Finanzas

Hacienda somete a consulta pública la fiscalidad sobre los envases de plástico

  • Así mejora la participación de los ciudadanos para la elaboración de futuras leyes en este ámbito

El texto expone el grave problema de los millones de basuras plásticas. El texto expone el grave problema de los millones de basuras plásticas.

El texto expone el grave problema de los millones de basuras plásticas.

El Ministerio de Hacienda ha sometido a consulta pública a través de su página web un documento relativo a la fiscalidad sobre los envases de plástico con el objetivo de mejorar la participación de los ciudadanos en el procedimiento de elaboración de normas con rango de Ley. Sin duda, se trata de un proceso que atañe muy directamente al sector agroalimentario, y en concreto a la comercialización de sus productos, donde ya lleva años persiguiéndose la búsqueda de formatos más sostenibles donde el plástico desaparezca.

El Ministerio de Hacienda asegura que con esta medida se pretende reducir el consumo de estos productos, previniendo y reduciendo el impacto que tienen sobre el medio ambiente y la salud humana.

El texto expone el grave problema de los millones de basuras plásticas que acaban contaminando los mares del planeta. Cada año, entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico ensucian los océanos. En la UE, entre 150.000 y 500.000 toneladas de residuos de plástico acaban cada año en el mar.

Según el dato aportado por el Ministerio, el consumo de plástico en España, una vez superada la crisis económica, ha vuelto a incrementar la cifra de residuos de envases de plástico hasta llegar a niveles precrisis, con 1,6 millones de toneladas en 2017.

Con este gravamen se pretende minorar el número de unidades de estos productos que son puestas en el mercado y reducir así su consumo, de forma que se prevenga la generación de residuos plásticos.El documento sometido a consulta pública recoge que esta medida debe servir también para alumbrar nuevos modelos de negocio y alentar una producción y consumo más sostenibles, priorizando los productos reutilizables y las prácticas correctas de fabricación, sin comprometer la seguridad alimentaria o las propiedades de los productos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios