DÍA MUNDIAL DEL TRABAJO SOCIAL EN ALMERÍA El cambio social está dentro del ADN

  • Tarde de bienvenidas y despedidas, homenajes y compañerismo entre los trabajadores sociales

Eladio Ruano, junto a Encarna Peláez Eladio Ruano, junto a Encarna Peláez

Eladio Ruano, junto a Encarna Peláez / Javier Alonso (Almería)

El Colegio Oficial de Trabajo Social de Almería celebró este jueves en el Hotel Catedral su reunión anual de conmemoración del Día Mundial del Trabajador Social, en la que se dio la bienvenida a las nuevas personas colegiadas y se despidió a aquellas que se han jubilado este año.

Encarna Peláez, presidenta del Colegio de Trabajo Social, fue la encargada de dar la bienvenida, en una conmemoración que es “una excusa para reencontrarnos entre nosotros, con los compañeros con los que de otra forma no nos veríamos, pero también para reencontrarme con la profesión y con la alegría que nos da de ser trabajadores sociales”.

La presidenta del Colegio destacó que “el número de personas colegiadas ha aumentado de manera significativa” en el último año, con hasta 35 nuevas incorporaciones, “debido en parte a la campaña que se está realizando de colegiación obligatoria”.

La de trabajador social es “una profesión regulada y por tanto de colegiación obligatoria, en la que hemos tenido un aquí y allá con el Tribunal Constitucional, pero que finalmente nos ha dado la razón a los colegios profesionales y está claro que cualquier profesional que ejerza la profesión tanto en una organización privada o por ejercicio libre o en la administración está en la obligación de estar colegiado”.

Se hicieron entrega de obsequios a María García Medina, Priscila Guijarro Ramos, José María Martín Díaz, María Martínez Sánchez, Marlene Otero Mora, María José Rivas Manzano, Carmen Rodón Felices y Marina Márquez Algar, además de un homenaje a dos mujeres que se jubilan este año a las que se les impuso la insignia de oro del Colegio, María José García Peñalver -la recogió en su nombre su hija, María José Garrido-, y Rosa Estébanez González, quienes se dirigieron también a los asistentes.

Durante su intervención, Estébanez explicó que su experiencia como trabajadora social ha sido “breve”, si bien “en poco tiempo he sacado mucho”, recordando cómo con 50 años cerró su negocio y se dedicó a estudiar Trabajo Social, gracias a lo cual comenzó en la profesión, siendo su primera actuación “una Operación Paso del Estrecho que fue una experiencia inolvidable”. Desde entonces, ha trabajado con asociaciones, impartido cursos y charlas y sido parte de los Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento de El Ejido, municipio en el que reside. “Me ha supuesto mucho enriquecimiento personal, ha sido una experiencia muy bonita y la que ha salido ganando he sido yo”, cerraba.

Por su parte, María José Garrido, que afirmó estar siguiendo los pasos de su madre y está cerca de concluir la carrera de Trabajo Social, señaló que “para pertenecer a este colectivo de trabajadores hay que tener una calidad humana de ‘diez’”, añadiendo unas palabras que, afirmaba, suele decir su madre:“Si volviera a nacer, sería de nuevo trabajadora social”.

Varios de los trabajadores sociales presentes en el salón del Hotel Catedral realizaron una lectira de los principios éticos del trabajo social, la promoción de los Derechos Humanos, la promoción de la Justicia Social, la promoción del Derecho a la Autodeterminación, la promoción del Derecho a la Participación, el respeto por la confidencialidad y la privacidad de las personas, tratar a las personas como un todo y el uso ético de la tecnología y las redes sociales.

Encarna Peláez retomó la palabra para apuntar que para la Junta de Gobierno del Colegio Oficial del Trabajo Social “es muy significativo escuchar los principios éticos del trabajo social”. “En un momento de cuestionamiento de las políticas públicas, de las profesiones, incluso del propio ser humano, entendemos que lo que nos define es nuestro compromiso con los principios éticos”, comentaba.

“El trabajo social es una disciplina basada en la práctica y una disciplina académica. Las profesiones nos definen, escuché una vez decir a Amelia Valcárcel. Cuando nos presentamos decimos que somos enfermera, dependienta, ingeniera, abogada, trabajadora social. El trabajador social lo es a tiempo completo”, comentaba la presidenta, para quien se trata de “una relación que nos marca en todas las esferas de nuestra vida, en la educación de nuestros hijos, en la relación con el vecindario y con nuestras parejas, en la propia elección de la pareja o en las conversaciones que tenemos en el bar”.Peláez recalcó que una de la razón de ser de los Colegios es “velar por una buena praxis; no hay buena praxis sin una buena formación y no hay una buena formación sin trabajadores sociales”.

“La definición del trabajo social promueve el cambio y el desarrollo social, la cohesión social y el fortalecimiento y la liberación de las personas”, comentaba la presidenta, que comenzó su relación con esta profesión hace 35 años y que asegura que “lo primero que aprendí es que somos agentes de cambio, lo que nos diferencia del resto de profesionales de otras disciplinas es que el cambio social está incrustado en nuestro ADN. El fin último es el cambio en el sentido de que las personas decidan, sin imponer y sin dictar”.Añadía Peláez que “ser agente de cambio social está también en un despacho, gestionando y atendiendo recursos, porque nadie como nosotras sabe hacerlo desde una perspectiva humanista y de derechos. Ser tramitadores sin más no es ser trabajador social; hacerlo desde un contexto de intervención, trabajo social en estado puro. Pero también tenemos que cambiar el mundo desde nuestro compromiso social, en organizaciones sindicales, políticas o vecinales”.

Antes de dar paso a la conferencia sobre ‘Trabajo Social y compromiso’ de Eladio Ruano, profesional salmantino que también recibiría un reconocimiento por su trayectoria, Encarna Peláez destacó que “el Colegio Oficial de Trabajo Social de Almería somos todos y todas, las 452 personas que estamos colegiadas, los grupos de trbaajos, los documentos y las propuestas que elaboramos y las manifestaciones a las que acudimos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios