Cultura

Clemente Flores narra la posguerra en Mojácar en la obra 'Nacer en los 40'

  • El libro contó en la presentación del lunes con la presencia de varios alcaldes del Levante El acto fue presentado por Martínez de Haro

"Asomé el 8 de mayo del 1942. Como no hacía mucho tiempo que había acabado la Guerra Civil, a la calle donde vine le habían cambiado el nombre, rebautizándola ¡cómo no! con el nombre de calle del Generalísimo, pero no tuve pegas en llegar porque estaba en medio del pueblo y desde tiempo inmemorial se había llamada la calle de Enmedio. En cuanto al pueblo, tuve menos dudas ya que mi madre, como las madres de todos mis amigos, siempre habían vivido ayer."

Así comienza, más o menos, el libro Nacer en los Cuarenta, un regreso al pasado para comprender el presente de un pueblo, Mojácar, a través de las vivencias propias de su autor, Clemente Flores, mojaquero de cuna quien ya en la historia de su historia señala que "huyendo de recoger todo lo escrito por otros, me limito a contar mi propia interpretación de la vida, de los sentimientos, y de los recuerdos tal como los he conservado y los he razonado y como, ahora al atardecer de la vida, los puedo contar antes de perder la memoria".

Nacer en los Cuarenta es un relato fiel de cómo se vivía, cómo se relacionaban los habitantes del municipio mojaquero, sus medios económicos, herramientas de trabajo, los valores, las ideas.

En el conjunto de sus 20 capítulos, el libro escrito en primera persona del singular, es el espejo en el que Clemente Flores contempla el discurrir de su vida, la de su pueblo y la de sus vecinos, en tanto en cuanto forma parte como individuo de una etapa en blanco y negro de la que sabe ha de poner en color. El resultado es la crudeza de obligarse a abandonar un espacio de perfiles limitados en la búsqueda de otras formas y estilos de conocimientos.

Así, José María Martínez de Haro, embajador de la presentación celebrada el lunes en Mojácar de Nacer en los Cuarenta, concretaba la similitud en las condiciones de vida de la comarca del Levante almeriense al referir que "Mojácar es cualquiera de los pueblos de esta zona. Somos los mismos hijos de la comarca", para, a continuación, profundizar en cada uno de los capítulos del libro cuya lectura "nos permite conocer cómo nuestros abuelos, nuestros padres, eran sabios en la economía de subsistencia. Cómo se apreciaban, y de esto no hace tanto, los usos y costumbres basadas en tradiciones milenarias. Los recuerdos de Clemente Flores son frescos, son los mimbres de la abnegación y sacrificio en los años de la posguerra. Tiempos de valores hoy obsoletos: la honestidad, la palabra dada".

El libro, proseguía Martínez de Haro, es el hilo que une la actualidad con la vida de sus padres con la utilización de una prodigiosa capacidad de relato e, incluso, dibujos de herramientas, de construcciones.

En su intervención, Clemente Flores resumió en una frase el sentido de aquella luz interior que le impulsaba a descubrir 'sus Américas': "la cultura es la respuesta que el hombre ofrece ante sus problemas cotidianos".

Algunas de las conclusiones que el lector puede obtener de la lectura de Nacer en los Cuarenta, es que no se puede planificar el futuro sin analizar el pasado, y la sabiduría de aprovechar los conocimientos y la cultura de los antepasados, héroes de la supervivencia.

Entre los asistentes a la presentación de la obra de Clemente Flores estaban los alcaldes de Cuevas del Almanzora, Huércal Overa, Turre y Garrucha así como los periodistas Andrés Caparrós y Nativel Preciado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios