Cultura

Ana María Romero Yebra será este jueves la invitada al IX Velorio Poético en Clasijazz

  • La música del velorio correrá a cargo de Luis Paniagua, pionero de las Nuevas Músicas

Ana María Romero Yebra.

Ana María Romero Yebra.

Poetas del Sur Almería organiza un nuevo Velorio, el LX Velorio Poético, que tiene lugar mañana, 1 de diciembre, en Clasijazz a partir de las 20 horas.

En esta ocasión comienzan los velorios con interesantes novedades y una poeta invitada: Ana María Romero Yebra. Igualmente, intervendrán los poetas, Fernando Labordeta Blanco, Sara Harb, Baldomero Ortíz Hernández y Lorena Fernández Puertas. La sección, ¿Quién es el autor?, correrá a cargo de la escritora, Mariángeles Martín Gallegos, y la música a cargo de Luis Paniagua, pionero de las Nuevas Músicas, World Music y Música Espiritual. También habrá exposición y venta de libros.

Los ya célebres Velorios Poéticos de Almería, cuentan con la inestimable colaboración de Alonso de Molina, Diego Alonso Cánovas, Perfecto Herrera, Carmen Baeza Lores, Antonio Almécija Molina, Domingo Cañadas Hernández, Fernando Barrionuevo, María Lago Núñez, Pablo Mazuecos, Mariángeles Lonardi, Fran Peñate, María Cazorla, Miguel Arranz, Alberto Herrera y Chelo Milán.

Ana María Romero Yebra nació en Madrid el 23 de octubre de 1945. Estudió Magisterio y ha ejercido como maestra en Almería desde 1981. Aficionada a las artes plásticas, realizó varios cursos de Pintura y Cerámica en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. Ha colaborado en diversos medios de comunicación y en numerosas actividades culturales, como talleres de pintura y cerámica, de poesía, sesiones de animación a la lectura y recitales. También ha sido ponente en numerosas ocasiones en congresos y jornadas de literatura infantil.

Fue presidenta del Ateneo de Almería desde 1994 hasta 1999, siendo la primera mujer que ocupaba dicho cargo en un ateneo nacional. Además de autora de literatura infantil (su primer libro, Hormiguita negra, se editó en 1989), ha escrito varios poemarios para adultos, el primero de ellos en 1984, bajo el título Entero para mí, y al que siguieron Isla de Bretema, Cantos de arcilla, Horario de la hondura, Mirando escaparates (con el que obtuvo el Premio de la Diputación Provincial de Guadalajara en 1994) y El llanto de Penélope, entre otros.

Tampoco olvida en su producción la poesía para niños, un tipo de poesía lúdica y amena con la que presentar fácilmente el mundo lírico a los más pequeños. Ha publicado más de sesenta libros a lo largo de su carrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios