Finanzas

UPA exige a Agroseguro revisar el mapa de sequía en las zonas norte de Granada y Almería

  • Los ganaderos advierten de que de no hacerlo "dejarán de contratar un seguro que es completamente ineficaz en la actualidad"

Nicolás Chica, secretario general de UPA Granada

Nicolás Chica, secretario general de UPA Granada / G.H.

El seguro de Compensación por Pérdida de Pastos es un seguro excesivamente caro que es ineficaz a día de hoy porque no cubre el riesgo de la falta de pastos para la alimentación del ganado. Esa es la conclusión a la que llega UPA y por la que exige a Agroseguro una revisión completa sistema de teledetección en la zona norte de las provincias de Granada y de Almería. En la actualidad, los ganaderos que suscriben este seguro, además de ser demasiado caro pese a las subvenciones que presenta la línea, se encuentran con el problema de que tienen la sensación de que no sirve absolutamente para nada, puesto que a la hora de que falten pastos en campo no reciben indemnización alguna por ello en los últimos años.

Ambas provincias cuentan con una gran superficie de pastos y con multitud de ganaderos que, dadas las características propias de los territorios, a duras penas pueden alimentar el ganado a base de pastos debido a la recurrente presencia de la sequía, y siendo necesaria la suplementación con piensos y forrajes, con el sobrecoste que esto les supone para los ganaderos y poniendo en serio riesgo la rentabilidad de estas explotaciones.

"Agroseguro realiza el mapa de sequía a través de la medición del índice de vegetación por satélite, pero queda comprobado que sólo de esta manera no se refleja la realidad de los pastos, los cuales año tras años mantienen una situación persistente de sequía porque no llueve. De esta manera, los criterios para establecer la posible indemnización para cubrir los daños por sequía no son reales y perjudican notablemente a los ganaderos", explica el secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica.

Aunque para la disponibilidad de pasto para el ganado intervienen muchas variables climáticas como la temperatura, humedad, evapotranspiración, o la radiación solar, las precipitaciones son sin duda la variable más importante. UPA ha acudido a la web de estaciones meteorológicas de la Junta de Andalucía, y ha podido constatar que, solo en el presente año, en la estación de Puebla de Don Fadrique en Granada por poner un ejemplo, ha llovido un 11% menos que en el mismo periodo del año anterior.

UPA denuncia, por tanto, que los ganaderos están "cansados" de suscribir un seguro que no cubre en absoluto sus necesidades. "El seguro cuesta un pastón que les viene a salir a los ganaderos de media del orden de 3.500 € y gracias a que existen subvenciones, porque de lo contrario el coste podría alcanzar los 6.000 euros. Sin embargo, los criterios para cubrir los riesgos y pagar indemnizaciones no se establecen para favorecer como tiene que ser al ganadero, todo lo contrario. Da la sensación de que Agroseguro quisiera quedarse con el dinero del ganadero. En las zonas norte de Granada y Almería nunca llueve y, en cambio, la compañía siempre las considera en sus mapas como zonas verdes con sequía no indemnizable. Deberían de constatar a través de visitas a campo lo que el satélite es incapaz de detectar", critica Nicolás Chica.

El secretario general de UPA Granada advierte que si Agroseguro continúa en esta tesitura y no atiende los planteamientos que año tras años les vienen realizando desde UPA, llegará un momento en que los ganaderos no suscribirán más esta línea de seguro. "¿Qué están buscando, que les digamos a los ganaderos que no contraten más este seguro porque no hay respuestas ni indemnizaciones adecuadas por las pérdidas sufridas?", se pregunta Nicolás Chica. Su respuesta es clara y rotunda: "O cambian los criterios o empiezan a realizar peritajes en campo para comprobar la situación real de los pastos, o los ganaderos dejarán de suscribir un seguro que es caro y que no responde a sus necesidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios