Cultura

‘El Eco de Alhama’ celebra sus 25 años con un número especial sobre el coronavirus

  • María Carmen Amate, directora de la revista, destaca el gran esfuerzo que se ha realizado para lanzar la publicacion en un año marcado para la historia por la pandemia

María Carmen Amate, directora de El Eco de Alhama, que acaba de cumplir 25 años desde su primer número. María Carmen Amate, directora de El Eco de Alhama, que acaba de cumplir 25 años desde su primer número.

María Carmen Amate, directora de El Eco de Alhama, que acaba de cumplir 25 años desde su primer número. / Diego Martínez

El año 2020 ha marcado la vida cultural de Almería y su provincia debido al coronavirus. Las publicaciones vinculadas a la cultura tampoco lo han tenido fácil en un año, que muchos quieren olvidar. En este caso, El Eco de Alhama que dirige María Carmen Amate hizo un gran esfuerzo para estar con sus lectores en 2020 y lanzó su número 40 centrado en la pandemia.

Con una portada fantástica, donde aparecen todos los colaboradores de la revista junto a la frase ¡Juntos lo conseguiremos!, la publicación cumplía 25 años y aunque no se ha podido hacer la gran fiesta en torno a la efémeride, María Carmen Amate tiene claro que cuando se pueda se llevará a cabo porque 25 años sólo se cumplen una sola vez.

En El Editorial, María Carmen Amate apunta que “dedicamos una buena parte de la revista a reflejar y dejar constancia de la tragedia que nos ha tocado vivir, abordándola en el marco del mayor rigor posible, y considerando que no se trata de un acontecimiento pasado que puedan estudiar desde la distancia que marca el tiempo, sino que nos encontramos ante una triste realidad que aumenta día tras día las cifras de los contagiados y de las personas fallecidas”.

“A pesar de todos los inconvenientes nos lanzamos a hacer este número tan especial. Y no podíamos dejar de publicar la revista puesto que son 25 años de una revista cultural de un pueblo como Alhama y teníamos que continuar. El Eco de Alhama es una revista que llega a los domicilios del municipio y que la gente las guarda porque ofrece una documentación muy interesante de la historia de Alhama”, sostiene Amate.

En este número especial donde se aprecia que faltan algunas de las secciones habituales de esta revista anual, se incluye un especial en torno a la COVID-19. El periodista Rubén San Isidoro escribe el artículo Retorno al pasado: Impacto de la pandemia por COVID-19 en Alhama de Almería realiza un análisis de la incidencia de la enfermedad en el municipio. Miguel Gálvez escribe el artículo La enseñanza en tiempos de pandemia, mientras que Olga Gil escribe ¿Quién lo diría?. La intrahistoria juvenil de una pandemia.

Felisa Sánchez Molina escribe sobre el efecto de la COVID-19 en el Centro Guadalinfo de Alhama de Almería, destacando que durante el estado de alarma no se produjo el cierre del Centro Guadalinfo de Alhama de Almería aunque sí la atención presencial.

El apartado de historia de El Eco de Alhama se abre con un excelente trabajo de Francisco Manuel López sobre Alhama y Pascual Madoz. Precisamente en 2020 se cumplió el 175 aniversario del inicio de la aparición del Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones en Ultramar, de Pascual Madoz. En esa obra aparece Alhama que entonces era conocida como Alhama la Seca.

En el apartado del Dossier se trata la historia y memoria de la Alhama de posguerra. María Carmen Amate escribe el fabuloso artículo titulado La vida municipal en los primeros años de la posguerra en Alhama de Almería. En ese trabajo, Amate no se centra en la vida de los que se fueron, sino en la vida de los que se quedaron, la vida cotidiana de un pueblo que vivió la implantación de un nuevo Régimen político desde la autarquía como modelo económico y el aislamiento de España del resto de Europa.

Gloria Román Ruiz de la Universidad de Radboud escribe sobre los años del hambre en Alhama donde analiza las terribles condiciones socioeconómicas que padecieron los vecinos de Alhama de Almería durante la posguerra (1939-1952). “Los déficits del sistema de racionamiento diseñado en el marco del intervencionismo autárquico condujeron a buena parte de los vecinos a una situación de extrema miseria”, escribe Román.

Un testimonio fascinante lo aporta a la revista, Chris Tortosa, en el artículo Mi viaje a la Alhama de posguerra. Tortosa emigró a Estados Unidos con 18 meses. En 1949, Chris cumplió 16 años y con el Bachillerato acabado, su padre le ofrece la oportunidad de regresar junto a su madre a Alhama. En este artículo cuenta cómo fue aquel viaje con todo lujo de detalles, donde da cuenta de la situación que vivía el país en general y Alhama en particular.

El coleccionista Narciso Espinar Campra ofrece un excelente trabajo sobre la presencia de Nicolás Salmerón y Alonso en las tarjetas postales ilustradas. En esa línea, Francisco J. Gutiérrez Gómiz escribe el artículo El tesoro filatélico de Don Nicolás Salmerón y Alonso. “Nicolás Salmerón ha sido el personaje más reproducido en sellos de Correos, no solo en Andalucía, sino en toda España. Su imagen en sellos había sido utilizada en diferentes etapas”, comenta María Carmen Amate.

La revista se completa con una entrevista a Francisco José Parrilla Fernández, párroco de Alhama de Almería. Porfirio Marín escribe un interesante artículo sobre los aspectos etnográficos en torno al vino. Sin duda, el objetivo de sacar a la luz El Eco de Alhama de Alhama se conseguido con mucho esfuerzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios