Finanzas

Competencia confirma que investiga si la distribución pactó para bajar los precios

  • Desde el organismo adscrito al Ministerio de Economía aseguran que han recibido la información de la AICA y que la están analizando, aunque no dan plazos sobre cuándo habrá una resolución

El director de la AICA, José Miguel Herrero, se reunió con los agentes de la agricultura en Almería los pasados 23 de febrero y 18 de mayo. El director de la AICA, José Miguel Herrero, se reunió con los agentes de la agricultura en Almería los pasados 23 de febrero y 18 de mayo.

El director de la AICA, José Miguel Herrero, se reunió con los agentes de la agricultura en Almería los pasados 23 de febrero y 18 de mayo. / diario de almería

Han transcurrido ya alrededor de siete meses desde que los agentes pertenecientes al sector hortofrutícola almeriense diesen la voz de alarma y aún toca esperar para ver en qué acaba todo. Todo proviene de lo ocurrido a lo largo de la campaña agrícola. Tras un arranque de curso decepcionante en cuanto a precios en origen, principalmente, los correspondientes a pepino y calabacín, la situación se enderezó a mediados del pasado mes de noviembre, cuando a causa de la bajada generalizada de las temperaturas, las cotizaciones comenzaron a remontar. En las siguientes semanas, los daños en las principales zonas de competencia directa de Almería, debido a las lluvias y las heladas, hicieron posible que el campo almeriense viviese 'días de gloria' de precios récord en las pizarras, lo que motivó que la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, saliera a la palestra para anunciar una investigación por parte de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA).

Esta decisión enervó a las organizaciones agrarias almerienses Coag y Asaja, pues en apenas tres semanas, se produjo una vertiginosa bajada de los precios de las frutas y las hortalizas, por lo que solicitaron a la ministra que analizase también este fenómeno y pusiera a trabajar a la AICA y, si era necesario, a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Si los hechos son ciertos, se confirmará lo que el sector lleva años denunciando

Desde Coag señalaban entonces que hay cuatro o cinco cadenas de supermercados en Europa que compran en Almería y que han "llegado a un pacto de no agresión, saben la cantidad de producto que hay en el mercado y han establecido un pacto ilegal para bajar el precio y repartirse los pocos kilos que sigue habiendo, atentando contra el libre mercado". Su secretario provincial, Andrés Góngora, iba más allá y acusaba al Gobierno de España de llevar a cabo una cortina de humo para que los desorbitados precios de la electricidad pasaran a un segundo plano, a costa de criticar las cotizaciones de las hortalizas. Y solicitaba una investigación de Competencia y la AICA, petición que también realizaba el presidente de Asaja Almería, Francisco Vargas.

A raíz de todo ello, el director de la AICA, José Miguel Herrero, visitó Almería en dos ocasiones, los pasado 23 de febrero y 18 de mayo. Desde la AICA confirmaban que iniciaban una investigación de lo ocurrido por el desplome de los precios y centraban lo ocurrido en tres productos: Calabacín, tomate y berenjena. "Existen indicios suficientes para haber iniciado esta investigación; se va a solicitar a los diferentes eslabones de la cadena, incluyendo empresas en origen y a la distribución, la documentación existente en el periodo comprendido entre la semana 3 y la 7 del presente año", afirmaban desde la agencia.

Alrededor de 25 empresas almerienses entraron a formar parte de la indagación, que se focalizaba en los contratos de compraventa. En paralelo, la AICA investigaba a la distribución, ante la denuncia de un posible pacto entre operadores para forzar el descenso de las cotizaciones.

El director de la Agencia de Información y Control Alimentarios anunciaba a Diario de Almería que la AICA había detectado "indicios de incumplimiento de la Ley de Competencia" ante un posible acuerdo por parte de la distribución, por lo que dirigía la correspondiente documentación en informes a este organismo adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad para que ellos iniciaran las actuaciones oportunas.

Finalmente, desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia han confirmado a este periódico que han recibido toda la documentación y se encuentran analizándola, aunque no han explicado cuáles van a ser los pasos que darán ni han ofrecido plazos acerca de cuándo podría haber una resolución definitiva, ya sea en un sentido o en otro, pues la investigación se encuentra bajo la más estricta confidencialidad.

Mientras tanto, desde Almería ya ha habido reacciones a las indagaciones llevadas a cabo por la AICA, ahora en manos de Competencia. La asociación provincial de productores y exportadores de hortalizas de Almería, Coexphal, ha solicitado agilidad, pues recuerda que ya han pasado siete meses desde que se realizaron las denuncias. Idéntica posición de Coag y Asaja, que esperan una resolución lo antes posible.

Si la CNMC consigue demostrar el objeto de la denuncia, se producirá en un acontecimiento histórico, al tratarse de una vieja reivindicación del campo almeriense, que lleva años denunciando estas prácticas, pero nunca ha podido demostrar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios