Cultura

El grupo AFAL lamenta la pérdida del genial fotógrafo catalán Ricard Terré

  • Carlos Pérez Siquier asegura que "fue un hombre íntegro, un señor irrepetible"

El fotógrafo Ricard Terré falleció ayer por la tarde en Vigo, después de una larga enfermedad. El grupo AFAL pierde a uno de sus baluartes. El fotógrafo almeriense Carlos Pérez Siquier se mostraba ayer abatido por la desaparición de Terré, un a persona excepcional y un gran profesional de la fotografía.

Pérez Siquier afirmaba que "fue un hombre íntegro, un señor, algo irrepetible en estos días, culto y honesto, fiel con sus amigos, con todos, con sus compañeros de Afal con los que siempre tuvo comprensión y afecto".

Con respecto a su fotografía, Pérez Siquier apuntaba que "es trascendente, el tiempo le irá dando cada vez más importancia , porque deja imágenes imborrables en nuestra exigente memoria".

"Descanse en paz este hombre de bien, que bien se lo merece. Sus amigos de AFAL, sus compañeros del alma y de la imagen se sienten muy tristes en nuestro irremediable devenir de estos años de recuerdo emocionado que aun nos queda por venir", apuntaba Pérez Siquier.

Ricard Terré nació en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) en 1928 y falleció ayer en Vigo. Estudió en la Escuela de Altos Estudios Mercantiles de Barcelona.

Comenzó en el mundo del arte como pintor y caricaturista y empezó a practicar la fotografía en el año 1955. En ese momento entró en contacto con miembros de la Agrupación Fotográfica de Cataluña donde coincidiría con Xavier Miserachs y Ramón Masats, con los que expuso por primera vez en 1957 la exposición Terré-Miserachs-Masats (Sougez, Marie-Loup et al., 2007).

Su hija Laura Terré escribe de él "en su primer reportaje sobre una tarde de Jueves Santo se concentran los hallazgos que después le van a hacer meditar los derroteros de su fotografía: la infancia, la muerte, el carnaval… Concibe la coherencia como una fidelidad ciega a una serie. En vez de avanzar en línea recta, separándose del origen (como suele ocurrir en otros autores), su obra se desarrolla en espiral, vuelve y se revuelve, ocupando todo el espacio alrededor del origen, creando una complejidad única de matices."

En 1958 se integra en el grupo AFAL (Agrupación Fotográfica de Almería). Más tarde pasó a formar parte de su comité directivo y participó en sus actividades.

Su trabajo está influenciados por el fotógrafos extranjeros como Robert Frank, William Klein, Henri Cartier-Bresson o Eugène Smith.

En 1960 abandonó la fotografía por un largo periodo de tiempo. En 1982 volvió a la actividad fotográfica, participando en diferentes exposiciones individuales y colectivas en España y el extranjero. En 2008 recibió el premio Bartolomé Ros a su trayectoria profesional en PHotoEspaña. En 1991 estuvo en Almería participando junto a otros miembros de AFAL en una exposición que tuvo lugar en la Escuela de Arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios