Cultura

Duelo de guitarras en 'Almeriblues'

  • Miles de personas se dan cita en este Festival celebrado el pasado viernes en la Explanada del Faro de Roquetas · Estreno de la nueva formación almeriense The Sunday Blues Combo haciendo blues

Gran noche de guitarras. Se escucharon a varios guitarristas que son de lo mejor de España. La XIII edición del Festival Almeriblues celebrado el viernes en Roquetas dejó bien claro que el público ama la música y además asiste cuando se trata de grupos que sobre el escenario ofrecen un repertorio basado en el blues, jazz y rock.

El cartel de este año era de lo más variado, pero con una característica común, que era la calidad de las cuatro formaciones participantes, desde los abderitanos Rebalaje Band hasta Santi Campillo y la Electric Band hasta los almeriense The Sunday Blues Combo y los madrileños The Lucky Dados.

El primer grupo que abría el Almeriblues en la explanada del Faro de Roquetas fue Rebalaje Band que llegaba desde Adra. El soul, el funky y el rock sonaba en Roquetas de la mano de esta formación que tiene cuatro años de existencia. La experiencia de estos músicos se dejaba ver en el sonido que ofrece la banda.

En Roquetas presentaban un repertorio basado en la gira que realizan que se denomina Vendimiando Tour 2012. La banda hizo temas como Hawaii 5.0, Caldonia, I Got a Woman y Hey Bartender. La banda muy animada durante toda su actuación estuvo brillante haciendo otros temas como Mess Around, Blue Suede Shoes y Sweet Home Chicago.

Sobre las tablas estuvieron Fran Carreño (voz y guitarra); Isidoro Navarro (Trompeta); Javier Bolívar (Saxo Tenor); Ángel Peñalver (Guitarra); Juan Pablo Rodríguez (Contrabajo); José Antonio Padilla (Batería) y Manolo Pérez (guitarra). El público los despidió a todos con grandes aplausos.

El segundo grupo de la noche se estrenaba por primera vez, ya que era una formación cuajada de grandes músicos, con trayectorias largas y sobre todo exitosas. The Sunday Blues Combo, liderado por Diego Cruz, y acompañado por el genio de la guitarra, Antonio Gómez junto a Javier Domínguez al bajo, Antonio Díaz a la batería y Ramón García al piano estuvo sensacional.

Y es que reunir a un grupo de músicos de tanta calidad hace que el resultado sea mucho más excepcional. Antonio Gómez dejó boquiabiertos al público de las primeras filas cuando empuñaba su guitarra y hacia sus solos. Un genio que acaba de llegar de América, con un concepto musical más amplio. Diego Cruz da al grupo esa voz 'negra' que siempre ha tenido y que tantos fans ha reclutado.

En el repertorio que ofrecieron en Roquetas destacan temas como Wake up this Morning, Rock me baby, Something yo gout, All blues y Summertime. Un grupo que dará mucho que hablar dentro de las formaciones de blues almerienses con una calidad sobresaliente.

El tercer grupo de la noche puso el ritmo en un gran ambiente rockabilly. Lucky Dados, un trío madrileño que lleva ya 15 años haciendo música por toda España participaba en el Festival Almeriblues. Sobre el escenario Pedro Herrero guitarra y voz, Carlos López contrabajo y coros y Carlos Mirat batería. Herrero también demostró su dominio sobre la guitarra en un concierto vibrante.

Su actuación vibrante en todo momento y con mucha complicidad con el público se basó en una música que aunaba el rockabilly y punkrock con sonidos tan diferentes como el country y el más puro swing de los años 40 y 50.

El final de la noche fue apoteósico con Santi Campillo y la Electric Band que estuvieron sobre el escenario dos horas. Junto a otro genio de la guitarra, quizás uno de los mejores de España como es Santi Campillo también estuvo el bajo Steve Emery, que también cantó algún que otro tema en esa noche tan mágica.

Desde el primer minuto, Campillo dejó atónito al público con su forma de empuñar su juego de guitarras. Virtuoso de este instrumento hizo un extenso repertorio basado en los clásicos del rock y blues de siempre. Hizo temas de Jimmy Hendrix como Voodoo Child, AC/DC (Back in Black), Deep Purple (Space Truckin) y Led Zepellin (Whole lotta love).

El sonido alegre y fresco, y los diálogos que el solista establece con su instrumento encandilaron al público durante la hora y media larga que duró el concierto. La maestría en el bajo de Steve Emery, la voz rasgada y la armónica de Carlos Felipe, y el ritmo consistente que aporta Juli mano lenta a la batería acompañaron la entrega absoluta de Campillo a la música rock y blues que tanto le fascina. Otra noche donde la música triunfó en Roquetas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios