Finanzas

Cómo una camisa usada se convierte en 'economía circular'

  • Cáritas-Koopera espera que se renueve el convenio con el Ayuntamiento de Almería

Uno de los contenedores del proyecto Koopera ubicado en la capital almeriense, con su color distintivo. Uno de los contenedores del proyecto Koopera ubicado en la capital almeriense, con su color distintivo.

Uno de los contenedores del proyecto Koopera ubicado en la capital almeriense, con su color distintivo. / rafael gonzález

Cuando un almeriense deposita su ropa usada en alguno de los cincuenta contenedores de reciclado de prendas textiles que existen en la ciudad, participa, quizás sin saberlo, en un modelo de "economía circular" ideado por Cáritas Diocesana en su proyecto 'Koopera'.

La prenda que es donada en el contenedor rojo permite, gracias al acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Almería, apostar por el empleo para los ciudadanos almerienses más desfavorecidos, dignificar el acceso a la ropa para quienes más lo necesitan, solucionar los problemas éticos de la gestión y comercialización textil y el respeto al medio ambiente.

En la provincia de Almería hay 147 contenedores para la recogida textil

En el fondo, el proyecto textil de Cáritas, posee un componente medio ambiental muy significativo, pero sobre todo pretende mejorar la situación de las personas, especialmente las que necesitan otra oportunidad laboral por riesgo de exclusión social, haciendo realidad una economía social y solidaria.

Un simple contenedor garantiza la gestión integral de la ropa, ya que la recogida se envía a una planta de reutilización y reciclado; lo reutilizable se oferta a tiendas y la ropa que está muy estropeada va a reciclado (fabricación de bayetas, aislantes…). Nada se desaprovecha.

Según afirma la coordinadora de textil de Cáritas en Almería Mari Carmen Torres "el excedente de ropa donada además de atender a las necesidades de quienes acompañamos puede ser una herramienta que acerque al empleo a personas que tienen muy difícil un trabajo en el mercado laboral tan competitivo y muchas veces excluyente".

Por ello, se considera fundamental para la continuidad del proyecto la renovación del convenio con el Ayuntamiento de Almería, que permita mantener los contenedores de recogida en las calles de la capital. Este acuerdo concluye el próximo marzo.

Mari Carmen Torres explica que otro de los pilares "Koopera" es la tienda de moda de segunda mano ubicada en la Plaza de San Sebastián. "Además de su labor de consumo sostenible -porque la ropa usada no va a vertederos ni se incinera y su reutilización ahorra agua y emisiones de co2- quienes compran en "Koopera" permiten efectuar donaciones a familias en precariedad".

La ropa que se ofrece en la tienda de la Plaza de San Sebastián es de segunda mano pero está preparada y totalmente limpia para su reutilización. Para ello se utiliza ozono. La de Almería es una de las treinta tiendas de España y, en septiembre, cumple tres años de su apertura; por ello, ofreció descuentos y la visita de varias "blogueras" que difundieron las prendas en sus cuentas de las redes sociales.

En la provincia, gracias a acuerdos firmados con varios ayuntamientos, existen 147 contenedores para la recogida textil. "Así podemos acercar un servicio necesario para los ciudadanos como es retirar un excedente textil y le damos una vida más larga, contribuyendo al desarrollo sostenible a través de la reutilización".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios