Cultura

"En Almería los conciertos son pura comunicación"

  • Macaco atraca esta noche en el festival Espantapitas con su sexto disco, 'Puerto Presente' · Su último trabajo tiene influencias marcadas de reggae y rumba

Su música suena en todas las cadenas de radio y ha encabezado las listas de éxito del panorama nacional. Con su último disco, 'Puerto Presente', el grupo catalán Macaco se consolida como uno de los valores de la escena musical actual.

-Su compromiso con la naturaleza es fuerte, ¿cree que esta labor reivindicativa debe ser la función de la música?.

-Para nada. Es una opción. Hay artistas que convierten sus canciones en reflejo de su conciencia social. Sin embargo, hay otros igualmente concienciados que mantienen esa parte de su personalidad en la esfera privada. Ambas opciones son igualmente válidas y, en ambos, casos lo importante es ser honesto con uno mismo y con los demás.

-El presente de Macaco parece inmejorable, ¿cuál es tu puerto futuro?

-Seguir aprendiendo a caminar el presente, dejar que la vida vaya escogiendo y tratar de seguir saboreándola con mucho amor, mucho cariño y mucho trabajo. Lo que vaya llegando, bienvenido sea.

-Te gusta la fusión, pero sin confusión, ¿no?

-Sí. Siempre digo que la música es como un plato de comida: demasiados ingredientes pueden acabar transformándolo en un pastiche. Sin embargo, pocos ingredientes en su justa medida lo pueden hacer exquisito. Menos es más.

-Eres un enamorado del flamenco, ¿qué le aporta esta música a Macaco?

-Me gusta el flamenco tanto como el reggae, el hip-hop o el funk. Mis gustos son muy variados pero, una cosa es lo que me interesa como oyente y otra muy distinta lo que trabajo como artista. Para mí, la rumba catalana es al flamenco, lo que el funk al jazz: la parte más groovy, la que tiene el camine, la que te obliga a escuchar a los demás músicos con los que estás tocando. Podríamos decir que, en mi música, no hay nada de flamenco a no ser que se considere a la rumba catalana como una parte indisociable. Con mi manera de cantar sucede lo mismo: muchos críticos han dicho -y yo estoy de acuerdo- que es como un cruce entre la rumba catalana y el reggae.

-¿Cómo te sientes actuando en una tierra como Almería?

-Pues, la mar de bien. Aquí siempre se me ha tratado con muchísimo cariño porque, además, creo que es especialmente abierta y receptiva. Tratamos de ofrecer un espectáculo dinámico donde haya momentos para todo: para bailar, para escuchar, partes más teatrales. Y la verdad que las dieciséis personas que forman el equipo nos sentimos afortunadas: la gente responde y eso es un privilegio. Todos los conciertos aquí han sido pura comunicación.

-¿Cómo se lleva el salto de pasar de tocar por las calles a que te aclamen los fans? ¿Tienes siempre los pies en el suelo y la mano levantá?

-Todo tiene sus pros y sus contras. Tocar en la calle es divertido porque quizás constituye la forma más rápida y directa de comunicación. Lo hice durante cinco años y es una parte de mi vida que no olvidaré. Y tampoco olivaré que he sido y soy fan de muchos artistas y es fantástico siempre que te traten con cariño y con respeto. Macaco ha ido creciendo desde abajo, poco a poco, gracias al boca oreja. Solo a partir de unos cimientos sólidos se pueden ir levantando pisos con lógica y solidez. Ahora he llegado al numero uno: es el principio de lo que vendrá.

-Tus letras están llenas de mensajes, ¿cómo surgen esas letras?

-Surgen de la espontaneidad, de la intuición, del corazón. Lees, ves y escuchas cosas que te dan pie a otras tan variadas como las que hay en "Puerto Presente", revindicando la sencillez en "Mensajes del Agua", abogando por disfrutar el presente (y no el Carpe diem) o hablando de la naturaleza sin radicalismos ni imposiciones. A lo largo de mi carrera, hay canciones que han hablado de la naturaleza, como "Marea Negra", "SOS", "Emitiendo". "Movin" está funcionando pero, a lo mejor, en el próximo disco no hay ninguna canción sobre ese asunto en particular. Los cambios dentro de una línea siempre son buenos: por favor, ¡No me pidáis que no cambie!

-¿Se come Macaco la vida de un solo bocao?

-Lo intento pero, como a todo el mundo, a veces me falta el aire y otras veces respiras con los pulmones bien abiertos. Hay momentos en los que sube la marea y otros en los que baja. Quiero saborearlos y, si tropiezo, me vuelvo a levantas.

-Usted bebe de muchas fuentes musicales, ¿pero cuáles han sido y son los referentes musicales de Macaco?

-Los dos pilares son la rumba catalana y el reggae. A partir de ahí hay otros colores pero, cuidado, ni conozco ni mezclo todas las músicas. Lo importante siempre es la canción por encima del estilo.

-¿Cree Macaco que esta sociedad puede ser la base para un desarrollo mejor?

-Todos somos espejos de todos. Todos tenemos que aprender de todos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios