clara peñalver. escritora

"Necesito una trama que me obsesione para poder escribir una novela"

  • La autora sevillana, afincada en Granada, presenta a las 19.30 horas en la Villaespesa su última novela 'Las voces de Carol' que está protagonizada por la inspectora Carol Medina

Clara Peñalver se ha convertido en una excelente escritora de novela negra. Clara Peñalver se ha convertido en una excelente escritora de novela negra.

Clara Peñalver se ha convertido en una excelente escritora de novela negra. / diario de Almería

La Consejería de Cultura, a través del Centro Andaluz de las Letras (CAL), organiza la presentación de la novela Las voces de Carol, dentro del ciclo literario Letras Capitales. La autora de la obra, Clara Peñalver, estará acompañada durante el acto de Maribel Martínez Molina. Será hoy 24 de octubre a las 19:30 horas en el salón de actos de la Biblioteca Villaespesa.

-¿Por qué se inclina por la novela negra?

-Insisto siempre en decir que es por pura casualidad, aunque después de cuatro novelas negras, ya no creo en la causalidad. Necesito una trama que me obsesione para poder escribir una novela y coincide que las tramas que me obsesionan giran en torno a la novela policíaca y la novela de suspense.

-¿Cómo se inicia en la escritura, porque creo que fue una niña muy precoz en la literatura?

-Empecé a escribir poesía cuando tenía 13 años, hasta que tuve la suerte de darme cuenta que era pésima escribiendo poesía. Luego elegí otras vías, comenzando con el relato y sigo trabajando mucho el relato, aunque me siento mucho más cómoda en novelas de largo recorrido y cuanto más oscuras y truculentas, mejor.

-Una mujer tan vinculada a las letras por qué un día decide estudiar Biología.

-La razón es muy sencilla. Cuando le dices a tus padres que te quieres dedicar a escribir se echan las manos a la cabeza, porque la escritura en aquella época, era un sueño irrealizable. Eso me hizo estudiar Biología, que parecía algo más serio.

-Su primera novela se titulaba Sangre. Casi le cuesta una enfermedad porque la escribió en dos semanas.

-No es normal ni sano escribir una novela en 15 días. Estaba preparándome para ingresar en la Policía Nacional y tenía una lesión de rodilla que me impedía entrenar. Aproveché esos días para escribir esa primera novela. No tenía conocimiento para controlar los estados creativos, con lo cual tuve un 'vomito' que era volcar todo lo que llevaba dentro en aquella novela.

-Ha sido comercial, canguro, hubo un momento que quiso ser policía. Se atreve con todo.

-Tengo la mente tremendamente inquieta, y si no puedo dedicarme a lo que sueño, me dedico a otras cosas. En general, necesito hacer muchas cosas a la vez.

-En cinco años ha tenido una producción literatura muy intensa, hasta lanzar Las voces de Carol que está teniendo una buena crítica. ¿Son muchas novelas en tan poco tiempo o tenía la necesidad de escribirlas tan seguidas?

-Lo que me pide el cuerpo es escribir sin parar. De hecho, aparte de las novelas tengo varios libros infantiles publicados. Me ha dejado agotada, pero mi aprendizaje ha sido también muy rápido. Me dedico de día y de noche a la literatura.

-Las voces de Carol la presenta hoy en la Biblioteca Villaespesa. Es una novela muy del género negro, pero la veo muy cinematográfica.

-Siempre me han hablado de lo cinematográficas que son mis novelas. Sinceramente, creo que mis novelas anteriores son más cinematográficas que Las voces de Carol. Pero es cierto que me gusta imaginar los personajes de esta novela como si estuvieran en una película.

-¿Cómo surge esta novela?

-Las voces de Carol surge hace algo más de tres años con Abril Zondervan, la escritora. Yo tenía un personaje en la cabeza que tenía una patología mental. No sabía si sería una novela histórica, intimista o una novela negra. Me di cuenta que ese personaje tenía que estar muerto y surge todo lo demás.

-¿Sitúa la novela en Málaga?

-Cuando me pongo a escribir sobre una inspectora como es el caso de esta novela pido ayuda a la Policía Nacional para que me enseñen como trabajan tanto a nivel de investigación como de policía científica. Esa ayuda me la dan en la Comisaría Provincial de Málaga. Eso me genera un escenario que es la propia comisaría que me da mucho juego. Málaga es una ciudad tremendamente luminosa, pero esconde unas sombras que pasan inadvertidas para la población. Es el marco clave para desarrollar una novela negra.

-¿Cual es su fórmula para desarrollar la novela?

-En mi caso, siempre parto de los personajes. En este caso, parto de la escritora Abril Zondervan y luego ya voy construyendo el resto de los personajes de la trama.

-¿En qué está trabajando ahora?

-Estoy ahora en el diseño de los personajes de la próxima novela, que intuyo que no será policiaca. Voy a trabajar la parte dura y traumática de una chica de 17 años que se ha criado sin madre, y de repente siente la necesidad de explorar esa parte emocional que ella no ha vivido junto a un hombre que quiere dar la vuelta al mundo en moto. A día de hoy sigo jugando con los personajes.

-¿Qué le reporta la literatura?

-A día de hoy me dedico a escribir, dar talleres y conferencias. Escribir es una forma de vida para mi.

-Tengo entendido que lleva un número importante de tatuajes en su cuerpo. ¿Qué significado tienen esos tatuajes?

-Es algo muy personal, pero como al final los tatuajes son tan visuales pues la gente siempre tiene una opinión sobre ellos. Los mejores y peores momentos de mi vida los recuerdo con esos tatuajes en mi piel. De hecho, uno de los más grandes que llevo es un tintero y representa el día que estuve a punto de tirar la toalla con la escritura. Pasé unos días muy malos y al final me di cuenta que tenía miedo y eso me impedía luchar por mi sueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios