Los cruceros vuelven a atracar en el puerto de Almería tras año y medio en blanco

El primero, desde febrero de 2020, hará escala el 11 de agosto. Hay programadas 11 llegadas de barcos turísticos hasta diciembre

La APA ya aplica la rebaja del 40% en las tasas

Imagen de archivo del crucero Wind Surf haciendo escala en Almería antes de la crisis sanitaria
Imagen de archivo del crucero Wind Surf haciendo escala en Almería antes de la crisis sanitaria / Diario De Almería

Almería/El turismo de cruceros vuelve a atracar en el puerto almeriense. Según la Autoridad Portuaria de Almería, el 11 de agosto está previsto que realice una escala en la capital el crucero Wind Surf de la naviera Wind Star Cruises. Será el primero de los barcos turísticos que amarrará en Almería desde febrero de 2020, unos días antes de la declaración del primer estado de alarma a causa de la COVID-19. Debido a las medidas adoptadas para frenar la expansión del coronavirus, desde mediados de marzo del año pasado se cancelaron todas las rutas de cruceros programadas.

El Wind Surf, un habitual del puerto de Almería-, tiene capacidad para 300 pasajeros y 200 tripulantes, y está previsto que llegue al Muelle de Levante a las 8:00 horas, procedente de Cartagena, para zarpar a las 22:00 horas, con destino a Málaga.

Pero las buenas noticias no cesan aquí y es que de acuerdo a las previsiones de las navieras, hasta diciembre, han reservado escala en las instalaciones portuarias de la capital 11 cruceros que realizan rutas por el Mediterráneo occidental. Además del Wind Surf, que llegará a Almería en tres ocasiones, harán escala en la dársena almeriense los cruceros MS Hamburg, Golden Horizon, Vasco de Gama, Spirit of Discovery, SS Splendor y el Marella Explorer 2, que realizará tres visitas.

El Wind Surf tiene capacidad para 300 pasajeros y 200 tripulantes

Para el presidente de la Autoridad Portuaria de Almería (APA), Jesús Caicedo, la reanudación de las visitas de cruceros es una “muy buena noticia, tanto para el puerto, como para la ciudad, la provincia y para todos los sectores relacionados con el turismo, ya que supone la vuelta a la normalidad, tan necesaria para la reactivación de la economía”. Según recuerda Jesús Caicedo, el pasado año se suspendieron 19 de las 20 escalas previstas en Almería, y solo arribó al puerto el crucero Black Watch, de la naviera Fred Oldsen Cruises Line, que visitó la ciudad a finales de febrero con más de 500 turistas británicos.

Tanto la escala de cruceros, como las visitas que los turistas realicen en tierra, se harán de acuerdo con las ‘Medidas Sanitarias para el Restablecimiento de los Cruceros Internacionales’, establecidas por el Ministerio de Sanidad el 16 de junio pasado. Así, los pasajeros que desembarquen para visitar la ciudad o realizar excursiones, solo lo harán en grupos controlados y siempre que no presenten ningún síntoma compatible con la COVID.

Por otro lado, las navieras que opten por hacer escala en Almería este año se encuentran con otra novedad y es un precio más competitivo. Con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado se cumplía uno de los objetivos del presidente de la APA: bajar las tasas a las navieras de cruceros que atracan en el puerto de la capital, que era de las más elevadas; en este sentido la rebaja ha sido del 40%.

Trabajos para ampliar el muelle de Levante para el amarre de barcos

En 2019 fueron 25 los cruceros, con 7.177 turistas, que llegaron al puerto almeriense, 38 en 2017 y 2018 respectivamente. La Autoridad Portuaria de Almería trabaja para contar con unas instalaciones locales más competitivas. En esta línea, a la rebaja de las tasas a las navieras de cruceros aplicada ya este año, se suman los trabajos para mejorar las infraestructuras portuarias para la escala de los buques turísticos. Para ello está el proyecto de ampliación y adecuación del muelle de Levante para tráfico de cruceros, que se acometerá junto a las actuaciones previstas para la recuperación ambiental del frente marítimo de la zona de las Almadrabillas, proyecto que sentará las bases para la primera de las actuaciones del Master Plan del futuro Puerto-Ciudad. El proyecto prevé ampliar la superficie del muelle y, al mismo tiempo, dotarlo de los calados e infraestructuras que posibiliten su uso adecuado tanto para el atraque de cruceros como para el uso y disfrute ciudadano. Para ello, se prevé también la creación de un nuevo dique en la parte este –la zona de la Rambla-, así como la adecuación de la zona oeste del muelle actual. En este sentido, la unión temporal de empresas ‘Almadrabillas’ empezó a mediados del pasado mes una campaña de sondeos en el mar, en el frente litoral que va desde la desembocadura de la Rambla hasta el espigón de San Miguel, en El Zapillo.