Cultura

Olallo Morales, un compositor almeriense amigo de Manuel de Falla

  • Nacido a finales del siglo XIX, este director de orquesta y profesor de música es un gran desconocido en su tierra

Comentarios 1

La Fundación Unicaja quiere reivindicar la figura del compositor almeriense Olallo Morales Wilksman, y por ello ha organizado para mañana viernes una conferencia donde se hablará de la figura de este profesor de música, desconocido en su tierra.

Morales Wilksma nació en Almería, el 15 de octubre de 1874 y murió en Talberg, Suecia, el 29 de abril de 1957. Compositor, director de orquesta y profesor de música. Se trasladó a Suecia a la edad de siete años, hizo sus estudios de escuela elementales en Goteborg y luego estudió piano y composición en el conservatorio de Estocolmo y en Berlin.

Además de crítico musical en tres medios de comunicación de Goteborg durante los años 1901-05, 1909-11y 1911-18, fue director de la Orquesta Sinfónica de esa ciudad desde 1905 a 1909. Desde 1917 a 1939 enseñó dirección de orquesta y otras disciplinas en el Conservatorio de Estocolmo, en el que adquirió el título de profesor en 1921.

Allí fue Secretario de la Academia de Música y se le hicieron numerosos encargos de composición de obras. Como director, interpretó obras en Escandinavia, Alemania y Suiza. Se casó con Clary Asplund (1876-1959). Olallo Morales contribuyó a que la música sueca alcanzase un grado de autonomía y personalidad a comienzos del siglo XX, una realidad que se venía forjando desde finales del XIX con la aparición gradual de gran actividad concertística, lo que proporcionó una plataforma para el desarrollo de un amplio rango de creatividad musical.

Se crearon las primeras orquestas sinfónicas y las primeras salas importantes de conciertos en Stockholm, Göteborg y Malmö. Todos estos acontecimientos musicales no dejaron de lado a Olallo, quien estuvo presente en ellos de manera directa.

A pesar de su educación nórdica, Morales no dejó nunca de sentirse español y almeriense. Su música para Bodas de Sangre, de García Lorca, que como es sabido, procede de un hecho real ocurrido en el Cortijo del Fraile, es una prueba de este arraigo. Morales fundó la Sociedad Sueco-Española. Prestó su apoyo a todos los artistas que venían de su lejana España. Ayudó con su consejo a que Benavente obtuviera el premio Nobel, traduciendo La Malquerida al sueco.

La amistad entre Falla y Morales debió nacer durante alguno de los viajes que Olallo hizo a Almería, desde donde la escapada a Granada para visitar al maestro Falla era obligada para todo artista andaluz. Gracias a su hija mayor, la pintora Mónica Morales Schildt, hoy se conocen algunas de las cartas de don Manuel a Olallo, de gran interés.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios