Finanzas

Ikea mantiene su interés por abrir tienda en Almería aunque no concreta fechas

  • La compañía afirma que el espacio de diseño en el centro comercial o el punto de recogida en Viator son acciones que van en “paralelo”

Las tareas de urbanización en el entorno de Ikea, listas Las tareas de urbanización en el entorno de Ikea, listas

Las tareas de urbanización en el entorno de Ikea, listas / Rafael González (Almería)

Desde hace unos meses, concretamente desde que en la cabecera de la Rambla Belén, en las inmediaciones de la A7 Autovía del Mediterráneo, se visualiza la urbanización del terreno finiquitada, se especula sobre la llegada definitiva de Ikea o la marcha atrás de la multinacional para implantarse en la capital almeriense. Las dudas no surgen porque sí, sino que vienen dadas porque en el momento en que se anunció la apertura de la tienda de muebles en la ciudad se estableció como posibles fechas finales del presente año o principios de 2020 y, a día de hoy, no hay señales del levantamiento del comercio en la zona. Además, el hecho de que la propia compañía no dé plazos exactos de la puesta en marcha del comercio, la inauguración del espacio de diseño de la multinacional en el centro comercial Torrecárdenas así como el punto de recogida operativo en Viator, no han contribuido a clarificar la implantación de Ikea en este territorio.

La expectación sobre la apertura de la multinacional sueca es elevada, pero lo cierto es que hay argumentos que hacen pensar que la firma tarde o temprano aterrizará en la ciudad, si bien la decisión última la tendrá la propia empresa. Así, la misma Ikea, actualmente, mantiene su compromiso con Almería. De este modo traslada a este diario: “Desde Ikea se seguirá trabajando para estar presentes en la provincia ya que continúa siendo un mercado esencial para la compañía”, aunque la firma añade que en estos momentos no dispone de información concreta sobre plazos y fechas. Respecto a si la apertura del espacio de diseño en Torrecárdenas afecta a la futura superficie comercial en la rambla, aclara: “Es un proyecto en paralelo a la tienda; un formato que está abriendo en toda España, generalmente en centros comerciales, como un espacio de diseño y planificación que le permite estar aún más cerca de sus clientes y darles el mejor servicio”.

La urbanización del entorno de la parcela de Ikea, ya recepcionada por el Ayuntamiento de Almería

A falta de que Ikea dé el paso, la parte correspondiente al Ayuntamiento ya está resuelta. Durante el encuentro en que se fraguó la compraventa de la parcela en las oficinas centrales de la compañía del mueble en San Sebastián de los Reyes en Madrid en verano de hace dos años entre Ikea y una compañía del grupo almeriense Carrida Grupo Inversor, éste se comprometió a la urbanización del sector, zonas verdes y aparcamiento exterior con una inversión de más de tres millones de euros para habilitar el área, si bien la ejecutora sería y ha sido la empresa municipal Almería XXI. Pues bien, la urbanización de la parcela arrancaba en marzo del 2018 cuando se firmó por parte de Almería XXI y la UTE Albaida Infraestructuras S.A y Talleres y Grúas González la adjudicación de la primera fase de la urbanización, cuyo resultado final estaría pasado un año. Tras una recepción parcial de las obras, este pasado viernes se recepcionaron definitivamente los trabajos, recuperándose un espacio que, por acuerdo, también incluía la mejora paisajística de las cuevas y el entorno, donde las lluvias, tras el periodo estival, provocaron desprendimientos retrasando las tareas.

A pesar de que las obras no estuvieran recepcionadas, la empresa podría haber solicitado licencia para comenzar a levantar la tienda puesto que se aprobó la reparcelación y tiene terreno en propiedad por escritura pública desde diciembre de 2018; inscrita en el registro en febrero del presente ejercicio.

La negociación entre Ikea y Carrida comenzó a finales de 2016; en ella, tal y como informaba entonces el grupo almeriense, la colaboración del Ayuntamiento de Almería fue clave en la tramitación de toda la documentación que ha sido necesaria para llevar a buen puerto este proyecto. Una vez los terrenos en su mano, Ikea anunció una inversión de más de 65 millones de euros en su nuevo punto de venta y una generación de empleo de alrededor de 800 puestos de trabajo, 300 de ellos directos.

De acuerdo a la información inscrita en el Registro de la Propiedad, la parcela adquirida por Ikea tiene una edificabilidad de 27.198,85 metros cuadrados, asimismo tiene a su favor una servidumbre de limitación de destino que se prohíbe, sin la previa autorización de Ikea, a la actividad de muebles y equipamiento del hogar en locales que individualmente o en su conjunto tengan una superficie de ventas para tal fin de más de 2.500 metros cuadrados.

Queda por entendido que al margen de los trabajos de adaptación del entorno que ha ejecutado Almería XXI, ya en sus propios terrenos la multinacional sueca hará lo que crea conveniente para su actividad, así además de los aparcamientos, por ejemplo, que ha dibujado la empresa municipal, Ikea podrá proceder a los que considere oportunos en su propio terreno, como a las 780 plazas que comunicó en su momento.

Ikea, por lo tanto, de momento está atada a Almería, aunque sea sólo como poseedora de unos terrenos, ¿qué hará finalmente con ellos? Esa pregunta sigue en el aire, después de que en septiembre de este año hablara de sus planes sin mencionar la capital almeriense. En esta línea, en lo referente a nuevos proyectos de apertura, la compañía habló del e-commerce en Macao, Puerto Rico, Chile, Colombia, Perú, México, Estonia, Ucrania, Nueva Zelanda, Eslovenia, Vietnam y Filipinas. Por tanto, España no quedaba incluida entre los países donde se abrirán nuevas tiendas en los próximos años.

En un comunicado remitido hace tres meses, la empresa señalaba que Ingka Group -anteriormente Ikea Group- mira a España como uno de sus mercados predilectos para la prueba de nuevas fórmulas de negocio y acercamiento al consumidor que luego aplicar en otros a nivel internacional. He aquí donde podría tener cabida el proyecto almeriense, teniendo en cuenta un cambio de estrategia de la compañía que afirma que el nuevo modelo de crecimiento se basa en la potenciación de servicios (online, logística, transporte, instalación y montaje) y la apuesta por multiformatos de tienda (más accesibles y de menor tamaño).

Ikea España presentaba hace tres meses su facturación a cierre de año fiscal 2019 (el año financiero 2019 comprende el período entre el 1 de septiembre de 2018 hasta el 31 de agosto de 2019, ambos inclusive) alcanzando la cifra de 1.596 millones de euros. Esto supone un crecimiento respecto al año anterior del 6,6%, tres veces el incremento registrado el pasado ejercicio. Andalucía sola sumó 275 millones, además de lo proveniente de las compras online.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios