Cultura

El Museo Ibáñez incorpora a su exposición una escultura de Indalecio Pérez Entrena

  • La pieza ha sido donada por el escultor a la institución olulense para el disfrute de todos

Desde hace unos dias, el Museo Casa Ibáñez cuenta entre sus fondos con una nueva obra: Gótico I: transición. Una escultura en acero soldado y patinado de grandes dimensiones (136x150x100 centimetros) realizada en 2007 por el escultor granadino afincado en Macael Indalecio Pérez Entrena. Un artista inquieto y en constante evolución al que, como destaca Juan M. Martín Robles -director del Museo Casa Ibáñez-, "gusta, partiendo desde el conocimiento y amor por el Arte de todos los tiempos, experimentar con las formas y las técnicas hasta trasladar a la materia -hierro y mármol preferentemente- sus emociones más íntimas; las huellas indelebles de su pasión por la escultura".

Inspirada en la elegancia y esbeltez de la arquitectura característica de las grandes catedrales de la Baja Edad Media, Gótico I: transición pertenece a la serie "Gótico" en la que el artista y docente trabaja desde 2007. Una serie en la que, como recuerda Martín Robles, "partiendo de su pasión por el arco apuntado medieval y el sistema adovelado, a la par que inspirado en las propuestas de Rodin, Jorge Oteiza y la arquitectura imposible de Vladimir Tatlin y los constructivistas rusos, Pérez Entrena crea espacios infinitos -curvos, rectos y convergentes- en los que conecta con maestría las formas escultóricas y los vacíos -elemento esencial y definidor de la modernidad- que aquéllas dejan entre sí".

La obra donada, una de las 21 piezas que conformaron el catálogo de la exposición producida a comienzos de año por el museo a modo de resumen de la carrera de Pérez Entrena, ha quedado ubicada definitivamente, dadas sus dimensiones y particularidades volumétricas y materiales, en el patio exterior de la pinacoteca con sede en Olula del Río.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios