Finanzas

Los hoteles de Almería recortan distancia en julio respecto a datos de 2019

  • El turista nacional tiene gran protagonismo y representa el 91% de los 188.545 viajeros alojados en establecimientos de la provincia

Imagen de archivo del Hotel Playacapricho en Roquetas de Mar

Imagen de archivo del Hotel Playacapricho en Roquetas de Mar / Javier Alonso (Almería)

El mes de julio, de acuerdo a los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE), vale para ver el vaso medio lleno en cuanto a ocupación hotelera y alejar la visión negativa que se cernía el pasado año sobre el sector. ¿Espejismo o no? La evolución de la crisis sanitaria, las medidas para su control y el comportamiento del turismo en los meses venideros darán la respuesta. El impacto económico de la COVID-19 en esta actividad es incuestionable, pero la opción de los viajeros, sobre todo residentes en España, está haciendo que se recorte distancia respecto a cifras de 2019.

En julio, los establecimientos hoteleros de la provincia recibieron a 188.545 viajeros (de los que el 42% se decantó por Roquetas de Mar), esto supone un 85,8% más que en el mismo mes de 2020 y un 20% menos que en julio de 2019. De los turistas, 171.382 residían en España, es decir, el 91% pues el turismo internacional aún se cuestiona la salida de su país por las medidas sanitarias que tiene que tomar al emprender un viaje y en el retorno; el pasado año el porcentaje también era elevado (91,2%) dadas las restricciones a la movilidad entre países, pero la cifra absoluta era muy inferior, 92.571 viajeros. En julio de 2019, el peso del turista nacional era del 78,35%, pero en números absolutos (183.540 personas) se maneja una a cifra muy próxima a la del último mes.

En cuanto a las pernoctaciones, en el pasado mes sumaron 712.548; en paralelo al número de huéspedes, el 90,7% se debe a turistas nacionales. La cifra total supone un 126,46% más que en julio del pasado año y un 26% menos que en el de 2019.

El acumulado del año es otro cantar. En este sentido, hay que recordar que las sucesivas olas de contagios han ido frenando la reapertura de la planta hotelera que, sobre todo la vacacional, no ha recobrado vida hasta finales de mayo o principios de junio de este curso. En este sentido, los hoteles de Almería suman 410.325 viajeros en los siete primeros meses, la mitad de lo que registraba en el mismo periodo de 2019 y el 48,2% más que de enero a julio del pasado año, cuando hubo meses, que por el primer estado de alarma, hubo hoteles cerrados a cal y canto. Lo mismo sucede con las pernoctaciones, sobre ellas, la planta hotelera almeriense registra 1,2 millones hasta julio, un 55,2% más que los mismos meses del pasado año pero un 60% menos que el acumulado en el año prepandemia.

Según los datos que maneja el INE, la cifra de hoteles abiertos estimados se parece más a la del pasado ejercicio que al anterior. Así en la provincia almeriense se calculan 198 establecimientos en julio, mientras que en 2020 eran 196 y 236 en julio de 2019. Por plazas, el grado de ocupación asciende en el último mes al 56%, del 33% era en julio del pasado curso y del 67,7% en el anterior. En cuanto al personal empleado, otra buena noticia; mientras que en julio de 2020 eran 2.434 los trabajadores, la cifra alcanza los 4.204 en el último mes, un 22% menos que en igual periodo de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios