Cultura

Las Jornadas del Siglo de Oro recuerdan al director Miguel Narros y Ana Santos

  • El Paraninfo de la Universidad acogerá hasta mañana sábado el ciclo de conferencias donde participan importantes personalidades

Las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro rindieron ayer un gran homenaje al director teatral Miguel Narros y también hubo un recuerdo para Ana Santos de El Gaviero Ediciones, fallecida recientemente. El director de las Jornadas, Basilio Romero entregó una placa a Celestino Aranda, productor y gran amigo de Narros. Este acto tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad de Almería.

Aranda dio las gracias al público asistente y subrayó que "Miguel es una persona a la que hemos querido mucho y a la que yo sigo queriendo y ha sido un gran amigo. Agradezco a las Jornadas de Almería este homenaje y que podamos disfrutar del último montaje que hizo Miguel Narros antes de su muerte. Me siento muy agradecido y muy feliz por esta invitación".

Antes, Andrés Peláez, director del Museo Nacional de Teatro hizo una laudatio en torno a la figura de Narros, del que fue un gran amigo. "Miguel Narros ha sido el director que más le ha gustado ensayar. Disfrutaba tanto en los ensayos, daba tanto gozo verlo, que lo contagiaba. Narros es sin duda alguna el nudo más importante de la historia del teatro español hasta hace cuatro días, fundamentalmente en el último tercio del siglo pasado".

Peláez sólo tuvo palabras de elogio para Narros. "Miguel era el mejor figurinista y el mejor diseñador de vestuario teatral de los últimos 1.500 años. No lo ha habido. Fue tan generoso que luego dejó discípulos extraordinarios como es el caso de Pedro Moreno. Miguel mezclaba perfectamente a Christian Dior con Zurbarán y no se notaban las puntadas".

Basilio Romero, director de las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro subrayó que "recuperado el ciclo de conferencias, las Jornadas vuelven a ser un referente claro en el panorama cultural almeriense, andaluz y nacional. Las Jornadas intentan acercar el teatro áureo a un mundo ajetreado y convulso como es el actual. Mundo que parece muy distante del pasado pero al que si observan detenidamente podrán encontrar muchas similitudes con otros momentos de nuestra historia".

"Las jornadas proponen el acercamiento visceral e intuitivo al hecho teatral percibido como un romance íntimo entre el espectador y la obra, en la que no hay cabida para terceros y de otro lado una reflexión intelectual en la que se analicen los productos literarios de manera sistemática y rigurosa entendiendo que son la manifestación más perfecta de la empatía del ser humano" dijo Romero.

También hubo unas palabras de recuerdo para Ana Santos, editora de El Gaviero Ediciones, tanto por parte de Basilio Romero como de Manuel López Muñoz, coordinador del ciclo de conferencias. "Quiero recordar a una persona entrañable que hizo de la poesía su vida y la acerco a nuestra cotidianidad. Ana Santos, ahora más que nunca, nos estará vigilando desde lo más alto de su vela. Su temprana marcha deja a la cultura almeriense sin uno de sus grandes arietes".

Manuel López Muñoz, en representación del Rector, Pedro Molina, destacó que "si el teatro es ciudadanía, si el teatro es escuela, si el teatro es cultura y es vida, la Universidad tiene que estar. La Universidad no puede permitirse el lujo de vivir de espaldas al hecho teatral, porque es también parte del entorno en el que nos movemos. Quiero expresar mi satisfacción por poder colaborar con la gran empresa que un grupo de gente enamorada del teatro y de la vida durante 31 años han estado haciendo que este Sur se convierta en el norte de mucha miradas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios