Finanzas

En el escenario más favorable el PIB en Almería caería en un 10,7% este año según Unicaja

  • La entidad publica el último número de su informe ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’

Mercado Central de Almería durante el estado de alarma Mercado Central de Almería durante el estado de alarma

Mercado Central de Almería durante el estado de alarma / Carmen Fenoy (Almería)

Unicaja Banco ha publicado el número 3 de su informe trimestral ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’, elaborado por Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco. Según recoge este documento, las estimaciones realizadas por Analistas Económicos de Andalucía apuntan a un fuerte y generalizado retroceso del Producto Interior Bruto (PIB) de las provincias andaluzas para 2020.

Este documento se centra en el análisis de la evolución y las perspectivas económicas de cada una de las provincias andaluzas y complementa el informe de previsiones económicas que, con carácter regional, se publicó el pasado 21 de octubre.

El informe trimestral ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’ apunta que, de acuerdo con las estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía, en el escenario más favorable, todas las provincias presentarían una caída de más del 10,5%, superando el 12% en las de Cádiz y Málaga. Frente a ello, en una situación menos favorable, la contracción superaría el 12,5% en todas las provincias.

El PIB en las provincias andaluzas en 2020 podría descender entre un 10,7% y un 12,5%, según el último número del informe trimestral

El citado informe se estructura en tres apartados: en el primero se describe el contexto económico internacional y nacional, y se recogen los principales rasgos del comportamiento reciente de la economía regional; en el segundo se realiza una breve comparativa de los principales indicadores a escala provincial, y, finalmente, el último 

recoge la evolución de los principales indicadores económicos para cada una de las provincias andaluzas, así como las previsiones sobre la evolución del PIB para 2020.

Análisis provincial: evolución reciente de los principales indicadores económicos

Según estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía, en el segundo trimestre de 2020 la actividad económica habría registrado un descenso generalizado en todas las provincias andaluzas. El retroceso de la producción habría sido más acusado que en el conjunto regional (-20,7%) en las provincias de Jaén (-22,6%), Málaga (-22,0%), Córdoba (-21,6%) y Sevilla (-21,0%).

Respecto al empleo, según las cifras publicadas por la Encuesta de Población Activa (EPA), el impacto de la crisis está siendo muy acusado. La caída en términos interanuales de la ocupación ha superado el 5% en seis de las ochos provincias andaluzas. No obstante, hay que recordar que estas cifras de empleo incluyen a los trabajadores afectados por ERTE con suspensión de empleo.

La intensidad del ajuste del empleo se refleja, asimismo, en la evolución de la afiliación a la Seguridad Social. En el acumulado de enero a agosto el número de trabajadores afiliados en Andalucía ha disminuido un 2,8% en términos interanuales, y de forma más acentuada en las provincias de Jaén, Málaga, Córdoba y Cádiz.

En este contexto, las estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía apuntan a una fuerte pérdida de actividad en todas las provincias andaluzas para el conjunto de 2020. En el escenario más favorable, el retroceso puede oscilar entre el 10,7%, de Almería y el 12,5%, de Málaga. En el supuesto menos favorable, los descensos pueden superar el 12,5% en todas las provincias, entre el 12,6% de Almería y el 15,2% de Málaga.

Entorno económico internacional, nacional y regional

La primera parte del informe ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’ muestra el contexto económico internacional y nacional, y los principales rasgos de la trayectoria reciente de la economía regional, información recogida también en el documento ‘Previsiones Económicas de Andalucía’, presentado el pasado 21 de octubre.

La economía mundial ha experimentado una contracción sin precedentes en la historia reciente, como consecuencia de la pandemia del COVID-19. Según estimaciones de la OCDE, en la primera mitad del año el PIB mundial habría disminuido más de un 10% con relación a finales de 2019, viéndose particularmente afectadas las economías más dependientes del turismo y otras actividades del sector servicios con una mayor interacción social, como es el caso de España.

Tras el relajamiento de las medidas de contención de la pandemia, la actividad económica se ha recuperado parcialmente. Para el conjunto de 2020, la OCDE prevé un descenso del PIB mundial del 4,5%, frente a la bajada del 6,0% estimada el pasado junio, debido, principalmente, a una mejor evolución de lo previsto en el primer semestre del año en China y EEUU. Para el conjunto de la Zona Euro la caída estimada se situaría en torno al 8%.

En lo que respecta a la economía española, en el segundo trimestre la contracción del PIB ha sido del 21,5% en términos interanuales (-14,7% en la Zona Euro), con un descenso superior al 25% en el consumo de los hogares, la inversión y las exportaciones, según las cifras de la Contabilidad Nacional Trimestral del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Para el conjunto de 2020, el Banco de España estima una caída del PIB del 10,5%, que alcanzaría el 12,6% en un escenario más desfavorable. En 2021 la tasa de crecimiento llegaría al 7,3%, en el escenario más optimista, y al 4,1%, en el menos optimista.

En lo que se refiere a la economía andaluza, en el documento enviado el pasado 21 de octubre ya se indicaba que en el segundo trimestre el PIB ha disminuido un 16,9% con respecto a los tres primeros meses del año, situándose la variación en el ‑20,7% en términos interanuales (‑4,2% en el primer trimestre), según los últimos datos de la Contabilidad Regional Trimestral publicados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA). La demanda interna ha restado 19,3 puntos porcentuales (p.p.) al crecimiento, disminuyendo notablemente el consumo privado (‑24,3%) y la inversión (‑27,3%). También el saldo exterior ha tenido una aportación negativa (‑1,4 p.p.), con un mayor descenso de las exportaciones (‑37,7%) que de las importaciones (‑31,0%).

Por el lado de la oferta, según los datos publicados por el IECA, recogidos en el ya citado informe regional del pasado 21 de octubre, el descenso en el Valor Añadido Bruto (VAB) ha sido generalizado, con las excepciones del sector agrario y, dentro del sector servicios, las ramas de actividades financieras y de seguros, y de Administración pública, sanidad y educación. La caída de la actividad ha superado el 20% en la industria, la construcción y los servicios, destacando, en este último caso, la bajada en la rama de comercio, transporte y hostelería, cercano al 50%.

En cuanto a las previsiones de crecimiento para la Comunidad andaluza, tal y como se señala en el informe ‘Previsiones Económicas de Andalucía’, publicado recientemente, Analistas Económicos de Andalucía estima que en 2020 el PIB regional podría descender entre un 11,7% y un 13,9%, y que para 2021 se registraría un crecimiento del 6,7%, que podría ser del 5,4% en un escenario menos favorable. En este sentido, la incertidumbre continúa siendo elevada y las perspectivas económicas se encuentran muy condicionadas por la evolución de la pandemia y las medidas de contención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios