Entrevista al chef Xanty Elías

“Hay que cocinar en casa para generar recuerdos en los niños”

  • El onubense promueve con su Fundación Prenauta una iniciativa, Los niños se comen el futuro, para introducir la gastronomía en las aulas. A partir de ahí ha surgido el libro 'El chef de la alegría'

Xanty Elías con un grupo de escolares Xanty Elías con un grupo de escolares

Xanty Elías con un grupo de escolares

Su casa está patas arriba porque no cesan los proyectos y las ideas. El onubense Xanty Elías empuja la gastronomía y los hábitos saludables a través de su Fundación Prenauta con el libro El chef de la alegría, editado por Anaya, que se presenta como “un paseo por las emociones a través de 12 recetas”.

A través de la ONG del chef José Andrés se ha sumado a la iniciativa solidaria #chefsforSpain con la que en principio colaborará con 300 comidas repartidas por Huelva y espera alcanzar el millar. Su restaurante Acáthum luce una estrella Michelin. Su siguiente proyecto, Finca Alfoliz, se adentra en lo formativo y lo divulgativo.

El chef de la alegría pretende formar y emocionar a los pequeños y a los mayores. Llevar la gastronomía a las aulas es la clave

–Hay que formar desde pequeños para que sean conscientes de qué comen. Y la gastronomía es un refuerzo para el resto de asignaturas:hay Ciencias, Salud, Geografía, Historia, Matemáticas, vocabulario. La gastronomía no es un entretenimiento aunque también te lo pases bien. El libro de El chef de la alegría forma parte del Prenauta con Los niños se comen el futuro, iniciativa que pide que haya una asignatura de Cultura Gastronómica. En este año llegará a 16.000 niños y esperamos superar los 350.000 y abarcar toda Andalucía.

" Dieta es orden, equilibrio. Comer bien es comer equilibrado"

–¿Ypor cuáles recetas pueden empezar?

–Este recetario tiene mucho de poesía. Hay 12 recetas reales y otras 12 recetas emocionales. Una receta para hacer muchos amigos, para la tristeza, o no sentirse solo.

–No estamos hablando de crear vocaciones de cocineros sino de una generación que aprenda a comer mejor.

–Porque la cocina es una herramienta para toda la vida. Comer bien tiene que ir a nuestro lado. Y ahí confluyen muchos conocimientos. Santa Teresa ya decía que a Dios se le encuentra entre los pucheros.

–¿Le dirá algún padre que comer bien es comer aburrido, hacer dieta?

–Uno de los principales problemas lo llevo dentro desde siempre, que me gusta tanto comer. De alguna manera pensamos que la palabra dieta es mala. Dieta es orden, equilibrio. Comer bien es comer equilibrado. La intención es que los niños al menos sean conscientes de lo que comen.

–Ydonde debe comerse bien es en casa.

–El legado gastronómico lleva el recuerdo de la familia, de casa. Por eso es importante recuperar las recetas de la abuela, que marquen el gusto. Un gazpacho procesado por muy bien que esté hecho, que los hay, nunca estará tan bueno como uno hecho en casa. Hay que reclamar las recetas caseras y hay que cocinar en casa, para generar ese recuerdo. Cómo hacer que un niño del siglo XXI tenga un recuerdo de referencia de la comida: con lo que coma en casa. Tendrá así la referencia de cómo son unas croquetas aunque después las compre industriales.

–Ahora podemos cocinar en casa, pero con el ritmo habitual necesitaremos un ingrediente:tiempo.

–Habrá que averiguar a qué estamos destinando el tiempo que podríamos dedicar a cocinar. Si estamos descontando minutos perdidos con el móvil o la televisión. Hay recetas que más que tiempo requieren planificación. Es decir, hay que darle prioridad a comer. Los niños se van a meter en la cocina con nosotros y a ellos hay que dedicarles ese tiempo. Lo fácil no puede ser ir a la tienda del desavío y comprar algo lleno de grasas.

–¿Lo procesado es el enemigo?

–Yo no promuevo si hay productos buenos o malos. Nuestra filosofía es remar a favor, que todo el mundo gane. No podemos ir contra nada sino a favor de una alimentacion sana: hay que controlar el consumo de azúcar, no erradicarla. Fomentar las recetas saludables. Hay que dar libertad con la información, hay que combatir la ignorancia. No se puede comer igual cocinando en casa que comprando sólo procesados, que cada uno sea libre de juzgar.

–¿Quien sabe comer bien en casa sabe comer en un restaurante?

–Sabes así mejor cuando te dan gato por liebre. Lo barato o caro en comer es la valoración personal de cada uno. Se refiere al conocimiento personal: cuanto más conocimiento, más exigencia.

–¿Y en qué consistiría comer saludable? A veces no lo es.

–Es una palabra manoseada. Tiene que ser un equilibrio de nutrientes, basada en productos naturales, sin aditivos y que sea beneficioso para el que la come.

–Hay que volver a los orígenes. Y en Andalucía siempre se ha comido bien.

–Sólo hay que mirar el mapa gastronómico de los guisos en España. Cada uno se nutre alrededor y los niveles de grasa van con el frío. Tenemos una despensa espectacular, bien combinada que genera una de las mejores dietas.

El emplatado de los aguacates a la brasa de Xanty Elías El emplatado de los aguacates a la brasa de Xanty Elías

El emplatado de los aguacates a la brasa de Xanty Elías

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios