Finanzas

Los efectos del frío terminan por bajar el rendimiento de manera generalizada

  • Las bajas temperaturas han provocado paradas vegetativas que en muchos casos han obligado a adelantar el final del cultivo

  • La consecuencia es un adelanto para la sandía y el melón

Un agricultor arranca su plantación por motivo de los daños derivados de las heladas. Un agricultor arranca su plantación por motivo de los daños derivados de las heladas.

Un agricultor arranca su plantación por motivo de los daños derivados de las heladas. / Javier Alonso (Níjar)

La campaña en la horticultura almeriense se encuentra inmersa en su semana cinco, coincidente con esta época invernal en la que la producción de la provincia es una de las destacadas a nivel de comercialización en el continente, con permiso de Marruecos, claro.

Atendiendo al estado de los cultivos bajo plástico de las principales zonas productoras, en los invernaderos de Níjar, el frío sigue provocando que los cultivos y las producciones avancen lentamente. Algunas plantaciones han ido adelantando el final de cultivo debido a los efectos del frío; otras empujadas por los bajos precios; y los ecológicos porque suele durar menos su vida productiva. Al tiempo, las cooperativas se comprometen a un suministro continuo a sus clientes, de forma que cada vez es más difícil hablar de campañas y ciclos productivos. Las plantaciones de tomates de ciclo corto ya están acabando y las de ciclo largo están en plena producción.

El frío de las semanas pasadas ha provocado a los frutos que estaban recién cuajados daños fisiológicos irreversibles que hará que dentro de unos meses haya menos producción de la esperada. Además, algunas de las plantaciones de pimientos que han tenido ceniza durante todo el cultivo se están arrancando prematuramente, por lo que se prevé el final de su ciclo para marzo-abril aproximadamente.

Se observan en los invernaderos de berenjenas una disminución importante de la producción y siguen altos los precios. Los invernaderos de pepinos se observan muy afectados por el frío, con baja producción. En las explotaciones de sandías y melones con cultivos bien protegidos (tunelillos y manta térmica) no ha habido daños. Continúan las plantaciones, aumentando al estar arrancando cultivos antes de lo programado.

Por su parte, los invernaderos del Poniente almeriense continúan las recolecciones de todos los tipos de pimientos. Los invernaderos con plantaciones más tempranas están terminando el cultivo o arrancando ya para plantar cultivos de primavera. Los cultivos de ciclo largo de tomates se están recolectando con buenas producciones, tanto del tipo ramo como pera y las plantaciones nuevas de ciclo corto continúan con su desarrollo vegetativo normal. Las plantaciones de ciclo largo de berenjenas continúan con la recolección aunque los rendimientos han bajado por la parada vegetativa provocada por las bajas temperaturas nocturnas. Muchas plantaciones de pepinos están agotadas y comienzan nuevas plantaciones de pepino u otros cultivos de primavera. Las variedades de calabacín de invierno están en plena producción y los rendimientos son menores por las bajas temperaturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios