Cultura

Una obra de Eduardo Rosales se puede visitar en el Museo de Arte Doña Pakyta

  • La pinacoteca también acoge una micro-exposición sobre la renovación parisina del siglo XIX

Obra de Eduardo Rosales que se puede ver en el Museo Doña Pakyta. Obra de Eduardo Rosales que se puede ver en el Museo Doña Pakyta.

Obra de Eduardo Rosales que se puede ver en el Museo Doña Pakyta. / d.a.

El Museo de Arte de Almería, en su sede en 'Doña Pakyta', ha renovado estos días los contenidos de sus secciones temporales, de cara a hacer más atractiva la visita a quienes no lo conocen o animar a revisitar a aquellos que ya han disfrutado de su colección permanente de arte almeriense, de finales de siglo XIX y los dos primeros tercios del siglo XX.

Los últimos momentos de Leonardo Da Vinci, de Eduardo Rosales, como obra invitada, y Realismo, Impresionismo y Simbolismo francés, obras sobre papel como nueva-micro exposición son las dos nuevas aportaciones. Dos iniciativas producidas por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, con la colaboración del Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería y Diputación Provincial.

El concejal responsable del Área, Carlos Sánchez, señala que "aunque en verano es cierto que la mayoría de la programación es 'de calle' o al aire libre, con el Almería Summer Festival, también es necesario renovar el contenido de las exposiciones temporales de los centros museísticos de la red municipal, como en Doña Pakyta con estas dos actividades, esta misma semana en el Espacio 2 con Pérez Siquier o en el CIP la pasada semana".

La micro-exposición Realismo, Impresionismo y Simbolismo francés. Obra sobre papel es posible gracias a la colección de Francisco Salmerón. El comisario de la muestra y director del Museo de Arte, Juan Manuel Martín, destaca "la gran calidad y representatividad de la selección de dibujos de importantes artistas vinculados a la renovación artística iniciada en París a mediados del siglo XIX, como Toulouse Lautrec, con dos obras, Odilón Redon o Edgar Degas".

En este caso estará expuesto en 'Doña Pakyta' hasta el próximo 2 de septiembre. También tiene obras de André Hambourg, Odette Bruneau, León Adolphe Willette, Jacques Villon y André Derain.

La nueva obra invitada, firmada por Eduardo Rosales y datada en 1863, pertenece a la colección del Museo Ibáñez de Olula del Río y se podrá visitar hasta el 1 de julio. Considerado por la crítica especializada como uno de los nombres esenciales en la historia de la pintura española del siglo XIX, Eduardo Rosales se formó, entre 1851 y 1856, en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), donde tuvo como maestros, entre otros, a Federico de Madrazo y Carlos Luis Ribera.

Copista en el Museo del Prado entre 1854 y 1855, años durante los cuales copió a Velázquez, Van Dyck, Murillo, Tiziano y Veronés, la vida profesional de Eduardo Rosales estuvo marcada por la tuberculosis que sufrió desde 1856 hasta su temprano fallecimiento en 1873.

Excepcional pintor de Historia -género en cuya renovación participó rompiendo con el academicismo imperante y reivindicando la lección realista aprehendida en el arte de Velázquez- y buen retratista, a lo largo de su corta carrera también destacó Eduardo Rosales como pintor de pequeñas composiciones de ambientación histórica con argumentos intrascendentes, emparentadas con el estilo 'troubadour'.

Un estilo preciosista, muy de moda en el París contemporáneo, inspirado, en línea con el Romanticismo, en el pasado medieval y renacentista europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios