Manifestación

La 'huerta de Europa' calla en plena revuelta agrícola: la desorganización lastra la protesta

Y tras la disolución, silencio: la jornada del viernes fue un punto de inflexión en las protestas.

Y tras la disolución, silencio: la jornada del viernes fue un punto de inflexión en las protestas. / Marian León

Habían quedado en movilizarse a partir de las ocho de la mañana del viernes pero la protesta se quedó en promesa. Al cielo gris de la mañana le acompañó una plena normalidad en la A-7, el que fue durante la mañana del jueves escenario de la furia del sector primario almeriense, que tardó en sumarse a la revuelta generalizada ya desde inicios de la semana en el resto de la geografía nacional. La jornada, seguida in situ por este periodista, fue caótica. Los cortes de carretera, realizados con el método de la sentada al no haber tractores, eran dispersados rápidamente por los agentes de la Guardia Civil, que realizó un fuerte despliegue para evitar los cortes de circulación en la que es una arteria fundamental de la provincia.

Hay miedo”, reconocían algunos manifestantes de forma privada en el polígono La Redonda, donde empezó y acabó todo. “La única violencia es la de los agentes”, expresó un improvisado portavoz a las puertas del polo estratégico de El Ejido, prometiendo que estarían protestando “hasta que nos escuchen”. Algunos manifestantes expresaban su desconcierto por no saber dónde ir una vez eran desalojados por las fuerzas de seguridad, que detuvieron a dos personas en el corte de la autovía en la salida de Vícar dirección Cádiz, la última acción realizada antes de dispersarse la treintena de personas que acudió.

Resta por ver ahora cómo se continúa tras el punto de inflexión vivido en la jornada de este viernes, teniendo en el horizonte las manifestaciones prometidas por las principales organizaciones agrarias de la provincia, en un calendario de protestas que arrancará el próximo miércoles con una manifestación en el puesto de inspección fronteriza (PIF) del Puerto de Motril, espacio clave a la hora de introducir los alimentos que se compran desde terceros países, teniendo como foco la “competencia desleal” que dicen padecer desde otras zonas. Seguirá el calendario de movilizaciones con otras denuncias como la burocracia, la Política Agraria Común o la falta de ayudas por la sequía.

En el plano político, el parlamentario de Vox, Rodrigo Alonso, pidió ayer a Juanma Moreno derogar todo lo que tenga que ver con la Agenda 2030. Contestó el dirigente socialista Juan Antonio Lorenzo, que calificó a los manifestantes de tener “un ideario radicalmente distinto a lo que beneficia a la agricultura en la provincia de Almería”, además de ser “cercanos a Vox”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios