Cultura

Perceval, Pedro Gilabert y Celia Viñas hubieran cumplido 100 años en 2015

  • A lo largo del año se espera que se lleven a cabo actividades que recuerden su figura

El año 2015 vendrá marcado por el centenario del nacimiento del pintor Jesús de Perceval, la profesora y escritora Celia Viñas y el escultor arboleano, Pedro Gilabert. Tres figuras destacadas del arte y las letras que serán recordadas con algunos actos durante el año que comienza el jueves.

Jesús Pérez de Perceval, pintor y escultor almeriense nació el 17 de abril de 1915 y fallecido el 3 de octubre de 1985. Académico de la Real de Bellas Artes de San Fernando, Hijo Predilecto de la Ciudad de Almería.

Desde temprana edad fue hábil en el dibujo y la pintura. Estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Almería, matriculándose más tarde en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. En 1934 recibió la medalla de oro de la Exposición Regional de Andalucía celebrada ese año y dos años más tarde, en 1936, obtuvo el galardón homólogo en la Exposición Internacional de París.

Perceval sería una de las personalidades más activas y dinamizadoras del panorama cultural de la provincia almeriense durante la posguerra. A él se debe el nacimiento y desarrollo del movimiento indaliano, surgido en la década de los 40 a raíz de las tertulias mantenidas con otros artistas e intelectuales como Celia Viñas, Juan Cuadrado, José Gómez Abad, Miguel Cantón Checa o Capuleto.

Por su parte, Celia Viñas Olivella nació en Lérida el 16 de junio de 1915 y falleció en Almería el 21 de junio de 1954. Fue una autora española que escribió poesía infantil en español y catalán, con una obra breve pero considerada renovadora y clave en el panorama de la posguerra.

Viñas trabajó varios años como maestra en Almería, adonde llegó en 1943. A su llegada tras obtener la Cátedra de Lengua y Literatura con el número 1, habiendo elegido ella misma el destino de esa cátedra, se encontró con una ciudad provinciana, que sufría las consecuencias de la posguerra, sin universidad. En Almería se casó con el profesor Arturo Medina y vivió muy unida a sus habitantes hasta su muerte en 1954.

El escultor Pedro Gilabert Gallego nació en Arboleas el 24 de septiembre de 1915 y falleció el 6 de febrero de 2008. Hijo de campesinos y con una breve formación escolar, vivió los primeros años de su vida en Los Huevanillas dedicado a las labores propias de la agricultura y la ganadería. A los 15 años abandonó su tierra, como otros vecinos de la zona, en busca de trabajo.

Vivió en Madrid y Gerona donde trabajó como albañil. Participó en la Guerra Civil española y estuvo preso en los campos de concentración. En 1953 emigró a Argentina, donde trabajó 7 años como agricultor, y en 1960 a Francia, donde siguió ejerciendo de albañil y trabajó de fontanero.

En 1962, vuelve a su tierra natal, el Arroyo Aceituno, donde años después, ya a la edad de 63 años, comienza su obra escultórica. Su obra es tallada en madera, fundamentalmente de olivo, mediante sencillas herramientas de bricolaje. La mayor parte de su trabajo lo llevaba a cabo en un pequeño corral de su propiedad reconvertido en taller. Fue en este taller donde almacenaba su obra hasta que ésta se empieza a conocer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios