Finanzas

Grupo Cajamar, entre los impulsores de la Iniciativa de Pagos Europea

  • Forma parte de un consorcio de entidades de crédito españolas, que se suma como accionista de la firma que la implementará

Sede del BCC Cajamar en Madrid, entidad cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar Sede del BCC Cajamar en Madrid,  entidad cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar

Sede del BCC Cajamar en Madrid, entidad cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar / Diario de Almería

En julio de 2020, un grupo de 16 grandes bancos europeos de cinco países (Alemania, Bélgica, España, Francia, y los Países Bajos) allanó el camino para el futuro lanzamiento de la Iniciativa de Pagos Europea (EPI), al anunciar la creación de una compañía transitoria en Bruselas, responsable de iniciar la implementación de la iniciativa de pagos conjunta, la EPI Interim Company. Pues bien, esto días atrás, la misma anunciaba que PKO Bank Polski y OP Financial Group, el principal banco minorista finlandés, se incorporaban a EPI como accionistas fundadores de la recién creada empresa. Asimismo, comunicaba que un grupo de 12 entidades de crédito españolas, entre las que se encuentra el Grupo Cooperativo Cajamar, han formado un consorcio y también se suma a EPI como accionista fundador colectivo de la EPI Interim Company. Según la firma, esta incorporación (que aúna a las entidades: ABANCA, Banco Cooperativo Español, Grupo Cooperativo Cajamar, Caja de Ingenieros, Laboral Kutxa, Cecabank, Eurocaja Rural, Grupo Bankinter, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank y Unicaja Banco) confirma que la gobernanza de EPI está abierta a actores más pequeños y está dispuesta a tomar en consideración sus necesidades específicas para la futura solución de pagos. “Este movimiento aumentará sustancialmente la cobertura de EPI en el mercado español, junto a los tres mayores bancos españoles BBVA, CaixaBank y Banco Santander, todos ellos accionistas individuales de EPI”, se informa en un comunicado.

La idea es crear una solución panaeuropea para pagos instantáneos y una tarjeta común

La ambición de EPI es crear una solución de pagos paneuropea unificada e innovadora que aproveche los pagos instantáneos (“SEPA Instant Credit Transfer, SCT Inst”) y que ofrezca una tarjeta para los consumidores y comercios de toda Europa, un monedero electrónico y funciones de pago entre particulares (“P2P”). La solución tiene como objetivo convertirse en un nuevo estándar en pagos para los consumidores y comerciantes europeos en todo tipo de transacciones, incluidas tanto las realizadas de forma presencial o en línea, como las retiradas de dinero en efectivo y los pagos electrónicos entre particulares, como alternativa a las soluciones y esquemas de pago internacionales existentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios