Consecuencias de la huelga del transporte de mercancías por carretera

El paro de camiones, ‘ruina’ para las frutas y hortalizas de Almería

Todas las frutas y hortalizas exportadas desde Almería parten de la provincia en camión

Todas las frutas y hortalizas exportadas desde Almería parten de la provincia en camión / Diario de Almería

Es un eslabón fundamental en la cadena de suministro, pero el Gobierno central no atiende a sus demandas, entre otras, para paliar la subida del precio del gasóleo. Por ello, el transporte de mercancías por carretera tomó el miércoles una decisión: convocar un paro nacional desde las 24:00 horas del domingo 19 de diciembre a las 24:00 horas del miércoles 22, si antes de esa fecha el Ejecutivo no toma cartas en el asunto que contribuyan a salir de la crisis actual.

Uno va a comprar al comercio y el producto, de cualquier parte del mundo, está ahí. No llega por arte de magia, sino por los transportistas, uno de los sectores que contribuyó a que durante el confinamiento más duro del pasado año los hogares no sufrieran desabastecimiento. Éste podría darse ahora en una de las fechas más señaladas del año, en Navidad, y provocar efecto dominó en otras actividades para las que los camiones son fundamentales, así el de las frutas y hortalizas de Almería.

Según explica Yolanda Águila, representante de Altrame Almería, asociación integrada en la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), el precio del gasóleo se ha disparado en los últimos meses hasta registrar un incremento cercano al 35% en el último año sin ir acompasado de una subida del precio de los servicios. En la provincia suman unas 3.500 las empresas de transporte de mercancías por carretera que se ven afectadas; en esta línea, de acuerdo a los cálculos facilitados por Águila, por citar un ejemplo, el trayecto Almería-Madrid tiene un coste de 200 euros extra actualmente por la subida del gasoil. Entre las medidas que podrían paliar esta situación se encuentra el incentivo para los vehículos pesados o aumentar la devolución por gasóleo profesional.

El paro está convocado desde las 24 horas del día 19 a las 24 horas del día 22 de diciembre

De acuerdo a la información trasladada por el Comité Nacional de Transporte por Carretera al que pertenece Fenadismer, el sector lleva tiempo intentando negociar una serie de medidas como la prohibición de que los conductores realicen la carga y descarga de los camiones, la no implantación de ‘Euroviñeta’ -reforma del sistema de peajes para el transporte pesado aprobada precisamente este martes por los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea-, la aplicación obligatoria de la cláusula de revisión del coste del combustible, la construcción de áreas de descanso seguras para los profesionales, entre otras. Su paciencia se ha agotado, también señalando a la absoluta falta de sensibilidad por parte de sus clientes en la presente coyuntura económica.

Este paro, de consumarse, sería un golpetazo para el sector hortofrutícola almeriense. A la espera de ver las reacciones sobre la convocatoria, bajo qué medidas se llevaría a cabo y esperando que tenga solución, Luis Miguel Fernández, gerente de la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal) indica el gran impacto negativo que tendría para el sector, más por las fechas elegidas. “Es legítimo que convoquen el paro porque es cierto que el transporte sufre la subida de costes y es de lo poco que no ha subido sus servicios”, señala Fernández, quien insiste en que, a falta de conocer los detalles de si habría servicios mínimos u otros aspectos, la huelga provocaría una ruina para el colectivo.

Y es que, además de tener en cuenta de que se trata de un producto perecedero, diciembre es el momento más idóneo para la exportación de los productos almerienses, tanto por el pico de campaña como por el precio de los cultivos y todos parten sobre las ruedas de camión. “Las dos semanas previas a Navidad es cuando más pedidos tenemos y el precio acompaña”, apunta el gerente de Coexphal. En diciembre del pasado año, la provincia exportó 275.825 toneladas de los principales productos de la huerta almeriense, el 61,4% por parte de empresas asociadas a Coexphal; solo en la semana 51 (la penúltima del año) de 2020, semana coincidente con los días previstos de paro, las empresas asociadas a Coexphal exportaron 41.701 toneladas, por lo que extrapolando los datos serían más de 68.000 toneladas a nivel provincial. Una cantidad que, con su respectivo valor en euros, quedaría este año en campo y comercializadoras.

Aún queda un mes para tratar de llegar a un acuerdo, pero el Gobierno central también ha reaccionado tras conocer la convocatoria. Así, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, defendía ayer que muchas de las reivindicaciones que piden las patronales del transporte, que han convocado la huelga en los días previos a la Navidad, exceden de las competencias del Gobierno. En este sentido, echa balones fuera de casa y explica que las peticiones se enmarcan en las “relaciones privadas” que tienen los transportistas con los cargadores, e insiste en poner a disponibilidad del sector su Ministerio con el objetivo de que sirva de mediador para resolver todas estas diferencias. Asimismo, en todo lo que concierne a la responsabilidad del Gobierno, ha asegurado que habrá una “disposición total y absoluta a seguir hablando”. La ministra cree que todavía hay tiempo para evitar esta huelga: “Conseguiremos superar esta crisis”.

También la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, considera que hay tiempo para encontrar una solución. Respecto a la ‘Euroviñeta’ apuntaba que en España, el Gobierno está trabajando en un sistema que permita financiar y hacer sostenible el mantenimiento de las vías de alta capacidad del país, al tiempo que sea un sistema justo. En cuanto al alza del precio de los combustibles, Calviño señalaba ayer que ya se comienzan a ver signos de que se están estabilizando estos precios, aunque insistía en actuar desde el ámbito internacional para tratar de amortiguar el impacto de estas subidas en los sectores afectados, así como en la factura de la luz de familias y empresas.

El déficit de camioneros, una dificultad añadida para el sector

El transporte de mercancías por carretera se encuentra ante una difícil coyuntura por el precio del combustible, pero no es el único problema, ya que también se enfrenta al déficit de camioneros, que en España se cifra en unos 15.000. Andrés Belzunces, presidente de la Asociación Provincial de Transporte Terrestre de Mercancías, explica que respecto al paro ya se propuso en el verano pasado pero el Gobierno lo frenó con el compromiso de negociar, si bien sin resolver nada, ahora la situación se ha visto agravada por la subida del combustible, que calcula en unos 35 céntimos el litro de diferencia entre octubre de 2020 e igual mes del presente ejercicio. En cuanto a la falta de conductores constata esta realidad. Así, poniendo como ejemplo su propia empresa, explica que en este momento clave de la campaña en que se está dando de alta más conductores, estima la carencia entre cinco y diez chóferes, por lo que de no resolverse, parte de la flota no partirá del parking. En este sentido, detalla varios problemas, como que la edad marcada para el inicio en el transporte de mercancías sea a partir de 21 años, así como las condiciones de seguridad y servicios en las áreas de descanso poco atractivas para iniciarse o continuar en la profesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios