Cultura

Raphael lleva el delirio a sus fans y sale por la puerta grande en Almería

  • Acompañado por la OCAL ofreció más de dos horas de espectáculo, demostrando que es un artista eterno y que en Almería es muy querido

Raphael volvió a mostrar otra gran noche a todos los seguidores que se dieron cita en la Plaza de Toros. Raphael volvió a mostrar otra gran noche a todos los seguidores que se dieron cita en la Plaza de Toros.

Raphael volvió a mostrar otra gran noche a todos los seguidores que se dieron cita en la Plaza de Toros. / D.A.

Raphael es un fenómeno entre sus fans desde hace décadas. Por su portentosa voz, inquebrantable al desaliento. Por la teatralidad en la interpretación de cada uno de sus himnos. Por saber reinventarse, sin perder su esencia, como demuestra en Resinphónico, donde suma la música clásica y electrónica. Por su entrega y compromiso en cada concierto, el viernes más de dos horas incombustibles.

Y, sobre todo, por ser auténtico, un artistazo de los pies a la cabeza. El viernes lo volvió a reflejar, una vez más, en el concierto que enloqueció a sus seguidores de Almería, un público siempre fiel, que llenó a rebosar el coso de la Avenida de Vilches y no paró de piropear al cantante. Raphael salió una vez más por la puerta grande de su actuación en la ciudad de Almería, enmarcada en el Programa de Primavera del Área de Cultura del Ayuntamiento.

Es un idilio correspondido y ayer, en @Raphaelartista, nombre de su cuenta oficial en Twitter, el cantante agradecía tantas muestras de cariño escribiendo “Querida gente maravillosa de Almería, millones de gracias por tan espectacular noche. Inolvidable!!!! Gracias por vuestro entusiasmo con #REsinphonico!! Gracias por tantos años de éxito con vosotros. Volveré siempre. Para continuar con nuestra gran historia juntos. Palante!!”.

Cariñoso mensaje a un público entregado desde que apareció en el escenario, acompañado por la Orquesta Ciudad de Almería (OCAL), en esta ocasión dirigida por Rubén Díez. A lo largo de más de dos horas interpretó 32 canciones, todas reconocibles. Comenzó con una introducción de Yo soy aquel y fue sucediendo éxitos tales como Loco por cantar, Provocación, A que no te vas, Estar enamorado, Gracias a la vida, En carne viva, Qué sabe nadie, Escándalo… hasta rematar la faena con Como yo te amo.

Tras la introducción de la Orquesta Ciudad de Almería, apareció Raphael, de negro riguroso, sello de identidad personal, para afrontar, cuatro años después, la segunda parte de un sueño hecho realidad, interpretar sus canciones con una orquesta. Ya lo hizo con un gran éxito en Sinphónico y ahora repite en 2019, y de nuevo con la OCAL. En esta ocasión suma la música electrónica a la sinfónica, aportándole una nueva visión a sus temas de siempre.

Se trata de un artista que afronta cada canción como si estuviera viviendo en ese momento la historia que se cuenta en las letras, y en cada estrofa enamora a su fiel público. Apoteósico.

Durante las más de dos horas, Raphael apenas sale del foco, quizás simplemente para escuchar más retirado los aplausos del público. Afronta el concierto siempre con la máxima intensidad, y levantando al público de sus asientos cada tres o cuatro canciones con los aplausos.

A su lado, la Orquesta Ciudad de Almería demostraba, una vez más, la calidad musical que atesora, orgullo de todos los almerienses, que puso el nivel muy alto para las agrupaciones musicales que acompañen al artista en otras ciudades. Un concierto mágico, en el que Raphael se apoyó en una gran pantalla. Fue increíble una vez más Raphael.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios