UGT y CCOO denuncian fraude del agro a la Seguridad Social en Almería

El campo almeriense defrauda a la Seguridad Social más de 50 millones anuales en jornales

  • Los sindicatos aseguran que el 40% de los sueldos de la agricultura no se están declarando · Los convenios del campo y el del manipulado, que suman 80.000 trabajadores afectados, siguen pendientes de firmar

Los sindicatos UGT y CCOO han denunciado la precariedad laboral de los trabajadores del campo. Los sindicatos UGT y CCOO han denunciado la precariedad laboral de los trabajadores del campo.

Los sindicatos UGT y CCOO han denunciado la precariedad laboral de los trabajadores del campo. / Javier Alonso

UGT y CCOO han denunciado, una vez más, la situación que vienen padeciendo los trabajadores del campo almeriense, cuyas condiciones laborales, en la mayoría de los casos, distan mucho de la realidad de un sector puntero en facetas como las exportaciones, la investigación, la innovación, así como la calidad y la seguridad alimentaria de sus frutas y hortalizas.

Ambos sindicatos han reivindicado que en la actualidad no se dan los condicionantes necesarios para firmar el Convenio Colectivo del Campo, que lleva "más de dos años de bloqueo patronal", debido al "fraude en la contratación", además de porque "no se cumplen los incrementos salariales" correspondientes y por "el incumplimiento sistemático del convenio".

Francisco Javier Castaño (CCOO Almería) Francisco Javier Castaño (CCOO Almería)

Francisco Javier Castaño (CCOO Almería) / Javier Alonso

"¿Es que la agricultura intensiva no da para mejorar los salarios?", se preguntó Francisco Javier Castaño, secretario general de la sección Agroalimentaria de CCOO en Almería. Con datos oficiales en la mano, correspondientes a los siete principales cultivos que desarrolla la provincia, extraídos del Observatorio de Precios y Mercados (Consejería de Agricultura) y cruzados con los de la Tesorería General de la Seguridad Social, Castaño afirmó que el 40% de los jornales anuales que hay en Almería no se están declarando.

Un porcentaje que supone que haya un fraude a la Seguridad Social de más de 50 millones de euros anuales por parte de las empresas del sector agro almeriense.

Castaño añadió otro dato demoledor: "El 91% de los contratos del campo almeriense son eventuales, en lugar de fijos discontinuos, frente al 26,3% de media del conjunto de la agricultura en España".

Desde ambos sindicatos explican las condiciones en las que se trabaja en muchos sitios: "Los finiquitos no se pagan, y si me pides el finiquito, el año que viene no te llamo; sin agua potable; encerrados bajo llave; sin cuartos de baño; sin comedor; sin taquillas; sin las medidas necesarias de prevención de riesgos laborales; sin pagar el desplazamiento como corresponde ni los complementos por incapacidad temporal...".

Además, ahondan en que la patronal ofrece un convenio "a la baja", pues pretende "legalizar lo que hay", a pesar de que el Salario Mínimo Interprofesional se encuentra muy por encima de las actuales cifras que se barajan.

UGT y CCOO recuerdan que la propuesta del Gobierno de Rajoy era de 6,52 euros la hora, mientras que la del de Pedro Sánchez asciende a 6,90. Frente a ello, el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) marca 14.000 euros al año, es decir, 1.000 euros al mes con dos pagas extra, lo que arroja un salario de 7,66 euros la hora. Bajo estas condiciones se encuentran afectados en torno a 54.000 trabajadores del campo.

Toca equiparar mozo y envasadora en el gremio del manipulado

Por su parte, el gremio del manipulado, que cuenta con 25.000 trabajadores (trabajadoras en su gran mayoría), paga a 6,50 euros la hora a la envasadora y 6,67 euros la hora al mozo. La reciente sentencia, ganada por CSIF Almería y que repercute a 350 trabajadoras de SAT Acrena, recoge la equiparación salarial  entre unos y otros, esgrimiendo que "no existe razón objetiva que justifique la diferencia retributiva entre mozos y envasadoras, siendo funciones de igual valor".

Francisca Ramírez (UGT Almería) Francisca Ramírez (UGT Almería)

Francisca Ramírez (UGT Almería) / Javier Alonso

Francisca Ramírez, secretaria general de Industria, Construcción y Agro de UGT Almería, ha recordado que son innumerables los obstáculos con los que los sindicatos se encuentran para negociar el convenio y defender la dignidad de los trabajadores, tanto desde la empresa como por parte de la inspección, cuyos recursos no son los adecuados para poder recabar la información que precisan, ya que, las "puertas del campo cerradas" impiden que las medidas que utilizaban normalmente para ello resulten efectivas.

Ante ello, solicitan más recursos para la Inspección de Trabajo, pues recuerdan que cuentan con doce inspectores y otros doce subinspectores, una cifra insuficiente, a su juicio, para llevar a cabo un trabajo adecuado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios