergencia, desgraciadamente, ya cronificadas”, concluye el comunicado..

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios