Cultura

Recuperado un plano de Almería de 1842 que fue robado en Madrid

  • ‘Amigos de la Alcazaba’ entregará a sus propietarios este plano histórico en la capital de España

María Teresa Pérez y Francisco Verdegay dando a conocer los detalles de la recuperación del plano. María Teresa Pérez y Francisco Verdegay dando a conocer los detalles de la recuperación del plano.

María Teresa Pérez y Francisco Verdegay dando a conocer los detalles de la recuperación del plano. / D.A.

La Asociación Amigos de la Alcazaba, tras una investigación y denuncia devolverá un plano de Almería de 1842, que fue robado del Archivo General Militar de Madrid, a sus legítimos dueños. La presidenta de la Asociación, María Teresa Pérez, acompañada por el vicepresidente, Francisco Verdegay, su secretario Carlos Samaniego, y otros representantes de la junta directiva, dio ayer a conocer la rocambolesca historia de una ‘aventura’ que comenzó el pasado mes de marzo.

“El historiador y académico Valeriano Sánchez Ramos descubre en un anticuario de Madrid un plano de “Almería – 1845”, del que no había noticia, por tanto un documento de suma importancia para la ciudad y su patrimonio. Frente a las distintas opciones que se plantea, finalmente elige a Amigos de la Alcazaba para comunicar el hallazgo, porque sabe de su labor en la defensa del patrimonio almeriense y porque tiene la seguridad del buen destino que le dará a su adquisición”.

De esta forma, el vicepresidente de Amigos de la Alcazaba acaba adquiriendo el documento por un precio de 1.850 euros. En este momento comienza el proceso de investigación entre los propios Francisco Verdegay, María Teresa Pérez y Juan Miguel y Félix Expósito y Juan José Tonda, y con él llegan las primeras sorpresas.

El plano muestra a la ciudad, 9 años después de ser nombrada capital de la recién constituida provincia de Almería y 13 años antes del derribo de las murallas, antes de su transformación burguesa. “Es un plano de características militares porque hace hincapié en las lagunas defensivas que tenía”, explican desde la Asociación.

La comparación con un plano de Fernando de Guillamas de 1842 que sólo se conocía a través de una reproducción del mismo incluida en la obra “Almería piedra a piedra” del Padre Tapia y de una foto que él mismo llevó para el Archivo Municipal de Almería, lleva a la conclusión de que, aunque no lo parezca, se trata del mismo plano. “Pero ¿Cómo podía ser, si dicho plano pertenecía al Archivo Histórico Militar de Madrid? Puestos en contacto con el Archivo, constatamos que el mencionado plano se encontraba en situación de “no localizable”, de manera que los indicios se confirmaban: estábamos ante el plano original de Almería de 1842 de Fernando Guillamas”.

Una vez presentada la correspondiente denuncia a la Unidad de Medio Ambiente del Cuerpo Nacional de Policía y la Brigada de Patrimonio de Madrid, en la reconstrucción del proceso, Amigos de la Alcazaba comprueba que contra el plano se habían cometido tres delitos. En primer lugar el robo del Archivo General Militar de Madrid en fecha indeterminada, puesto que el robo no había sido denunciado. En segundo, para eliminar el rastro de la procedencia del plano, los falsificadores procedieron a varias operaciones para ocultar su verdadero origen y procedencia, modificando su apariencia, lo que constituye el segundo delito: cortaron la leyenda que tenía en la parte derecha en la que constaba el autor (Fernando Guillamas) y la fecha (6 de mayo de 1842) y eliminaron el sello de la propiedad militar (entonces el Depósito General Topográfico de Ingenieros) y, por último, colocaron una cartela en la parte inferior izquierda en la que no se incluía el autor y se falsificaba la fecha (1845). El tercer delito viene con la venta del plano en el circuito “legal” de comercialización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios