Finanzas

Una empresa de Almería patenta un dispositivo de control total contra la Tuta absoluta

  • La firma ATG Ingeniería desarrolla este sistema basado en radiación electromagnética generada con tecnología LED concebido para su aplicación en cultivos hortofrutícolas

Antonio Tortosa Gerente de ATG INGENIERIA. Antonio Tortosa Gerente de ATG INGENIERIA.

Antonio Tortosa Gerente de ATG INGENIERIA.

La empresa tecnológica almeriense ATG Ingeniería ha patentado el primer dispositivo de control biológico de tuta absoluta, plaga que afecta al tomate, basado en radiación electromagnética generada con tecnología LED concebido para su aplicación en cultivos hortofrutícolas.
Biocaptur nace después un intenso programa de i+D y esta orientado a seleccionar la frecuencia lumínica concreta que produce un poderoso efecto de atracción sobre la Tutaabsoluta, a partir del cual el dispositivo aspira al insecto confinándolo en la malla instalada en el interior, tanto en su fase inicial como en la adulta.
Los ensayos realizados con Biocaptur S50 y sus prototipos previos en invernaderos de distintas zonas agrícolas de la provincia han puesto en evidencia su capacidad para ejercer un control definitivo sobre la tuta absoluta.
Incide sobre la colonia de tuta instalada en el invernadero desde los primeros estadios de su ciclo biológico, y no solo reduce la población drásticamente, sino que afecta negativamente su fase de reproducción.
BiocapturS50 no utiliza ninguna sustancia, por lo que es perfectamente compatible con el manejo integrado de plagas y con la producción integrada.
Está programado para actuar solo en las horas que coinciden con el ciclo biológico de tuta absoluta, por lo cual no ejerce ningún efecto en auxiliares y biopolinizadores, además de estar basado en una frecuencia de luz electromagnética específica para esta especie.
El proceso de desarrollo implementado por ATG Ingenieria ha incluido también el estudio de propiedades técnicas y utilidades para su funcionamiento en el invernadero, sin perjuicio de su idoneidad para ser aplicado en cultivos al aire libre.
Así, incorpora un sistema de suspensión adaptable al desarrollo fenológico del cultivo, una altísima protección frente a las condiciones habituales del interior de un invernadero y unas propiedades técnicas que aseguran una prolongada vida útil. Presenta niveles de consumo bastante reducidos y una fácil instalación y manejo.
El rendimiento de una unidad de Biocaptur es óptimo en 5.000 metros cuadrados. Este nivel de eficacia le convierten en una opción de alta rentabilidad al evitar los perjuicios que provoca la tuta con un coste por metro cuadrado bastante reducido, evitando tratamientos y mano de obra, al tiempo que evita los costosos perjuicios que ocasiona la tuta absoluta.

Además, los diferentes ensayos realizados han puesto evidencia su capacidad para atraer y eliminar otros insectos dañinos en la agricultura almeriense como otros lepidópteros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios