Finanzas

Grupo Cajamar reduce su beneficio para reforzar coberturas y provisiones

  • Su balance y cuenta de resultados muestran una evolución positiva del negocio, incremento en la concesión de crédito, aumento de los recursos minoristas, reducción de los riesgos dudosos, descenso de los activos adjudicados, disminución de la tasa de morosidad, aumento de la tasa de cobertura y mejora de la solvencia

Atención al cliente en una oficina de Cajamar Atención al cliente en una oficina de Cajamar

Atención al cliente en una oficina de Cajamar / Diario de Almería

  • Grupo Cajamar anota al cierre del ejercicio 2020 un resultado neto consolidado de 23,8 millones de euros, un 74,3 % menos que en 2019, tras reforzar la tasa de cobertura de la morosidad, hasta el 58,9 %, y la tasa de cobertura del activo irregular, hasta el 56,7 % -incorporadas las quitas producidas en los procesos de las adjudicaciones-, y destinar 75 millones específicos para dotación extra ante el impacto de la pandemia.

 

  • La inversión crediticia sana crece un 10 % hasta los 32.546 millones de euros, destinados a inversiones de empresas, pymes y familias, y especialmente al sector agroalimentario, además de apoyar con financiación y moratorias a sus clientes afectados por la pandemia.
  • Los recursos minoristas de balance anotan un crecimiento interanual del 15,4 %, 4.693 millones de euros más, al tiempo que los recursos fuera de balance aumentan un 4,2 % por el buen comportamiento de los fondos de inversión y de los planes de pensiones.

 

  • La contención de los gastos de explotación sitúa la ratio de eficiencia en el 54,7 %.

 

  • La buena gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción interanual de 289 millones y una caída interanual del 14,8 %, junto a la positiva evolución de la inversión hacen descender en 1,3 puntos porcentuales la tasa de morosidad, situándola en el 4,8 %. Por su parte, los activos adjudicados brutos continúan descendiendo, un 3,9 % interanual, a pesar de los efectos negativos de la pandemia en la actividad comercial inmobiliaria.

 

  • En un ejercicio complejo el coeficiente de solvencia se eleva 0,8 puntos porcentuales, hasta el 15,5 %, alcanzando la ratio CET 1 phased in el 13,8 % y la fully loaded el 13,1 %, superando holgadamente los niveles exigidos por el supervisor.

 

  • El número de clientes supera los 3,5 millones, de los que 1,5 millones están vinculados. La digitalización avanza y sigue sumando clientes digitales hasta los 934.000, un 14 % más que en 2019; 720.000 usuarios de banca móvil, un 33,2 % más, y 377.000 clientes de la cuenta Wefferent, un 31 % más.

Cuenta de resultados

En un ejercicio condicionado desde el mes de marzo por la covid-19, que se ha desarrollado en un contexto económico y social complejo e incierto, el resultado consolidado neto ha sido 23,8 millones de euros, un 74,3 % inferior al año anterior. Un resultado que es reflejo del buen comportamiento de las principales líneas de negocio, así como de una gestión prudente, destinando gran parte de sus ingresos a reforzar las tasas de cobertura de la morosidad y del activo irregular, y a una dotación específica de 75 millones para una cobertura extra ante el impacto de la pandemia.

De este modo, la banca cooperativa Cajamar mejora la calidad de los activos y su balance; reduce la tasa de morosidad, haciéndola converger con la media del sector, y refuerza su solvencia, situada muy por encima de las exigencias regulatorias del BCE.

Este resultado se sustenta en un crecimiento del 3 % del margen de intereses, en buena medida por la reducción del coste de los recursos minoristas y la buena evolución de las principales magnitudes del negocio. Por su parte, el margen bruto se sitúa en 1.049 millones de euros, un 8,6 % menos que el año anterior, por los menores resultados obtenidos de las ventas de carteras de renta fija.

Asimismo, la ratio de eficiencia se sitúa en el 54,7 % por la contención de los gastos de explotación, al tiempo que el margen de explotación reduce su peso sobre los activos totales medios hasta el 1 %.

Mejora del balance

Grupo Cooperativo Cajamar continúa optimizando su balance y reforzando las coberturas de riesgo de crédito. La tasa de cobertura de la morosidad asciende hasta el 58,9 %, con una mejora de 9,8 puntos porcentuales, y la tasa de cobertura del activo irregular, hasta el 56,7 %, una vez incorporadas las quitas producidas en los procesos de adjudicaciones.

La gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción de 289 millones y una caída interanual del 14,8 %, y la positiva evolución de la inversión hacen descender en 1,3 puntos porcentuales la tasa de morosidad, situándola en el 4,8 % y convergiendo con la media del sector (4,6 %). Por su parte, los activos adjudicados brutos continúan descendiendo, un 3,9 % interanual, a pesar de los efectos de la pandemia en la actividad comercial inmobiliaria.

Solvencia y liquidez

Al cierre del ejercicio, el coeficiente de solvencia phased in mejora 0,8 puntos porcentuales y se sitúa en el 15,5 %, la ratio CET 1 phased in se incrementa hasta el 13,8 % y la fully loaded, hasta el 13,1 %. De esta manera, Grupo Cooperativo Cajamar supera holgadamente los niveles exigidos por el supervisor con una alta calidad de los recursos propios computables y un exceso en el cumplimiento de requerimientos de solvencia de 499 puntos básicos y 1.138 millones de euros.

La ratio Loan to Deposit mejora en 5 puntos porcentuales en el último año hasta un nivel inferior al 90 %, manteniendo un confortable nivel de financiación mayorista y una cómoda posición de liquidez con un volumen de activos líquidos disponibles de alta calidad de 8.166 millones de euros, una ratio de cobertura de liquidez (LCR) que se sitúa en el 235,2 % y una ratio de financiación estable neta (NSFR) en el 128,6 %; cumpliendo así los límites exigidos por la Autoridad Bancaria Europea. Además, cuenta con vencimientos cubiertos durante los próximos años, libre acceso a los mercados y alta capacidad de generación de activos líquidos, con posibilidad de emisión de 3.104 millones de cédulas hipotecarias.

Crecimiento del negocio

La buena evolución del negocio se refleja en el incremento interanual de un 13,1 % de los activos totales hasta los 53.617 millones de euros y en el crecimiento del volumen total de negocio gestionado, un 11,1 % más, que alcanzan 88.369 millones de euros.

Los recursos minoristas de balance crecen el 15,4 %, 4.693 millones de euros más, destacando el aumento de los depósitos a la vista en un 24,9 %. También evolucionan favorablemente los recursos fuera de balance, con un aumento interanual del 4,2 %, por el buen comportamiento de los fondos de inversión (7,9 % más) y de los planes de pensiones (5,2 % superior).

La financiación registra un crecimiento interanual de la inversión crediticia sana del 10 % hasta alcanzar los 32.546 millones de euros; destacando la concesión de crédito a las empresas y sector agroalimentario, que se incrementa un 13,1 % respecto al año anterior. Mientras que los sectores identificados como más vulnerables al impacto de la pandemia, como el sector turístico y transportes, entre otros, representan solo un 7 % de la cartera crediticia minorista.

En el ejercicio 2020 el Grupo Cajamar tiene moratorias vigentes, concedidas a sus clientes, por importe de 582 millones de euros y préstamos con garantía ICO por importe de 1.812 millones de euros; además, de haber promovido y colaborado en iniciativas asistenciales y sociales junto a otras instituciones y organizaciones no gubernamentales.

Por volumen de negocio el Grupo Cooperativo Cajamar se sitúa en undécima posición del ranking de entidades significativas españolas, y mantiene su condición de entidad de referencia para el sector primario con una cuota de mercado del 15 %. Su conocimiento del sector agroalimentario le permite ofrecer una amplia y especializada oferta de productos y servicios, así como asesoramiento técnico y especializado, y transferencia de conocimiento a empresas, cooperativas y productores.

Apertura de oficinas y digitalización

La actividad comercial del Grupo Cajamar proporciona servicios y productos de valor a sus más de 3,5 millones de clientes, que son atendidos por sus 5.406 profesionales en sus 910 oficinas y 145 agencias.

Cajamar continúa abriendo oficinas en aquellas zonas en las que tiene menor presencia. En 2020 ha sumado 6 nuevas sucursales en Lugo, Vitoria, Plasencia (Cáceres), Baeza (Jaén), Alcalá de Guadaira y Utrera (Sevilla).

El número de clientes de su red comercial supera los 3,5 millones, de los que 1,5 millones están vinculados. Por su parte, la banca digital avanza y sigue sumando clientes digitales, hasta los 934.000, un 14 % más que hace un año; 720.000 usuarios de banca móvil, un 33,2 % más, y 377.000 clientes de la cuenta Wefferent, un 31 % más.

ADN Agro

Grupo Cajamar prosigue impulsando sus iniciativas y actividades de transferencia de conocimiento al sector agroalimentario a través de su Comunidad de Conocimiento Agroalimentario, en torno a su nueva Plataforma Tierra https://www.plataformatierra.es/ a través de la cual, en colaboración con otras entidades, empresas y centros tecnológicos, comparte las últimas novedades en innovación, tecnología y conocimientos agroalimentarios.

Asimismo, continúa promoviendo e impulsando investigaciones, estudios y ensayos en sus centros experimentales de Almería y Valencia, que han recibido 915 visitantes profesionales en lo que va de año. Asimismo, ha organizado 15 actividades de transferencia de conocimiento y formación presencial, que han contado con la participación de 1.153 personas, y tras desencadenarse la pandemia ha organizado 61 cursos y encuentros virtuales para su comunidad ADN Agro que han sumado 5.010 asistentes.

En 2020 también ha editado y presentado nuevas publicaciones como el ‘Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo. Informe 2019’, ‘Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2019/2020’, 'Una hoja de ruta para la citricultura española', ‘Barómetro ANICE-Cajamar de la Industria cárnica española’ correspondiente al primer trimestre de 2020 y al segundo semestre de 2019, ‘Análisis sintético comparativo del sector agroalimentario 2019 en las distintas comunidades autónomas de España’, ‘Análisis sintético comparativo del sector agroalimentario de España 2019’, ‘Diagnóstico económico financiero de las cooperativas agroalimentarias en España (2015-2017)’, ‘Aspectos estratégicos de las cooperativas agroalimentarias en función de su dimensión. Una aplicación a Canarias’, ‘El regadío en el Mediterráneo español. Una aproximación multidimensional’ y ‘Análisis del impacto socioeconómico de los valores y principios de la economía social en España’, ‘Economía Agraria y Recursos Naturales’, así como diversas ‘Agronotas’ o análisis de las principales variables económicas del sector agroalimentario.

Asimismo, Cajamar publicó un nuevo volumen de la colección de estudios Mediterráneo Económico con el título de ‘Biodiversidad Marina. Riesgos, amenazas y oportunidades’, coordinado por el divulgador científico Manuel Toharia.

Compromiso con la sostenibilidad

La banca cooperativa Cajamar en 2020 se ha posicionado a la cabeza del sector en la gestión de riesgos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, de acuerdo con el informe Rating de riesgo ASG Sustainalytics. La agencia resalta la fortaleza de su gobierno corporativo, con políticas y programas por encima de la media sectorial, y su solidez en la gestión de factores determinantes como la ética en los negocios, la integración de los factores ASG en las finanzas, la gobernanza de producto y el capital humano. Destacan sus acciones de divulgación general relacionadas con los riesgos ASG, trasladando de esta manera su responsabilidad ante los inversores y el público, y remarcando que los asuntos medioambientales, sociales y de gobernanza forman parte de su estrategia del negocio.

A su vez, Grupo Cajamar se sitúa entre las empresas líderes en la gestión del cambio climático, conforme a la calificación otorgada por Carbon Disclosure Project (CDP), que ha reconocido su compromiso por promover y desarrollar acciones relacionadas con los retos y oportunidades asociados a una economía baja en carbono, especialmente las relacionadas con la transformación del sector agroalimentario, y en particular con programas innovadores vinculados a la producción de alimentos más eficiente y sostenible. Asimismo, CDP ha valorado la puesta en marcha de iniciativas financieras para la medición y gestión de los riesgos derivados del cambio climático, su impacto en la cartera crediticia, así como otras orientadas a la transparencia y gestión de la huella de carbono, dando respuesta a las nuevas exigencias tanto metodológicas de calificación como de divulgación.

 

En 2020 el Grupo Cajamar se ha adherido también al manifiesto para una recuperación verde en España, en el marco de la Alianza para la Recuperación Verde, que recoge el compromiso de movilizar inversiones a fin de sentar las bases de proyecto de recuperación de la economía a escala global más acorde con el respeto al medio ambiente y la inclusión social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios