Cultura

Antonio Orozco armó la revolución con su recital en el Maestro Padilla

  • El cantante presentó su último disco 'Diez' en una velada que hizo historia

Fue una de esas veces en las que se crea tanta magia entre el artista y el público que parecía estar preparado. La noche del sábado, el Auditorio Maestro Padilla, cayó rendido a la poderosa voz de Antonio Orozco, que ofreció un concierto que quedará en el recuerdo de todos.

En pocas ocasiones se puede vivir una experiencia en la que cantante y público se funden en una perfecta sintonía. Orozco hizo un recorrido de dos horas por sus diez años de carrera artística con un total de casi veinte canciones, de las que le han llevado a tener el hueco dentro del panorama musical español que tiene hoy.

Durante el concierto hubo momentos de todo tipo, momentos de poderosa música en los que la fuerza y vitalidad de la batería de Toni Pagés y las guitarras de David Sevilla y Johnny Caballé mantuvieron levantado al público durante casi todo el concierto, momentos de intimidad en los que el piano de Xavi Pérez, la delicadeza del violín de Gala Pérez y el cello de Ana Comellas, y los sentimientos desnudos de Antonio Orozco rozaban la fibra más sensible de los espectadores.

La velada se abrió con unas palabras del cantante describiendo las sensaciones y todo lo que conllevan diez años de trabajo sobre los escenarios. "Diez es un número que se cuenta con versos", decía el artista antes de salir al escenario, entre los nervios del público expectante. Después comenzó cantando Es mi momento, para después dedicar nuevamente unas palabras al público almeriense y agradecer el cariño que este le ha brindado desde siempre al músico y a sus canciones.

Más adelante sonaron temas tan conocidos como Una y otra vez, acompañado tan solo del violín y el cello, que como siempre, hizo temblar las tablas del Maestro Padilla. También se pudo escuchar Qué me queda, Lo que pasó, pasó, Ya lo sabes, Estoy hecho de pedacitos de ti, Es mi soledad, Lo que tú quieras soy.

Interpretó también temas nuevos o que salen de su repertorio, como es el caso de la única canción inédita del disco Diez, titulada Siempre imperfectos, dedicada a los que, como él mismo, no se rinden ante los errores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios