Cultura

Concluye en las Salinas de Cabo de Gata el rodaje de la película ‘La vida era eso’

  • La última escena es la llegada de Petra Martínez buscando una casa en la zona de Las Salinas después de regresar en autobús de Bélgica

Las Salinas de Cabo de Gata acogieron el final del rodaje de la película La vida era eso, ópera prima de David Martín de los Santos, producida por Lolita Films, Mediaevs, Smiz&Pixel y La vida era eso AIE, con la participación de Canal Sur y la ayuda de ICAA-Ministerio de Cultura y Comunidad de Madrid.

Aunque las protagonistas de la cinta son Petra Martínez y Anna Castillo también están en el reparto los actores Ramón Barea, Florin Piersic Jr, Daniel Morilla, Pilar Gómez y María Isabel Díaz. En Almería ha rodado Petra Martínez, ya que las escenas en Gante (Bélgica), donde ahora se rueda, cuentan con la participación de Anna Castillo.

En esta última escena rodada en las Salinas, Petra Martínez llega de viaje y se dirige a una casa, donde toca en la puerta, y viendo que nadie sale se acerca a un granado que hay en la puerta. Fueron dos semanas de rodaje en distintas localizaciones de Almería, concretamente en El Alquián, Pujaire y alrededores, San Isidro, San Miguel, Mirador de la Amatista, Cuevas de los Medinas e Isleta del Moro.

La película cuenta como María y Verónica son dos inmigrantes españolas de diferentes generaciones que se encuentran en un hospital en Bélgica. Allí comienzan a forjar una relación de amistad e intimidad hasta que un inesperado acontecimiento llevará a María, la mayor, a emprender un viaje al sur de España en busca de la familia de Verónica. Una vez allí, María comenzará a cuestionarse sus más sólidos principios.

 David Martín de los Santos señala que “La vida era eso es una película vitalista que habla del cruce entre dos mujeres pertenecientes a diferentes generaciones en una época de enormes y acelerados cambios sociales y que desemboca en la transformación de ambas. Plantea un diálogo entre los valores tradicionales del arraigo a nuestro lugar de pertenencia y a la familia, y entre la levedad de los vínculos y el valor del individualismo”. 

David Martín de los Santos rueda su ópera prima tras una destacada trayectoria como guionista y director de documentales y cortometrajes. Sus trabajos han sido galardonados en importantes festivales de todo el mundo. El guión de La vida era eso ha sido premiado como el Mejor Proyecto de Producción Audiovisual en el Festival Internacional de Cine de Almería además de ser mención de honor en el Premio SGAE de guión para largometraje Julio Alejandro y seleccionado por los programas Small is Biútiful-Espagnolas en París en colaboración con el Festival de Cannes,  Meditalents, Madrid-CreaLab o la Ventana de Cine de Madrid.

 La vida era eso cuenta en su equipo técnico con Santiago Racaj al frente de la dirección de fotografía  (Viaje al cuarto de una madre, No se decir adiós o Verano 1993), Javier Chavarría en la dirección de arte, la directora de casting Tonucha Vidal (No sé decir adiós, Vis a Vis), Eva Valiño como responsable de sonido (Verano 1993, Yuli) y Miguel Doblado en el montaje (No sé decir adiós, La zona).

Petra Martínez se mostraba muy feliz de rodar en Almería. “El rodaje a pesar de ser duro porque ha sido por la noche, ha sido muy bonito. Son muchas horas. Este sitio es maravilloso y nunca antes había rodado en la provincia de Almería. Probaré a venir más por esta tierra”, dijo.

David Martín de los Santos, director de la cinta, se mostraba feliz de regresar a una tierra que conoce muy bien desde hace años. “Yo vivo entre Las Negras y Madrid. Tenía menos de un año cuando mis padres llegaron a esta tierra y se enamoraron de Las Negras y se compraron una casa allí”.

Martín de los Santos ya rodó un cortometraje en el año 2006 en Carboneras que se titulaba En el hoyo. “La historia de esta película se concibió y se escribió aquí, ya que Damián París, es el productor y es almeriense”.

El director de la cinta apunta que “desde el primer momento tuve claro que Petra Martínez sería una de las protagonistas. De no haber sido ella, no imagino quien hubiera podido hacer ese papel. En el caso de Anna Castillo el personaje no estaba muy claro pero después de verla en El Olivo me quedé fascinado con ella. Cuando conoció el proyecto no lo dudó”.

El rodaje ha sido muy intenso para el cineasta, pero todo ha ido bien. “Estoy contento con el material, siempre con cautela. El tiempo nos ha acompañado, cuando quisimos viento lo tuvimos. En la película esto es Almería y la historia se sitúa en el año 2011”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios