Mundo

Brexit: Una bandera menos en la UE

  • La retirada de la Union Jack de las instituciones europeas carga de simbolismo el 'Brexit' mientras Bruselas se afana en exhibir su "fortaleza"

Retirada de la bandera británica en Bruselas. Retirada de la bandera británica en Bruselas.

Retirada de la bandera británica en Bruselas. / EFE

La Union Jack ya no ondea en las instituciones europeas. Horas antes de que se consumara el Brexit, las autoridades comunitarias arriaron la bandera del Reino Unido del Parlamento y del Consejo de Europa. Desde este viernes hay una enseña menos donde ahora quedan las de los 27 estados miembros que permanecen en la UE. Una de esas banderas retiradas de su mástil será trasladada a la Casa de la Historia Europea de Bruselas.

Fue un momento especial en una noche cargada de simbolismo. El Reino Unido pone fin a su estancia de 47 años en el club europeo, cuyos miembros lo considerarán a partir de ahora un país tercero. Sus eurodiputados dejan de serlo, sus ministros no participarán en los consejos con sus homólogos del continente. El divorcio se ha consumado.

No obstante, nada cambiará a nivel práctico al menos durante este año: el Reino Unido seguirá sujeto a la normativa comunitaria como hasta ahora mientras Londres y Bruselas negocian un acuerdo para la relación futura entre ambos bloques. Sobre el papel, el plazo para esa negociación expira el 31 de diciembre, aunque el acuerdo de salida contempla que puede prolongarse.

Entretanto, la UE hace todo lo posible por sobreponerse al siempre triste aire de las despedidas y prefiere exhibir su fortaleza a pesar de la marcha de uno de sus principales socios. La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, expresó que Bruselas quiere mantener "la mejor relación posible con el Reino Unido", pero recalcó que no podrá equivaler a ser miembro de la UE.

"Está claro que siempre habrá una diferencia. Pertenecer a la Unión Europea cuenta. La Unión hace la fuerza", declaró Von der Leyen en una rueda de prensa junto a los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel, y de la Eurocámara, David Sassoli.

La presidenta de la CE avisó de que Europa "estará muy decidida a defender sus intereses" y de que sólo los países que reconocen las reglas del mercado interior pueden beneficiarse plenamente de él. Por su parte, Michel también afirmó que la UE está dispuesta a mantener "la relación más estrecha posible" con el Reino Unido tras el Brexit, e insistió en que el país deberá alinearse con las normas del club comunitario si desea acceder al mercado único. "Cuanto más decida Gran Bretaña divergir con respecto a los estándares europeos, menor acceso tendrá al mercado interior", advirtió.

Von der Leyen también destacó los desafíos compartidos por los Veintisiete y el Reino Unido, como la seguridad, los intereses económicos y "los grandes desafíos de nuestro planeta". En cuanto al club comunitario, subrayó que los próximos años estarán marcados por la digitalización y la lucha contra el cambio climático.

Varios partidarios del Brexit, con banderas del Reino Unido ante el Parlamento inglés Varios partidarios del Brexit, con banderas del Reino Unido ante el Parlamento inglés

Varios partidarios del Brexit, con banderas del Reino Unido ante el Parlamento inglés / EFE

"Sabemos muy bien que cuando mañana amanezca, comenzará un nuevo capítulo para nuestra Unión de Veintisiete. Con ello, viene una oportunidad única en una generación para asegurar que Europa lidera estas dos transformaciones ecológica y digital", comentó. Insistió en que los retos y oportunidades de la UE no cambiarán por el Brexit y, junto al cambio climático y la digitalización, mencionó la gestión "eficaz y humana" de la inmigración y la construcción de alianzas "sólidas" en todo el mundo.

La presidenta de la CE hizo hincapié en que desde la entrada del Reino Unido en el club comunitario en 1973, la organización ha ganado "ímpetu político" y se ha convertido en "una potencia económica global". También dijo que "la fortaleza no radica en el espléndido aislamiento, sino en nuestra única Unión". "En estos tres años y medio de Brexit hubo una experiencia muy valiosa para los veintisiete miembros de la Unión Europea y ésta es la experiencia de cuánto cuenta la unidad, cuán fuertes somos en la unidad, mucho más de lo que cada país sería por sí solo", aseguró Von del Leyen, que constató que la UE representa "como ninguna otra región del mundo" el Estado de derecho o "la protección de la dignidad de todas las personas". En un sentido similar, Sassoli aseguró que los desafíos mundiales como la seguridad, el medio ambiente o la inmigración exigen soluciones globales y no individuales de los países, motivo por el que consideró necesario pertenecer a la UE.

Michel reconoció que los Veintisiete dedicarán toda su "energía" a "construir una Unión Europea más fuerte y ambiciosa", y consideró que la lección que la UE debería extraer del Brexit es "tener mucho más en consideración las expectativas de los ciudadanos europeos" sobre el club comunitario y "explicar el valor añadido diario de este proyecto político". Por su parte, Sassoli dijo que la jornada de hoy "marca una herida" para la UE que ahora "inicia una nueva época" sin el Reino Unido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios