Cultura

Mariluz Segovia: "Cada verso de mi libro es un trozo de mi alma"

  • La escritora presentó en Diputación la obra '...Y seguiré buscando' arropada por Caridad Herrerías, Enrique Ibáñez, Emilio Esteban Haza y Ángel Cazorla

Mariluz Segovia López llenó de público hace unos días el salón de plenos de la Diputación en la presentación de su último libro que lleva por título ...Y seguiré buscando. Y esta mujer que posee un don para la poesía, estuvo acompañada de un grupo de amigos que quisieron estar en un día tan especial junto a la escritora.

El acto que estuvo presidido por la diputada de Cultura, Caridad Herrerías, contó con la presencia de Enrique Ibáñez, uno de los prologuistas de la obra, que afirmó que "en la obra de Mariluz se nota su debilidad por los románticos y por la Generación del 27. En su contenido predomina, casi exclusivamente, el soneto".

El abogado Emilio Esteban Hanza, autor de la introducción del libro señalaba que "Mariluz se conoció a sí misma como tal escribidora de versos en su adultez. Es verdad, y ello explica este aparente retardo, que ella sintió el lirismo desde su pubertad y desde muy niña se recreaba en la prosa poética y se realizaba en la narrativa".

"Humanamente esta poetisa es exigente y extrovertida. El título de su obra la delata y la obligará a buscar a todo ritmo, formas y variedades morfológicas de la palabra y de la poesía cada día más acabadas, bellas y perfectas, acopladas al torrente caudaloso e incesante de sentimientos líricos que manan de su pecho", comentó Esteban Hanza.

El autor del epilogo del a obra, Ángel Cazorla dijo del libro de Mariluz Segovia que "es un libro de poemas bien estructurado, pletórico de imágenes donde la lírica es algo casi tangible, sería decir poco. Los sonetos, que es el metro que más abunda en el libro en cuestión, son de corte impecable y han sido resueltos con un perfecto dominio de la métrica y de la rima".

También habla Cazorla sobre la narrativa de la autora. "En los poemas en prosa hace gala de un gran dominio de la sintaxis, lo que unido a la necesaria inspiración que recaba todo trabajo poético, da como resultado un logro casi completo en el terreno de la lírica. La noche, el alba, el lucero, el crepúsculo, la tarde, la madrugada son conceptos que Mariluz maneja con gran soltura y que sabe utilizar cuando el tema o la ocasión lo requieren".

Mariluz Segovia, se mostró encantada en la presentación de su libro y subrayó que "cada verso de este libro es un trozo de mi alma. En el libro parecen reflejadas experiencias propias, otras en segunda persona y otras fruto de la imaginación de un alma romántica y soñadora. Para las personas que amamos la poesía, las cosas de la vida son distintas, tienen otro color y otro sabor".

La autora del libro aseguraba que "los que escribimos poesía somos más difíciles de entender quizás motivado por nuestra sensibilidad, pero somos así, y nada nos puede cambiar. Nuestro refugio cuando estamos tristes o tenemos sensaciones interiores difíciles de comunicar es el papel".

Luego Mariluz Segovia leyó algunos de sus poemas y Carlos Hernández, con su particular forma de recitar hizo que los poemas de Mariluz cobraran vida en su voz. Fue un acto muy emotivo y muy sencillo, donde muchísimos amigos de la autora estuvieron junto a ella. Mientras tanto, ella sigue buscando y no descarta publicar en el futuro algún otro libro con poesía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios