Cultura

Enredo y diversión en la obra ‘Miles Gloriosus’ en el Teatro Auditorio de Roquetas

  • Unas 700 personas se dieron cita el sábado para disfrutar de esta obra de Plauto

El elenco de actores de ‘Miles Gloriosus’ recibe el aplauso del público.

El elenco de actores de ‘Miles Gloriosus’ recibe el aplauso del público.

El Teatro Auditorio de Roquetas de Mar acogió el sábado la representación de la obra Miles Gloriosus, una versión libre del clásico de Plauto a cargo de Antonio Prieto, dirigida por Pep Antón y con un brillante elenco de actores capitaneado por el popular Carlos Sobera.

Estrenada en el Festival de Mérida, esta representación es sinónimo de éxito, ya que en los lugares donde se ha podido ver, ha obtenido una excelente critica y sobre todo una gran acogida por parte del público asistente. En Roquetas de Mar, asistieron unas 700 personas que durante 100 minutos disfrutaron de una excelente obra.

Un montaje muy divertido, muy bien resuelta, de las representaciones que tienen ritmo y sobre todo con unos actores sobre las tablas que dejaron constancia de su gran profesionalidad. La presencia de Sobera es fundamental, pero no hay que olvidar a otros intérpretes como Ángel Pardo, Elisa Matilla, Elena Ballesteros, Juanjo Cucalón, David Tortosa, Antonio Prieto y Arianna Aragón.

El público pasó un buen rato con la trama de esta comedia. Miles Gloriosus es un militar fanfarrón obsesionado por el sexo y narcisista, que ha raptado a una bella joven y la tiene en su casa de Éfeso, donde vive también Palestrión, un esclavo a su servicio que ya conocía a la joven de antes y también al hombre del que verdaderamente está enamorada, y que por supuesto no es Miles.

Palestrión, deseoso de dar un escarmiento a su amo el militar y ayudado por un vecino que también quiere darle un escarmiento a Miles, hace un agujero en la pared que comunica la casa del vecino con la del militar, de manera que los amantes puedan verse en secreto.

Todo se complica cuando los amantes son descubiertos por otro de los esclavos de Miles, que se dispone a ir a contárselo a su amo. Esto obligará a Palestrión a convencer al otro esclavo de que no ha visto lo que ha visto, recurriendo a un truco desternillante donde Palestrión deslumbra con su descaro y su ingenio. El astuto Palestrión no se conforma con eso y aprovechando la obsesión de Miles por el sexo, trama un brillante plan.

El público salió feliz del Teatro Auditorio tras comprobar que habían pasado un tiempo disfrutando del teatro, con una trama divertida y sobre todo, con una gran comedia de enredo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios