Cultura

David Bisbal: “Cantar en directo es como una meditación a lo bestia”

  • El cantante almeriense lanza hoy su nuevo disco ‘En tus planes’, un trabajo creado con mucha ilusión que es el primer gran lanzamiento de 2020

David Bisbal regresa con nuevo disco y prepara una gran gira para este año. David Bisbal regresa con nuevo disco y prepara una gran gira para este año.

David Bisbal regresa con nuevo disco y prepara una gran gira para este año.

David Bisbal (Almería, 1979) protagoniza el primer gran lanzamiento discográfico del año y hoy viernes regresa con En tus planes (Universal Music, 2020), un séptimo álbum “creado con mucha ilusión” y en el que equilibra su cara más comercial con otra más experimental.

“Independientemente de que haya presentado en el ‘single market’ canciones muy efectivas para la radio, he hecho otras menos convencionales como la que hice con Alejandro Fernández, la balada Abriré la puerta. Un tema difícil de cantar, una letra más elaborada y un sonido más minimalista”, explica.

Y pasa acto seguido a resumir: “En este disco hay una balanza de todo eso, de las más comerciales con otras más dirigidas a los músicos que se fijan en armonías o detalles de la producción, por ejemplo. He quedado muy contento y me lo voy a pasar espectacular cuando llegue el momento de defenderlo en directo, que es realmente la finalidad de la música”.

En tus planes incluye nuevos temas, así como sus más recientes éxitos que han servido de adelanto en ese ‘mercado de singles’ al que hace referencia el almeriense: A partir de hoy con Sebastián Yatra, Perdón con Greeicy Rendon, Bésame con Juan Magán y la citada Abriré la Puerta con Alejandro Fernández.

“Yo estaba encantado con el ‘single market’ y con que nos hagan hacer cosas diferentes y haya constantes cambios, pero me niego a no grabar discos”, plantea, para aún rematar: “Me niego a no poder darle a mi público un disco completo. Sin dejar de hacer más singles, por supuesto que sí”.

Bromea entonces Bisbal con la fecha elegida para el lanzamiento, asegurando que hay quien le ha dicho que se iba a perder las “ventas de Navidad”. “Pero nosotros no nos fijamos en eso. Nos fijamos en la música. Lanzarlo en Navidad, en Reyes o el Día de los Enamorados da exactamente lo mismo. Yo lo que quiero es poder hacer una gira de conciertos donde yo pueda disfrutar realmente, ya que los conciertos en directo siempre han sido mi prioridad”, remarca.

Esa prioridad la deja clara Bisbal en todo momento por la ilusión y el ímpetu que muestra al hablar de la gira de presentación de este nuevo trabajo, que tiene ya varios conciertos: Granada (9 de mayo, Palacio de los Deportes), Barcelona (15 de mayo, Palau Sant Jordi), Valencia (29 de mayo, Plaza de Toros), Sevilla (6 de junio, Auditorio Rocío Jurado), Málaga (12 de junio, Auditorio Municipal), Córdoba (13 de junio, Plaza de Toros), París (19 de junio, Palais des Congres), Madrid (27 de junio, WiZink Center), Chiclana (17 de julio, Concert Music Festival) y Murcia (26 de septiembre, Plaza de Toros).

“No cambio por nada del mundo la sensación de mirar a la izquierda y ver a mi director musical haciendo un acorde precioso, o mirar a la derecha el piano, y detrás la batería y el bajo”, asegura, para luego explicar lo que siente mientras canta: “Están sucediendo tantas cosas en el escenario por separado, que se unen y van directamente al público, que puedes ver la cara de una persona que se está emocionando... Eso no lo cambio por nada del mundo, te lo juro”.

“Estoy muy ilusionado porque viene una nueva etapa”, insiste, al tiempo que detalla que desde ya mismo hasta el inicio de la gira estará bien ocupado con diversas tareas, entre las que destaca “adaptar el repertorio” para intentar meter la mayor cantidad de canciones del nuevo disco “dentro de las de toda la vida”.

“Es un reto pero tengo que hacerlo”, subraya, apuntando también al “diseño del nuevo escenario y del material multimedia” como otras tareas que tiene por delante. “Viene una gira grande”, avanza, y luego vuelve a su irrefrenable pasión escénica: “Cuando estás grabando una canción en un estudio dices ‘fantástico cómo está quedando’, pero el reto es defenderla en directo con tus músicos. No puedo explicar con las palabras exactas lo que uno puede sentir cantando en directo”.

Pero aunque diga que no puede explicarlo, en realidad sí puede: “Estoy tan concentrado cantando durante esas dos horas que, cuando salgo después del escenario, digo ‘es que no he pensado absolutamente en nada del exterior’. He estado concentrado en la letra, en el sentimiento que me ha provocado esa cara de esa mujer o de ese niño. No piensas en nada, es como si fuese una meditación a lo bestia”.

“Estás cerrando los ojos pero visualizas lo que está sucediendo con todos tus músicos porque los estás escuchando”, prosigue, dibujando para explicarse una imagen con sus palabras: “Es como si todo se partiera en 3.000 partes y cada pedazo fuera donde tiene que ir. Cuando acaba el concierto pienso en si tengo que hacer la compra y vuelvo a la realidad, pero en ese rato no entra absolutamente nada que te altere lo que estás viviendo”.

Y muchas oportunidades va a tener David Bisbal de olvidarse de la lista de la compra mientras canta, pues este año, a las fechas ya anunciadas, se sumarán muchas otras: “En 2019 empezamos en Estados Unidos y estuvimos en Bélgica, Francia, Suiza... Estamos pensando volver a Portugal y a diferentes países europeos. Queremos ir a todos los lugares donde normalmente siempre vamos en Latinoamérica, repetir otros sitios y conocer otros lugares donde jamás hemos cantado”.

Esa ambición es la que alimenta a David Bisbal, cada vez más cerca del veinte aniversario de su disco de debut, previo paso por aquella primera y tan cacareada primera edición de Operación Triunfo en 2001. Casi dos décadas completas, en las cuales no ha olvidado cual era su gran sueño antes de llegar a televisión: “Cuando estaba en la orquesta mi sueño más grande era grabar un disco”.

Y prosigue: “No tenía ni idea de cómo funcionaba la venta de discos o de conciertos ni nada. Yo me subía a cantar las canciones de mis ídolos y todo lo que soñaba era tener un disco propio. Cuando empecé en la música conocí lo importante que es vender discos para que tu discográfica confíe en ti, y que los conciertos tengan éxito para que la gente quiera volver a verte”.

En cualquier caso, con toda la humildad imaginable, asegura Bisbal que “nunca” se fija en si sus discos y singles son número 1 o no lo son. “Me fijo en el tiempo, que es otro tipo de número. Perdurar en el tiempo es para mí más importante que el logro que puedas tener en este instante, independientemente de si estás en el 1, el 50, el 100 o el 32. Y poder además hacer tu trabajo con calidad, mejorar y seguir evolucionando”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios