Cultura

Antonio José López Cruces profundiza en un libro en la vida del abogado Antonio Ledesma Hernández

  • La obra cuenta con un prólogo de José Ramón Cantalejo

Portada de la obra dedicada a Antonio Ledesma Hernández. Portada de la obra dedicada a Antonio Ledesma Hernández.

Portada de la obra dedicada a Antonio Ledesma Hernández.

No cuentan las letras almerienses con demasiadas biografías de sus escritores. Antonio José López Cruces, que dedicó en 1986 su tesis doctoral al escritor abderitano Enrique Sierra Valenzuela, presenta ahora un detenido estudio de la vida y la obra del abogado Antonio Ledesma Hernández, al que ya dedicó en 1991 una monografía, completada luego con numerosos artículos y con la edición en 1997 de El libro de los recuerdos (1856-1922), una selección de las memorias del escritor.

La obra ha sido editada por Editorial Universidad de Almería cuenta con una presentación del profesor José Heras Sánchez y un prólogo del abogado José Ramón Cantalejo Testa.

Habiendo cultivado Ledesma casi todos los géneros, destacan entre sus obras su ensayo regeneracionista Los problemas de España (1898) y sus novelas Canuto Espárrago (1903) y La nueva salida del valeroso caballero don Quijote de la Mancha (1905).

Antonio Ledesma Hernández nació en 1856 en Ruiní en Rioja. Antonio asiste al colegio de primera enseñanza de Pantaleón Cayetano Martín Aguado, luego al Instituto y, en 1870, consigue el título de Bachiller. Cursa la carrera de Derecho en Granada y en Sevilla.

En 1873 presencia, junto a su padre, el bombardeo de Almería por la escuadra del cantón de Cartagena. Tras licenciarse en Derecho civil y canónico, abre bufete en Almería y es secretario del recién creado Ateneo. Realizando el doctorado en la Corte, frecuenta la Cacharrería del Ateneo, donde se ve con Julio Burell y con el escritor almeriense Enrique Sierra Valenzuela.

Casado con Ventura Uruburu Fernández, ésta muere al dar a luz a su hija Ventura, quien será excelente pianista y escribirá poesía como su padre. El joven viudo se adscribe al partido demócrata-dinástico de Moret y dirige en 1883 el periódico La Democracia Monárquica. Tras frustrarse su oportunidad de ser diputado a Cortes, se distancia de Moret y dirige a los demócratas-monárquicos almerienses partidarios de la Constitución de 1876.

En 1922 concluye sus memorias, tituladas El Libro de los recuerdos, y ya está prácticamente ciego a causa de un glaucoma crónico que le diagnostica en Barcelona el doctor José Antonio Barraquer. En plena Guerra Civil, fallece en El Ruiní de muerte natural el 9 de septiembre de 1937 y es enterrado en el cementerio de Rioja. En la Biblioteca Francisco Villaespesa de Almería y en poder de sus descendientes se conservan ensayos, artículos, discursos, novelas, poemas, traducciones poéticas, comedias, dramas, zarzuelas y guiones cinematográficos.

La obra de López Cruces profundiza en la vida y en la obra de Antonio Ledesma Hernández que ha editado la Universidad de Almería a través de su editorial. El libro cuenta con un total de 348 páginas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios