Artículo

Homenaje a los mayores de mi tierra: Agua Amarga

  • Carta abierta de Pedro Caparrós, director general de Caparrós Nature

Homenaje a los mayores de mi tierra: Agua Amarga Homenaje a los mayores de mi tierra: Agua Amarga

Homenaje a los mayores de mi tierra: Agua Amarga

Queridos paisanos y amigos,

Estoy convencido de que todos somos conscientes de la gravedad de lo que estamos viviendo y de lo que supone enfrentarnos cada día a esta crisis sanitaria sin precedente en el mundo, una situación excepcional que pone en riesgo la salud, altera nuestras vidas, nuestros trabajos, nuestras empresas y a nuestras familias y seres queridos.

Agua Amarga no es ajena a esta realidad, y por ello, he pensado en haceros llegar a los mayores de mi tierra, un detalle que no tiene ningún valor económico, pero sí un gran valor sentimental para mí ,porque con ello quiero acordarme de mis raíces y especialmente de nuestros mayores, que son sin lugar a dudas los más vulnerables en estos momentos.

Seguro que todos vosotros, mayores de la zona, amigos y algunos familia sabéis que nací un 21 de julio del 1959 en La Joya de Agua Amarga, allí pasé mi infancia, a veces trillando en la era con mi madre y mi abuelo y otras muchas pescando en la barcaza de fibra con mi padre, ya fuese al volantín al curri o con las poteras saliendo a los calamares.

No elegí nacer en Agua amarga, pero tuve mucha suerte de nacer allí, ,de ser el hijo de Paco Caparrós y Manuela Torrecillas, por ello siempre me he sentido orgulloso de la tierra que me vio nacer y aunque tengo muy poco tiempo para disfrutarla como me gustaría, siempre que puedo pienso en volver, porque es volver a mi infancia, a mi familia y con mi gente.

Aunque siempre he sentido respeto y admiración por nuestros mayores, ahora que ya me va alcanzando el tiempo y los años, se acentúa aún más esa gratitud hacia las personas que “peinan canas”, nadie como vosotros sabéis de la dureza de la vida, de todo lo que habéis tenido que luchar con tanto esfuerzo para sacar la familia adelante y para que todos nosotros tengamos una vida más fácil y cómoda que la vuestra.

La vida con cada uno de sus días y años no se vive con las canas sino con el entendimiento , el sentido común y la experiencia y estas tres cosas suelen mejorar con los años. A veces se nos olvida que la vida es breve, la ciencia extensa, la ocasión fugaz, la experiencia insegura y el juicio difícil

Nunca pudimos imaginar que este virus nos privara de poder seguir disfrutando de muchos de nuestros mayores, es una sensación de rabia, impotencia y desolación que nunca vamos a poder superar, porque como muchas veces digo” cuando un mayor nos deja, una biblioteca se quema”, porque nuestros mayores son una fuente inagotable de sabiduría y aprendizaje, algo tan necesario en estos tiempos para afrontar esto que se llama LA VIDA.

La vejez es un estado que se alcanza si uno vive lo suficiente, porque como decía Cervantes, nadie puede detener el tiempo. Hoy tratamos de disimular esta expresión con el término miembro de la tercera edad, pero yo personalmente me gusta la expresión envejecer.

Paisanos mayores y queridos, termino con un mensaje de ánimo y confianza, porque Agua Amarga es una gran pueblo que nunca se ha rendido ante ninguna dificultad, por duro que soplen nuestros vientos, por ello, este virus no nos va a vencer, al contrario nos tiene que hacer más fuertes, más solidarios y hacernos volver lo máximo posible a nuestra tierra y nuestros orígenes.

Nos vemos pronto en Agua amarga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios