Pasarela

Los Sussex, víctima de una estafa

  • Una cuenta falsa de los duques en las redes sociales ha robado dinero a algunos seguidores de los duques con la excusa de crear una web.

Los duques de Sussex, en una imagen de archivo. Los duques de Sussex, en una imagen de archivo.

Los duques de Sussex, en una imagen de archivo. / Efe

Enésima polémica que protagonizan los duques de Sussex desde que anunciaran su decisión de dejar de representar a la familia real británica. El periódico The Sun ha publicado que la identidad del príncipe Enrique y Meghan Markle ha sido suplantada por estafadores en las redes sociales, a pesar de que faltan menos de dos semanas para que su marca personal, Sussex Royal, deje de existir tras la decisión de Isabel II de prohibir a su nieto y su mujer utilizarla para fines lucrativos. A partir del día 31, este nombre no se podrá utilizar más pero, al parecer no solo el matrimonio de Enrique y Meghan Markle está sacando rendimiento de él.

La estafa de la que ha sido víctima el nieto de la reina Isabel es nueva, una nueva modalidad de fraude en las redes sociales que se perpetra utilizando la imagen institucional del príncipe y Meghan como reclamo ante posibles víctimas. Los estafadores utilizaban su nombre, su distinción nobiliaria, su logo institucional e incluso fotografías y noticias de sus últimas iniciativas sociales y oficiales. Una cuenta que ha estado actuando en las redes de manera fraudulenta, pidiéndole a sus seguidores donaciones para poder desarrollar una futurible página web oficial. Además, se vendían entradas falsas para asistir como público los juegos Invictus, que el hijo del príncipe de Gales apadrina desde hace años.

Los duques con su hijo, Archie, en su viaje a Sudáfrica. Los duques con su hijo, Archie, en su viaje a Sudáfrica.

Los duques con su hijo, Archie, en su viaje a Sudáfrica. / Efe

Aunque este tipo de prácticas están muy controladas y muchos se fijan en los detalles para no caer en estafas, otros sí han caído en el engaño. No les extrañó que fuese el propio príncipe Enrique y la mismísima Meghan los que contestaban personalmente los mensajes, ni vieron raro que el nieto de Isabel II les solicitase sus datos bancarios a cambio de hacerles miembros activos de la fundación benéfica que representa. Una práctica que, aunque parezca inverosímil, logró sus objetivos de estafar dinero a personas que creían estar colaborado para que los duques pudiesen tener su página web oficial.

Los Sussex con la reina Isabel II, en un acto oficial antes de su renuncia. Los Sussex con la reina Isabel II, en un acto oficial antes de su renuncia.

Los Sussex con la reina Isabel II, en un acto oficial antes de su renuncia. / Efe

Aunque no todas son malas noticias para la pareja. Isabel II les ha pedido que pasen parte de sus vacaciones de verano en Balmoral con ella, y Enrique y Meghan han accedido a ir, y con su hijo Archie, algo que alegrará mucho a su bisabuela. Un gesto que pone de manifiesto que el vínculo familiar continúa intacto o, al menos, que la soberana y su nieto pretenden llevarse bien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios