Cultura

Raúl Moreno prepara ‘Crónicas de Sol Rojo: Un viejo colt Dragoon’

  • En marcha una campaña de verkami para publicar la primera novela gráfica del dibujante

Raúl Moreno, dibujante de cómics almeriense. Raúl Moreno, dibujante de cómics almeriense.

Raúl Moreno, dibujante de cómics almeriense.

Raúl Moreno, dibujante de cómics almeriense ha iniciado una campaña en Verkami para editar su primera novela gráfica, Crónicas de Sol Rojo: Un viejo Colt Dragoon. Si la Segunda Guerra Mundial no hubiera terminado tal y como se sabe, si el Eje y los Aliados hubieran utilizado potentes armas atómicas hasta la aniquilación. Entonces, ese paraje yermo e inhóspito, sembrado de cadáveres, sería el hogar del Sargento Steiner.

Soldado, desertor, forajido, mercenario, hombre de ley, las aventuras que vivirá el protagonista, el Sargento Steiner, le llevarán a recorrer todo el ancho mundo de Sol Rojo, desde los peligrosos desiertos del norte de África, las devastadas ciudades centroeuropeas o las frías tierras de Groenlandia.

Raúl Moreno, como buen aficionado al western, en esta obra realiza un personal homenaje al género de autor, muy especialmente a las películas que durante los años 60 y 70 se rodaron en la provincia de Almería, donde ha nacido. Así, estos cómics se han planteado, desde su concepción, como si fueran el guión de un proyecto cinematográfico que fuera a rodarse en los decorados naturales que quedaron inmortalizados en los denominados Spaghetti westerns, tales como el Desierto de Tabernas, el Cortijo del Fraile, las Minas de Rodalquilar, las Dunas de Cabo de Gata.

No solo ahí se quedan las referencias. Leone, Sergio Corbucci, Peckinpah, Ford, Hawks, Eastwood, Hathaway, Tarantino… todos ellos aparecen homenajeados, de alguna u otra forma, en la obra. Una obra que, por supuesto, debe ser leída escuchando a Ennio Morricone

El dinero recaudado se destinará fundamentalmente a la edición del cómic y su envío a todos  los mecenas del proyecto. Todo esto conlleva una serie de gastos por maquetación, diseño de la edición, impresión, recompensas extra, etc. La edición de la obra correrá a cargo de la Editorial Soldesol.

El autor principal es Raúl Moreno García al frente de su The Dirty Poncho Studio, un ilustrador dibujante de cómics almeriense, gran amante del cine de género. En su ya dilatada carrera ha publicado varios cómics institucionales de corte histórico para la difusión de la cultura hispano-árabe de la provincia de Almería, el cómic 1936: la batalla de Lopera de la Editorial Carmona en Viñetas, las obras colectivas de ilustración TBO4JAPAN de la Editorial Dibbuks y Tribute to Juan Giménez de Atila Merino y diferentes fanzines y revistas de cómic almerienses. Próximamente saldrá a la venta el libro infantil El, el elefante que quería volar, con textos de Sergio Montesdeoca e ilustraciones de Raúl Moreno.

No obstante, esta obra no podría verse realizada sin la ayuda de la Asociación la Duna, longeva asociación almeriense dedicada a la divulgación y creación de cómics. El apoyo de autores como Javi Sánchez, Alejandro Ortega, Rafa Amat, José González o Jorge J. Alonso ha sido un pilar fundamental para que esta obra llegue a buen puerto.

La Asociación Diablo con Víctor Cara y Santiago Girón al frente. Suyo es el mérito de tener el Festicómic de El Ejido estos últimos años y la creación de la Colección Diablo en la Editorial SoldeSol.

El último engranaje necesario en esta maquinaria dedicada a la creación de este cómic es la editorial Soldesol de Sol Ravassa. El prestigio y la trayectoria conseguida en estos años que lleva la editorial en marcha son garantía de una edición exquisita que hará las delicias de todos los lectores.

La campaña se lleva a cabo entre febrero y marzo de este año. Hasta agosto se dibujará, coloreará y rotularán las 64 páginas que forman el cómic y dibujar las ilustraciones que se ofrecerán como recompensas a los mecenas.

En septiembre se revisará y se corregirán los textos. En octubre se diseñará, maquetará y revisará la maqueta al completo. En noviembre se llegarán a imprimir hasta 200 tomos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios