Finanzas

La Junta recibe 1.874 solicitudes de empresas de Almería para ayudas a mantener el empleo

  • Se trata de la segunda convocatoria para empresas en ERTE cuyo plazo continúa abierto hasta el 12 de noviembre y hasta el día 15 se pueden pedir también las ayudas a la solvencia empresarial

Emilio Ortiz, delegado territorial de Empleo en Almería

Emilio Ortiz, delegado territorial de Empleo en Almería / Diario de Almería

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo ha recibido hasta la fecha 1.874 solicitudes procedentes de pymes y autónomos de Almería en la segunda convocatoria de ayudas al mantenimiento del empleo en empresas en ERTE, cuyo plazo de presentación finaliza este viernes, 12 de noviembre. Emilio Ortiz, delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, ha animado “a las empresas y autónomos almerienses a pedir estas ayudas, así como las de solvencia empresarial, que tienen el plazo abierto hasta el 15 de noviembre y que han incorporado nuevos conceptos subvencionables como los costes salariales y las cotizaciones sociales”.

Las ayudas al mantenimiento del empleo en empresas afectadas por ERTE consisten en 505 euros por trabajador durante 4 meses y, en su primera convocatoria, han contribuido al mantenimiento de aproximadamente 8.000 empleos en Almería con más de 7,3 millones en incentivos a 2.000 empresas de la provincia, según ha recordado Emilio Ortiz, quien ha hecho hincapié en que la segunda convocatoria está abierta a todas las actividades económicas “para facilitar la participación del mayor número de empresas y trabajadores autónomos, garantizar el sostenimiento del empleo vinculado a las mismas y dar un mayo impulso a la recuperación de nuestra economía”. También pueden solicitar estas ayudas empresas que hayan recibido incentivos en la anterior convocatoria si aún mantienen a trabajadores en ERTE.

También permanece abierto, en esta ocasión hasta el próximo lunes 15 de noviembre, el plazo de solicitud de las ayudas estatales a la solvencia empresarial que gestiona la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo y que tienen 1.109 millones de presupuesto, y que tras el Consejo de Gobierno del 3 de noviembre ha incorporado dos importantes modificaciones con el objetivo de llegar al máximo número posible potencial de beneficiarios.

Ayudas a la solvencia: costes salariales y cotizaciones sociales incluidas

La primera modificación consiste en que pueden incluirse en las solicitudes, dentro de los costes fijos incurridos, los costes salariales y las cotizaciones sociales (incluidas las cuotas de autónomos). La segunda introduce la posibilidad de que las pymes que hayan sufrido pérdidas en 2019 puedan acceder a la subvención, siempre y cuando en el momento de la solicitud no se encuentren en cualquiera de las circunstancias objetivas previstas en el artículo 2 del texto refundido de la Ley Concursal, ni haya iniciado las actuaciones previstas en los Títulos II y III de la citada ley.

Estas modificaciones se suman a las aprobadas en el mes de septiembre, ante las graves dificultades que muchos solicitantes tenían para cumplir con los requisitos establecidos por la normativa estatal inicial. Uno de los cambios consistió en dar la posibilidad de acogerse a la subvención a los 'costes fijos incurridos', término que incluyó los costes fijos soportados por los beneficiarios, como el pago de la factura de la luz, teléfono, agua, renting, alquiler y tasas municipales.

La cuantía de la subvención se mantiene en la horquilla de 3.000 a 200.000 euros, dependiendo de distintas variables como la disminución de las operaciones en 2020, el número de empleados o el régimen de tributación de la empresa o persona trabajadora autónoma.

Las personas trabajadoras autónomas encuadradas en el régimen de estimación objetiva singular (coloquialmente módulos) no deben acreditar la reducción del volumen de operaciones en 2020 y tampoco el no haber tenido pérdidas en 2019, de manera que tan solo deben presentar copia de las facturas de los costes fijos incurridos en el periodo delimitado.

Igualmente, la Comunidad Autónoma Andaluza también mejoró la normativa estatal al ampliar a 433 las actividades de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) frente a las que inicialmente fijaba el Real Decreto, que se limitaba a solo 95 de las 538 existentes.

Para aligerar en la medida de lo posible las obligaciones de los solicitantes a esta línea de subvenciones, la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo dispone de una oficina técnica dedicada los siete días de la semana a instruir, gestionar y atender las consultas que llegan sobre la tramitación de las ayudas. Un dispositivo que cuenta con 105 empleados públicos de distintos cuerpos de gestión, 15 de ellos informáticos. Asimismo, se han introducido procesos de automatización en la tramitación dentro de los escasos márgenes que permite el Real Decreto estatal, que contempla realizar los pagos en un periodo breve de tiempo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios